null: nullpx
Obama en Cuba

El presidente Barack Obama llega a Cuba en una histórica visita

A bordo del Air Force One, el presidente llegó al Aeropuerto Internacional José Martí a las 4:20 de esta tarde.
20 Mar 2016 – 4:16 PM EDT



El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aterrizó este domingo a las 4:20 de la tarde (hora local) en el aeropuerto internacional “José Martí” de La Habana y a bordo del Air Force One, para iniciar una histórica visita de tres días a la isla.

Se trata del primer viaje a Cuba de un mandatario de Estados Unidos en funciones en 88 años, desde la llegada del presidente Calvin Coolidge en 1928, a bordo de un buque de guerra.

Obama, su esposa Michelle y sus hijas Malia y Sasha fueron recibidas al pie del avión por el canciller Bruno Rodríguez y otros funcionarios cubanos que participaron en las negociaciones que llevaron al deshielo de las relaciones en diciembre de 2015.

La primera dama recibió un ramo de flores blancas.

En sus primeras declaraciones en La Habana, Obama destacó el carácter "histórico" de su visita aunque considera que es solo "un primer paso" en la nueva relación entre ambos países.

Obama se reunió con el personal de la Embajada de EEUU en Cuba y sus familias, entre ellos niños, y expresó su deseo de que cuando éstos crezcan "vean como algo natural que un presidente de Estados Unidos esté en Cuba".


En ese encuentro, que se celebró en un hotel de La Habana, Obama fue recibido con aplausos por los diplomáticos y "staff" de la Embajada, a quienes se dirigió en español con un "¿cómo andan?" y agradeció tanto su trabajo como el del encargado de negocios de la legación, Jeffrey DeLaurentis.

"Los embajadores más importantes de Estados Unidos en el mundo son ustedes", dijo el presidente al personal de la Embajada norteamericana, reabierta el 20 de julio de 2015, fecha del restablecimiento diplomático entre ambos países.

Obama resaltó la labor de tres cubanos que han trabajado en la Embajada de Estados Unidos en Cuba durante décadas: un guardia, un chofer y un empleado del departamento de visas. Ellos dijeron que personas como ellas unen a los cubanos y a los estadounidenses. Antes de que Estados Unidos reabriera la Embajada, sólo tenía una oficina de sección de intereses.

El encuentro con los funcionarios se celebró en el salón del hotel donde se aloja gran parte de la comitiva oficial que acompaña a Obama, ya que la lluvia impidió hacer ese acto en la Embajada al aire libre como estaba previsto.


Como parte de su recorrido por la Vieja Habana, la familia Obama visitó la catedral bajo una fuerte lluvia, todos cubriéndose con paraguas negros. La primera dama Michelle Obama sostuvo la mano de su madre cuando caminaban cuidadosamente sobre las piedras resbaladizas en la plaza frente a la iglesia.

Cientos de personas que se reunieron en la plaza aplaudieron y gritaban el nombre del presidente Barack Obama mientras la familia avanzaba hacia la catedral. El mandatario estadounidense se detuvo durante unos cuantos minutos saludando a algunos de los presentes antes de entrar al recinto.


Hacia la hora de la cena, el presidente y su familia visitaron un "paladar", como se conoce a los pequeños restaurantes particulares que han comenzado a florecer en los últimos años en la isla socialista. El lugar que eligieron los Obama se llama San Cristóbal, especializado en comida cubana con elementos españoles, que atiende principalmente a turistas extranjeros.

El presidente Obama tiene programado dentro de sus actividades un encuentro con disidentes y líderes de la población civil, a primera hora de este lunes, donde se espera que intercambien ideas sobre el respeto a los derechos fundamentales de los cubanos, así como su inclusión en acuerdos comerciales.

El martes, último día de su estancia en La Habana, Obama acudirá a un partido amistoso de béisbol entre los Tampa Bay Rays y el Equipo Nacional de Cuba que se celebrará en el Estadio Latinoamericano.

LEA TAMBIÉN:


Más contenido de tu interés