null: nullpx
Atentado terrorista

Quién era Mohsen Fakhrizadeh, 'el cerebro detrás del proyecto nuclear iraní' asesinado en un atentado

El nombre del científico iraní asesinado este viernes fue por mucho tiempo desconocido en Occidente. Un reporte de Israel, dado a conocer en 2018, lo señaló como la cabeza detrás del desarrollo de una bomba nuclear.
27 Nov 2020 – 02:48 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Mohsen Fakhrizadeh vivía amenazado. Este viernes, el que algunos autores han mencionado como el último de los agentes secretos del Ayatola no se pudo salvar, fue asesinado en un camino rural cerca de la ciudad de Absard, en la región de Damavand, Irán.

Hasta 2018, el nombre de Mohsen Fakhrizadeh era prácticamente desconocido para la opinión pública de Occidente.


En abril de ese año, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se presentó ante la prensa en una base militar de Tel-Aviv para dar a conocer una serie de documentos que probaban que Irán había mentido sobre la reducción de su programa nuclear.

Se trató de 55,000 páginas y 183 discos compactos que mostraban, según dijo el premier, que Irán tenía desde hace años "un programa nuclear secreto", llamado Proyecto Amad. "Ahora podemos demostrar que este era un programa completo para diseñar, construir y probar armas nucleares”, dijo.

En los documentos del Proyecto Amad aparecía un nombre que, hasta entonces, únicamente los servicios de inteligencia estadounidenses y organismos especializados parecían tener bajo la lupa: Mohsen Fakhrizadeh.


Entre los organismos que seguían la pista de Fakhrizadeh se encontraba el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, quien lo señaló como partícipe en actividades nucleares o relacionadas con misiles balísticos.

Así lo muestra la resolución 1747, dada a conocer en el año 2007 por el consejo. En él se asegura que el científico ejecutivo del ministerio de Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas iraní y exjefe del Centro de Desarrollo Físico de Irán ( PHRC en inglés) había sido requerido por el Organismo Internacional de Energía Atómica para entrevistarlo sobre sus actividades en el PHRC durante el período que lo encabezó, pero Irán se opuso.

En marzo de 2008, el diario británico The Times retomó el nombre de Fakhrizadeh en sus páginas y lo identificaron, gracias a un documento filtrado, como “un oficial de alto rango de la Guardia Revolucionaria Iraní” quien se había convertido en “ el padre del programa nuclear de su país y que tenía como objetivo producir una ojiva capaz de devastar cualquier ciudad en el Medio Oriente”.

“Aparentemente un profesor de física en la Universidad Imam Hussein de Teherán, Mohsen Fakhrizadeh-Mahabadi es visto como el equivalente iraní de A Q Khan, el científico que lideró la carrera de armas nucleares de Pakistán con la India”, señaló el Times en aquel momento.

El rostro de Fakhrizadeh se pudo conocer durante la presentación de Netanyahu en 2018 en Tel-Aviv. En un proyector, se mostró una fotografía pixeleada del científico iraní nacido en 1961, de cuya vida personal se sabe muy poco.


Frente a la imagen, el primer ministro israelí sostuvo que una parte del plan nuclear de Irán, diseñado por Fakhrizadeh, consistía en crear organizaciones secundarias que distrajeran las inspecciones nucleares internacionales. "Así es como el doctor Mohsen Fakhrizadeh, jefe del Proyecto Amad lo mencionó. Recuerden aquel nombre, Fakhrizadeh", insistió el premier, quien ha sido parte activa de la disputa entre Irán e Israel por el armamento nuclear.

A partir de entonces, el científico, identificado este viernes por el gobierno iraní tras su asesinato como “director de la Organización de Investigación e Innovación del Ministerio de Defensa de Irán”, fue puesto bajo el escrutinio de la comunidad internacional.

Un periodista israelí especializado en temas de seguridad de nombre Ronen Bergman identificó en su libro Rise and Kill First: The Secret History of Israel’s Targeted Assassinations (Anda y mata primero: la historia secreta de los asesinatos selectivos de Israel) a Fakhrizadeh como uno de los siete agentes secretos de los ayatolas y mencionó que su oficina en el campus universitario donde trabajaba “está rodeada por cámaras y las visitas definitivamente prohibidas”.

Entre 2010 y 2018, asegura Bergman en su libro, seis de esos agentes secretos, entre científicos nucleares y funcionarios, han sido asesinados. Solo faltaba Fakhrizadeh, quien se había salvado gracias a los fuertes dispositivos de seguridad bajo los que se movía, hasta este vierens, cuando su auto negro fue atacado por un grupo armado en un camino de la ciudad rural de Absard.

El ministro de Exteriores de Irán, Javad Zarif, indicó este viernes, tras conocerse la noticia, que Israel podría estar detrás de este y otros asesinatos selectivos a científicos del programa nuclear iraní.

"Los terroristas asesinaron hoy a un eminente científico iraní. Esta cobardía, con serios indicios del papel de Israel, muestra un belicismo desesperado de los perpetradores", escribió Zarif en su cuenta de Twitter. "Irán pide a la comunidad internacional, y especialmente a la UE, que ponga fin a su vergonzoso doble rasero y condene este acto de terror estatal", agregó.

El asesinato de Fakhrizadeh se produce la víspera del décimo aniversario de la muerte de otro científico nuclear, Majid Shahriari, con coche bomba. En aquella ocasión Irán también culpó al Mosad, la inteligencia israelí, del atentado.

Ve también:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés