null: nullpx
Muertes

El paso de Fidel Castro por México antes de la Revolución cubana

La rebelión cubana en el Granma zarpó de Tuxpan, Veracruz, la madrugada del 25 de noviembre de 1956.
26 Nov 2016 – 4:20 AM EST

Fidel Castro Ruz salió de La Habana en julio de 1955 a bordo de un avión de dos motores, que él mismo describió como "lechero" porque iba haciendo escalas en todos los aeropuertos. Tocó tierra mexicana por primera vez en Mérida, luego siguió a Campeche y después a Veracruz.

“Era la primera vez que visitaba México, lo conocía por los libros, por la historia, por la revolución y sentía simpatía. Claro, no conocía a nadie allí, de modo que me encaminé a un mundo nuevo desde un punto de vista humano”, según relató el propio Fidel en su libro autobiográfico 'Fidel Castro Ruz, guerrillero del tiempo'.

El destino al que Fidel debía llegar era la Ciudad de México, donde su hermano Raúl y otros compañeros ya lo esperaban en la casa de María Antonia González, una cubana cuyo hermano murió torturado por personal del dictador Fulgencio Batista.

El líder revolucionario aseguró después que en México encontró a una población con un fuerte sentimiento patriótico y una hostilidad hacia Estados Unidos mucho mayor que en Cuba.

Fue en la casa de María Antonia, en la calle Amparan 49 de la colonia Tabacalera, donde conoció a Ernesto 'Che' Guevara.

Después de pocos días de estar en la capital y observar a la población, tuvo claro que en la mente de los mexicanos no estaban los problemas de Cuba, por lo que no le quedó más remedio que modificar sus planes. Inicialmente pensaban recaudar dinero para la expedición de regreso a Cuba con la ayuda de la población, pero fue imposible: no había recursos humanos ni económicos.


Entre los obstáculos que se presentaron durante su estancia en México para preparar su regreso a la isla, la misión más difícil fue conseguir armas. Solo obtuvieron un arma automática por lo que adaptaron miras telescópicas a rifles de caza.

Castro y Guevara fueron aprehendidos en la Ciudad de México el 20 de junio de 1956 por policías preventivos. De acuerdo con documentos a los que tuvo acceso Milenio, en su declaración Castro confesó que fue detenido cuando caminaba armado en la calle luego de asistir a una reunión donde había ingerido ron.

En sus declaraciones al Ministerio Público, Fidel negó tener ideología comunista; Ernesto sí se declaró miembro activo de Movimiento 26 de Julio.


Muere Fidel Castro: las nueve décadas de su vida en imágenes

Loading
Cargando galería

Junto con sus hombres entrenaron en zonas montañosas similares a la Sierra Maestra, en Cuba. Uno de los campamentos fue el campo Los Gamitos, después lo hicieron en una finca al norte de Tuxpan, Veracruz, y luego alquilaron el Rancho Santa Rosa en Chalco, Estado de México.

En su libro autobiográfico, Fidel cuenta que les encantaban los tacos callejeros y las corridas de toros, incluso asegura que Raúl quiso aprender a torear.

El mexicano Antonio del Conde fue quien le vendió a Castro el Granma; era un vendedor de armas en la Ciudad de México. Un día Fidel entró a su tienda y le pidió ayuda para conseguir arsenal y un navío para lograr la liberación de Cuba, él aceptó y reparó el yate que fue construido para ocho personas, pero que al final zarpó de Tuxpan con 82 hombres a bordo, la madrugada del 25 de noviembre de 1956.

El 2 de diciembre la embarcación llegó al manglar de Los cayuelos, en Niquero, Cuba.

Este viernes 25 de noviembre, el líder cubano falleció a los 90 años de edad. El gobernante cubano Raúl Castro anunció en la televisión estatal el fallecimiento de su hermano.



Publicidad