null: nullpx
Obama en Cuba

Por qué la normalización con Cuba incomoda a algunos en Puerto Rico

El mensaje que recibió Cuba del presidente Obama resume lo que muchos en Puerto Rico han soñado por años.
25 Mar 2016 – 4:49 PM EDT

Por Melvin Félix @mj_felix

El mensaje que recibió Cuba esta semana del presidente Obama resume lo que muchos en Puerto Rico han soñado por años.
Durante su breve visita a Cuba, Obama elogió a los cubanos por su soberanía; declaró que Estados Unidos "quiere ser su socio" en negocios económicos; e hizo llorar a la madre cubana de una joven en Florida cuando describió "la esperanza del regreso" de quienes han huido de la isla.

Se trata de tres temas que inquietan a otra isla caribeña: Puerto Rico, que en 1898 se convirtió en un territorio de Estados Unidos.

La isla ha tenido por más de un siglo una soberanía limitada, que para algunos tiene tinte de colonialismo; se encuentra hoy en día al borde de la quiebra y buscando socios que le ayuden a resucitar su economía; y en los útlimos cinco años ha sufrido el mayor éxodo poblacional que se haya registrado en medio siglo.



Estas realidades han llevado a algunos boricuas a resentir la visita de Obama a Cuba.

"El restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba ha tenido una prioridad más alta en la agenda de política exterior de la administración Obama que la solución de la crisis fiscal de Puerto Rico, considerada un asunto de política nacional para Estados Unidos", apunta el antropólogo Jorge Duany, un cubano criado en Puerto Rico que hoy dirige el Instituto de Estudios Cubanos de Florida International University (FIU).
Según Duany, la normalización con Cuba ha sido una prioridad de política exterior para Obama por dos razones: porque podría contribuir a mejorar las relaciones de Estados Unidos con el resto de América Latina y el Caribe, y porque responde a "una creciente presión de parte de la opinión pública y los grupos de cabildeo empresarial".



Durante su histórica rueda de prensa junto al gobernante cubano Raúl Castro, Obama declaró, "Cuba es soberana, y está en lo correcto al estar orgulloso de ello, y el futuro de Cuba será decidido por los cubanos, y no por cualquier otra persona".

En cambio, en el caso de Puerto Rico, Estados Unidos reivindica lo contrario.
Este jueves, el diario The New York Times reportó que los republicanos de la Cámara de Representantes en Washington buscarán establecer en Puerto Rico una junta de control externa que podría manejar las finanzas de la isla.

"De un pájaro las dos alas"

Un famoso poema de la puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió declaró que “Cuba y Puerto Rico son de un pájaro las dos alas”, enfatizando los lazos históricos entre las dos islas.

Pero, "a partir de 1898, los destinos de los dos países han seguido caminos dispares", explicó Duany a Univision Noticias.

Cuba se independizó en 1902, y en 1959 rompió lazos con EEUU tras la revolución liderada por Fidel Castro. Mientras tanto, Puerto Rico tuvo intentos fallidos de independencia, y sigue siendo hoy un territorio estadounidense.
Esta semana, la caricaturista boricua Rangely García se inspiró en el verso de Rodríguez de Tió para criticar la visita de Obama a Cuba.


García dibujó al Tío Sam admirando un ave y su ala pintada con la bandera de Cuba. "¡Wow, mira esta ala en particular! ¡Debemos defender su derecho de volar libremente!", exclama el estadounidense, mientras ignora la otra ala del ave, herida y pintada con la bandera de Puerto Rico.

García explicó a Univision Noticias lo que quiso decir con la imagen: "La caricatura critica el discurso de Estados Unidos, que propone una libertad política para Cuba en cuanto a tomar sus propias decisiones, y cómo este discurso contrasta con las propias acciones de Estados Unidos en relación a la colonización de Puerto Rico".

Por su parte, Julio Ricardo Varela, el fundador del portal Latino Rebels, resumió el sentimiento esta semana en el podcast In The Thick con María Hinojosa: "Me siento un poco triste por mi patria, porque de repente Cuba es el nuevo baile, la nueva cita, y el pequeño Puerto Rico está en una esquina sintiéndose perdido".

Lea nuestro especial: Puerto Rico en emergencia

Más contenido de tu interés