null: nullpx
Muertes

El caso de dos adolescentes y un embarazo no deseado que terminó en un sangriento crimen

"Tomé acción (...) Le quité la vida", dijo Aaron Romeo Trejo, de 16 años, a la Policía según la declaración jurada de los oficiales. Sin embargo, este martes dio su declaración de 'no culpable' ante el juez.
11 Dic 2018 – 5:01 PM EST

Un adolescente de 16 años fue acusado de haber matado a una compañera de clase que estaba embarazada de él. Según la declaración jurada del caso, Aaron Romeo Trejo confesó haber matado a puñaladas a Breana Rouhselang, de 17 años, este fin de semana en Mishawaka, Indiana.

Este martes, sin embargo, Trejo se presentó a su audiencia ante el juez en donde ha presentado una declaración preliminar de no culpabilidad, informó la agencia AP. El juzgado del condado de St. Joseph también negó la fianza al joven mientras que la familia del acusado dijo que contrataría a un abogado privado.

El sangriento y fatal episodio ocurrió en la noche del sábado 8 de diciembre cuando Trejo, un jugador de fútbol americano de Mishawaka High School, y Rouhselang, una porrista del equipo, se habían reunido para hablar sobre el embarazo.

La madre de Rouhselang se despertó alrededor de la 01:00 am del domingo y se preocupó al no ver a su hija en casa. Indica la declaración jurada de la investigación que la mujer se dirigió a la casa de Trejo a varias cuadras de distancia para preguntar dónde estaba su hija, pero él le dijo que Breana no se presentó a hablar con él en el callejón detrás de su casa.


Según indican los documentos, Rouhselang fue reportada como desaparecida por sus padres el domingo por alrededor de las 4:30 am hora local.

Su madre le dijo a la policía que la adolescente estaba embarazada de seis meses y que había quedado en hablar con el padre de su hijo alrededor de las 11 pm del sábado.


Trejo mató a la joven a puñaladas con un cuchillo que tenía en su casa, según los datos de la autopsia. Luego, desechó su cuerpo en un contenedor cerca de su casa según un documento de acusación presentado en el Tribunal Superior del Condado de St. Joseph.

Mientras tanto, la búsqueda de la madre de Rouhselang continuaba entre contactos a la policía y a sus amigos.

Los investigadores fueron a hablar con Trejo porque suponían que pudo haber sido la última persona en ver o hablar con Breana Rouhselang pero él les reiteró que ella no se presentó a hablar con él, según el documento judicial.

La policía le ordenó a Trejo que enviara un mensaje a Rouhselang pero puso excusas sobre su plan telefónico.

Los oficiales examinaron el callejón detrás de la casa de Rouhselang, y encontraron un gorro con manchas de sangre. Un poco más allá ubicaron el cuerpo de Rouhselang dentro del contenedor de basura de un negocio.

Los documentos indican que la cabeza y la parte superior del cuerpo de la joven estaban parcialmente cubiertos con una bolsa de plástico negra.

"Tomé medidas (...) le quité la vida"

Trejo y sus padres fueron llevados para un interrogatorio. El adolescente dijo que por primera vez en meses se acercó a ella para ver "cómo marchaba el embarazo", que ambos habían quedado en encontrarse pero que ella no estaba cuando él llegó. Dijo a la Policía que esperó unos minutos y luego se fue a su casa porque Rouhselang no le respondía los mensajes.

Trejo declaró que "ni él ni Breana querían tener el bebé", según el documento judicial.


Luego le informaron al joven que la evidencia física iba a contradecir su versión. Trejo contó luego que ambos habían peleado en torno al embarazo. "Breana esperó demasiado (para contarme del embarazo)", dijo en referencia a que eso resultó una complicación en la posible decisión de realizar un aborto.

Los documentos dicen que Trejo admitió haber apuñalado a Rouhselang en el corazón con un cuchillo que trajo de casa. "Tomé medidas (...) le quité la vida", dijo supuestamente Trejo a la policía, según la declaración jurada.

El adolescente además dijo según el documento de las autoridades que tras tirar el cuerpo de la joven en el basurero, lanzó a un río cercano el teléfono celular de ella y del cuchillo con el que la mató.

Admitió también que planeó durante días matar a la joven y que salió de su casa con la bolsa negra que usó para cubrir el cuerpo sabiendo que la usaría para eso.

Además de las puñaladas, la autopsia indicó que Rouhselang tenía una bufanda atada alrededor de su garganta "con tanta fuerza que se estaba produciendo un estrangulamiento" previo a la muerte.

La muerte fue catalogada como homicidio y Trejo sería juzgado como adulto y no como un menos bajo la ley estatal.

Además del crimen de la joven, Trejo está acusado por el asesinato del feto ( feticidio) o causar el aborto, según el documento judicial. Se encuentra detenido sin derecho a fianza.

Las 5 muertes trágicas de niños que conmocionaron a la comunidad en California

Loading
Cargando galería
Publicidad