El ataque de sicarios vestidos de mariachi puede ser una venganza entre narcos

Las autoridades están investigando el incidente ocurrido en la Plaza de Garibaldi, en la capital mexicana, y creen que se trató un enfrentamiento entre los carteles rivales La Unión Tepito y la Anti-Unión.
17 Sep 2018 – 2:29 PM EDT

El viernes por la noche, en una de las plazas más emblemáticas y visitadas de la Ciudad de México, varios sicarios sacaron sus armas y comenzaron a disparar a bocajarro. Después, se montaron en tres motocicletas y huyeron, según relató la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJCDMX).

Atrás dejaron el suelo lleno de sangre, más de 60 casquillos y once personas alcanzadas, cinco de las cuales murieron, entre ellos una extranjera.

Este suceso vuelve a poner el foco en la creciente violencia en la capital mexicana, algo que las autoridades han tratado de negar constantemente. Sin embargo, según el conteo realizado por el Semáforo Delictivo, el número de homicidios en la ciudad ha aumentado un 12% en el primer semestre de este año, en comparación con los datos del mismo periodo del 2017.

Entre los fallecidos en el tiroteo, al menos dos tenían tenían antecedentes penales y los hospitalizados se encuentran "en calidad de detenidos", según informó el diario mexicano Excelsior , mientras se avanza en la investigación.

El control de la venta de droga

Una de las líneas de investigación de la PGJCDMX apunta a que el tiroteo estaba dirigido a acabar con la vida de Sergio Flores Concha, conocido como 'El Tortas', quien es el líder del cartel de la Fuerza Anti-Union.

Según fuentes cercanas a la pesquisa, citadas por el periódico El Universal, los sicarios abrieron fuego en la conocida plaza, en un local ubicado en el cruce de República de Honduras y Callejón de la Amargura, porque habían recibido la información de que "en ese momento 'El Tortas' estaba en ese sitio".

Las autoridades sopesan que lo sucedido es fruto de la rivalidad por el control de la droga en esa zona de la capital entre los grupos de La Unión Tepito, que está dirigido por Roberto Moyado Esparza, y la Anti-Unión, al frente de la cual está 'El Tortas', quien salió hace unas semanas de la cárcel.

El periodista Héctor de Mauleón explicó en una columna que el mercado en esta plaza está controlado por Araceli Ramírez García, viuda de Víctor Jesús de Barajas, el "encargado" de la venta de estupefacientes en Garibaldi y líder de Fuerza Anti-Unión.

Segun Mauleón, Araceli abrió un negocio en la zona desde donde operaban. El negocio estaba controlado las 24 horas: desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la tarde, bajo la vigilancia de Araceli; las otras 12 horas, las más "calientes", estaban supervisadas por 'Chucho', el brazo derecho de Barajas.

El periodista, citando un testigo, afirma que cuando comenzaron las ráfagas de balas se oyó gritar: "¡Por todo lo que debes, hijo de la chingada!". Araceli fue herida en el abdomen, mientras que 'Chucho' recibió un impacto en el cráneo.

El objetivo último del ataque no sería otro que 'El Tortas', que sin embargo habría logrado escapar.

Larga rivalidad

Esta no sería la primera vez que estos dos grupos se enfrentan por imponerse en la capital. Así, por ejemplo, el 24 de mayo se encontró un cadáver en el barrio de Tepito. Apareció en un contenedor de basura y con señales de tortura. El muerto fue identificado como Gerardo N, de 46 años, y presuntamente formaba parte de la Unión Tepito.

El enfrentamiento escaló el pasado 9 de junio cuando asesinaron a 'El Pulga', número dos de la misma banda criminal. Según Excelsior, había entrado en prisión en 2007, 2008, 2011 y 2013. Además, se cree que era el jefe de sicarios de 'El Betito', líder de la Unión y quien es señalado como el asesino de Francisco Javier Hernández, 'Pancho Cayagua', el fundador de esta organización criminal.

Publicidad