null: nullpx
Relaciones Internacionales

Nuevo choque entre EEUU-Irán: Washington trató bloquear la liberación de un petrolero, pero la justicia se lo impide

El barco iraní Grace 1 estaba detenido desde hace varias semanas por la marina británica y Estados Unidos pidió que no se liberara. Sin embargo, una corte en Gibraltar decidió lo contrario.
15 Ago 2019 – 10:52 AM EDT

Estados Unidos solicitó el jueves mantener un barco petrolero iraní retenido desde hace un mes en Gibraltar (territorio británico situado al sur de España), pero su petición no se cumplió luego que una corte decidiera que fuera liberado. Este nuevo episodio se suma a la tensión que viven los dos países en los últimos meses.

Washington lanzó en la noche de este miércoles una demanda de asistencia judicial para que el navío, retenido en el Peñón desde el pasado 4 de julio, permaneciera retenido en las aguas del Mediterráneo, explicaron autoridades de Gibraltar.

"El Departamento de Justicia estadounidense ha solicitado el embargo del 'Grace 1' alegando una serie de motivos que están siendo examinados", señaló un portavoz del gobierno.

Generalmente, este tipo de demandas judiciales consisten en solicitar al tribunal de un país que aplique la decisión de otro órgano judicial extranjero. La actual orden de detención del barco expiraba este sábado y, sin la intervención de Washington, el barco se habría marchado.


Pero la justicia de Gibraltar no tuvo en cuenta la petición de Washington y decidió liberar al navío, si bien no está claro cuándo zarpará.

Barco capturado

El petrolero Grace 1, que transporta 2,1 millones de barriles de petróleo iraní, fue capturado el 4 de julio por la policía de Gibraltar y fuerzas británicas, ante la sospecha de que dirigía su cargamento a Siria, lo que violaría el embargo occidental contra el régimen sirio de Bashar al Asad.

Irán, que niega las acusaciones y califica el hecho de "piratería", capturó a su vez un petrolero británico, el Stena Impero, el 19 de julio en el estratégico estrecho de Ormuz, supuestamente por no respetar el "código marítimo internacional".

Estos hechos han tensado los vínculos diplomáticon entre Teherán y Londres.

Pero las cosas parecían llegar a un punto de acuerdo este miércoles luego de que un alto funcionario portuario iraní, Jalil Eslami, indicara el martes que Gran Bretaña se había mostrado dispuesta a resolver el problema.


Todavía no se habían dado a conocer más detalles sobre los motivos de la solicitud del Departamento de Justicia estadounidense, que no pudo ser contactado para obtener comentarios.

El periódico Gibraltar Chronicle, que fue el primero en dar la noticia, dijo que el presidente del tribunal, Anthony Dudley, dejó claro que de no haber sido por la petición de Estados Unidos, "el barco habría zarpado".

Aunque tanto Reino Unido como Irán niegan que planearan proceder con el intercambio de los barcos, la idea más extendida es que el petrolero de bandera británica no será liberado hasta que Gibraltar no permita la partida del barco iraní.

Hay analistas que indican que Irán estaba utilizando la detención del Stena Impero como represalia por la situación del Grace 1 en Gibraltar.

En fotos: las protestas contra la visita del presidente Trump a Corea del Sur

Loading
Cargando galería
Publicidad