null: nullpx
Irán

Irán niega implicación en los ataques que han interrumpido casi la mitad de la exportación de petróleo saudita

El canciller iraní calificó las acusaciones de Pompeo de “máximo engaño”. Se estima que los ataques de este sábado, reivindicados por los hutíes, interrumpieron un estimado de 5.7 millones de barriles de la oferta de crudo diaria de Arabia Saudita.
15 Sep 2019 – 9:32 AM EDT

Irán rechazó este domingo las acusaciones del secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo sobre la implicación de la nación persa en los ataques de los rebeldes hutíes este sábado contra dos instalaciones petroleras claves de Arabia Saudita.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní Javad Zarif desestimó las declaraciones de Pompeo, a las cuales calificó de “máximo engaño”.

“Habiéndole fallado la "máxima presión" @SecPompeo está recurriendo al "máximo engaño". Estados Unidos y sus aliados están atrapados en Yemen debido a la ilusión de que la superioridad armamentística conducirá a la victoria militar”, escribió Zarif en Twitter.

“Culpar a Irán no terminará con el desastre. Aceptar nuestra propuesta de abril de 2015 para terminar la guerra y comenzar las conversaciones puede que sí”, añadió.

Los ataques con drones del sábado, reivindicados por los rebeldes hutíes de Yemen, han incidido directamente en el suministro mundial de petróleo y según The Wall Street Journal, lograron interrumpir casi la mitad de la exportación de crudo saudita diaria.

Expertos aseguran que la interrupción de la planta procesadora Abqaiq puede tener un impacto considerable pues será muy difícil poder reponer en los próximos días la cantidad de petróleo ligero que se procesa en ella aunque los saudíes han anunciado que para el lunes la planta debería estar trabajando en toda su capacidad.

Según las autoridades, los ataques interrumpieron un estimado de 5.7 millones de barriles de la oferta diaria de crudo saudita, pero aseguraron que las reservas del reino podrían reponerlos. La cantidad que Arabia Saudita ha visto reducida por los ataques equivale a cerca del 5% de la producción diaria mundial.

Al mismo tiempo, el ataque cuestiona la seguridad de esta planta procesadora, que ha sido catalogada como “las más importante del mundo”, lo cual pone en tela de juicio la oferta pública inicial de la estatal Aramco, que pretende vender acciones de la planta como parte del plan Visión 2030 del príncipe heredero Mohammed Bin Salman, para reducir la dependencia del petróleo del reino saudita.

Pompeo dijo que Irán había lanzado "un ataque sin precedentes contra el suministro mundial de petróleo", aunque no ofreció ninguna evidencia o información específica.

"Teherán está detrás de casi 100 ataques contra Arabia Saudita, mientras que Rouhani (presidente de Irán ) y Zarif (el canciller) fingen participar en la diplomacia. En medio de todos los llamados a la reducción de la escalada, Irán ha lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo. No hay evidencia de que los ataques vinieran de Yemen", escribió el secretario de Estado.

También pidió una acción de parte de otros países: "Hacemos un llamado a todas las naciones para que condenen pública e inequívocamente los ataques de Irán. Estados Unidos trabajará con nuestros socios y aliados para garantizar que los mercados de energía se mantengan bien abastecidos y que Irán sea responsable de su agresión", dijo Pompeo.

Al ser fin de semana, los mercados permanecen cerrados, pero se estima que para este lunes pueda haber un impacto en los precios mundiales de la energía en general.

Pero además de los precios, estos ataques también incrementan las tensiones en la región, en plena escalada de una crisis entre Estados Unidos e Irán, que empezó con la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear y ha continuado con sanciones y sabotajes.


Los rebeldes hutíes son parte de una compleja dinámica regional en el Medio Oriente y cuentan con el apoyo de Irán, mientras que los sauditas, aliados de Estados Unidos y el principal rival de Teherán por la supremacía en la región, encabezan una coalición que lucha contra los rebeldes en Yemen para restaurar el antiguo gobierno aliado en ese país.

Según el sitio web de Al-Masirah, un canal de noticias satelital dirigido por los hutíes, el portavoz de ese grupo armado, Yahya Saree, prometió más ataques si las fuerzas de la coalición saudita no se retiran de Yemen y ponen punto final a la guerra, un conflicto que se ha convertido en la peor crisis humanitaria del mundo.

Las dramáticas imágenes de un ataque contra un autobús escolar en Yemen que deja decenas de niños muertos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:IránPetróleoArabia SaudíAtaquesYemen
Publicidad