null: nullpx
Obama en Cuba

"Los tiempos están cambiando", dicen los Rolling Stones en La Habana

Mick Jagger, cantante de la banda, dijo a sus fanáticos en La Habana que los "tiempos están cambiando".
26 Mar 2016 – 11:52 AM EDT

Por David Adams @dadams7308 desde La Habana, Cuba

Casi 50 años después de que los Rolling Stones grabaran el sencilo "Jumpin' Jack Flash", la banda británica inauguró su histórico concierto de este viernes en La Habana con el hit de principios de 1968.
La canción, que lleva la letra "It's all right now", fue un buen arranque para este evento gratuito y al aire libre en un complejo deportivo, al que asistieron cientos de miles de aficionados.


Los cubanos habían esperado décadas por un concierto de esta magnitud, en parte porque el rock fue prohibido hasta 1980 por el gobierno de Cuba, que lo consideraba una "desviación ideológica".

Con la siguiente canción, la banda generó empatía con el público al ritmo de "Es sólo rock ' n Roll (But I Like It )".

Muchos en la multitud, en su mayoría nacidos luego de que los Stones alcanzaran la fama, estaban muy concientes de la importancia de lo que vivían esa tarde. Estaban seguros de que participaban en un concierto de rock que será recordado entre los más grandes conciertos de la historia musical.

El evento cerró una extraordinaria semana en Cuba, que también vio llegar a Barack Obama como el primer presidente estadounidense que visitaba la isla comunista.

"Hay muchos mensajes en la música hoy", dijo Lileana Díaz, una asistente de teatro de 30 años. "Es como un regalo para nuestros padres y abuelos a quienes no se les permitió escuchar esta música. Nosotros, los jóvenes cubanos no hemos vivido lo que ellos vivieron. Esto es para ellos".

En una tarde fresca con una luna casi llena, Mick Jagger, el cantante de la banda, enérgico como nunca a sus 72 años, llevó a los fans en un viaje por el tiempo a través de sus canciones.

Pero entre las 18 piezas, Jagger soltó algunos comentarios en español para el disfrute de sus fans.

"Aquí estamos, finalmente. Estamos seguros de que ésta será una noche inolvidable", dijo antes de cantar Tumbling Dice, un éxito de 1972.


Tiempos de cambio

Más tarde, en una clara referencia política, Jagger dijo: "En años atrás era dificil escuchar nuestra música en Cuba. Siento que los tiempos están cambiando".


Fotos: Los Rolling Stones sacuden a Cuba

Loading
Cargando galería

La multitud se mantuvo ordenada ante el comentario. Algunos bailaban, otros ondeaban las banderas británica y cubana, unos más tomaban fotos y videos con sus teléfonos.

Si bien no hay una estimación oficial de cuántos asistieron el concierto, los medios estatales hablan de medio millón de personas que podrían haber estado en el estadio deportivo.

"Esto es maravilloso. Son tan buenos como cuando eran jóvenes", dijo Alfredo Arias, de 69 años de edad, un fumigador del Ministerio de Salud, quien elevó sus brazos al aire haciendo la "V" de "victoria" con los dedos de ambas manos.

"Escuché a los Rolling Stones toda la vida, incluso cuando estaba prohibido. Hemos luchado por este día", añadió. Arias espera que se abran las puertas de la isla a otras bandas. "¡Mick, te amo!", gritó mientras Jagger repetía "(I Can not Get No) Satisfaction", una pieza de 1965.

"Es mágico", opinó de su parte Amaury Pérez, un famoso cantautor cubano de 62 años, quien contó que la última vez que había visto a la banda británica había sido en España, cuando era joven, en 1976. "¿Cómo pude haber imaginado que 40 años más tarde todavía se iban a presentar y que iba a estar vivo para presenciarlo, aquí en mi Habana?".

Varios funcionarios cubanos, además de celebridades extranjeras –entre ellos el actor Richard Gere– asistieron al concierto. También lo hizo Abel Prieto, asesor del mandatario de Cuba, Raúl Castro.

Pérez dijo que había escuchado rumores de que U2 y Paul McCartney podrían ser los próximos conciertos en La Habana, en una muestra de la reducción de las sanciones económicas de Estados Unidos, así como de las barreras culturales.

La visita de Obama y los Rolling Stones son vistas por muchos cubanos y observadores extranjeros como un cambio importante en las relaciones de Cuba con el resto del mundo.

Apertura a la cultura occidental

"Es parte de la apertura de Cuba", dijo el embajador británico en la isla caribeña, Tim Cole, a la prensa a su llegada al concierto. "Ellos (los cubanos) están menos aislados, ahora son más parte del mundo del rock and roll y del mundo en general".

"Quieren demostrar que pueden acoger grandes bandas y que están abiertos a la cultura occidental", agregó Cole.

Bailando entre la multitud también estaba el cantante estadounidense Jimmy Buffett, quien dijo estar preparando un concierto en Cuba para los próximos meses. "Viviendo en Key West (Florida) he estado tan cerca durante tanto tiempo, pero tan lejos".

Para Buffet, la nueva política de Obama hacia Cuba es "buena para ambas partes".

El concierto de los Rolling Stones en La Habana fue también un atractivo para los aficionados de todo el mundo.


"Esto es totalmente nuevo. Es muy especial. Yo quería estar en ese número", dijo Allison Elsee, una abogada criminalista de Nueva Orleans que, con 57 años, asegura que el de este viernes fue su concierto 103 de los Stones desde 1975.

"Como estadounidense no fue fácil llegar aquí a causa de nuestras restricciones de viaje", dijo, lo que la obligó a utilizar como puente a Cancún, México. "No conocí mucho La Habana, pero volveré", prometió.

Un hombre de 70 años de edad, capitán del Ministerio del Interior cubano, asistió al concierto vestido de uniforme. "Tenía que estar aquí para presenciar esto", dijo, negándose a dar su nombre aunque, añadiendo, trabajó en el sector turístico, donde un número de empresas estatales son administradas por militares de Cuba.

Sobre la prohibición del rock en Cuba, explicó que "nunca tuvimos nada en contra de su música, pero hay que recordar que en ese momento nos estábamos defendiendo de la agresión extranjera", en referencia a los esfuerzos de la Guerra Fría y de Estados Unidos para lograr cambio de régimen en Cuba.

También tuvo palabras cálidas para Obama, aunque dijo que su discurso del martes al pueblo de Cuba contenía "un lenguaje ambiguo" que no dejó claro el verdadero objetivo de la nueva política estadounidense con Cuba.

"Él ha hecho algunas cosas buenas, pero podía hacer más", opinó el oficial, en una referencia a las cinco décadas de embargo económico contra Cuba.

Consultado por un periodista sobre cómo se sintió con la visita de Obama y los Rolling Stones, contestó: "Siempre hemos estado contentos. Desde el triunfo de la Revolución Cubana (1959) hemos estado contentos".

Lea también:

Más contenido de tu interés