null: nullpx
Militares

El Pentágono retrasa el ingreso de personas transgénero en las Fuerzas Armadas hasta 2018

Estaba previsto que a partir del 1 de julio las personas transgénero pudieran ingresar a filas. El retraso, según el Pentágono, se deba a falta de acuerdo entre los cuerpos que forman las Fuerzas Armadas. En este periodo se “revisarán los planes" de acceso.
1 Jul 2017 – 5:42 AM EDT

El Pentágono anunció a última hora del viernes que aplaza al menos seis meses el reclutamiento de personas transgénero para servir en la Fuerzas Armadas estadounidenses, que estaba previsto que comenzara este 1 de julio.

El secretario de Defensa, Jim Mattis, aprobó "una recomendación para retrasar el acceso de personas transgénero hasta el 1 de enero de 2018", informó en un comunicado la portavoz del Pentágono Dana White.

En este periodo los distintos cuerpos de las Fuerzas Armadas "revisarán los planes de adhesión y proporcionarán información sobre el impacto en la preparación y el poder letal de nuestras fuerzas", agregó.

Hace un año, Ashton Carter, último secretario de Defensa del gobierno de Barack Obama, anunció que se había decidido abrir las puertas al reclutamiento de personas transgénero y la administración dio de plazo hasta el 1 de julio de 2017 para permitir el alistamiento y el ingreso de aspirantes a oficiales.

Sin embargo, el proceso se ha ido retrasando y, según indicó la portavoz del Pentágono la semana pasada, no hay unanimidad entre las diferentes armas (Ejército, Fuerza Aérea, Armada e Infantería de Marina) sobre la hoja de ruta a seguir para su ingreso.

El aplazamiento anunciado no afecta a los transexuales que ya se encuentran sirviendo en las Fuerzas Armadas, militares que declararon su orientación sexual después de su entrada en la milicia y que hasta el año pasado podían ser expulsados si revelaban su orientación sexual.

El Pentágono calcula que actualmente hay entre 2,500 y 7,000 personas transgénero entre los 1,3 millones de uniformados activos, informa AFP.

"La realidad es que tenemos a transexuales sirviendo en uniforme hoy en día. Los estadounidenses quieren servir y la profesión de las armas debe estar abierta a todos. Debemos tener acceso al 100 % de la población", argumentó Carter cuando anunció la medida.

Solo unos meses antes el Pentágono aprobó abrir todos los puestos en unidades de combate a las mujeres, incluidas las de elite y los marines, de las que hasta entonces estaban excluidas.

El primer paso hacia el fin de la discriminación por orientación sexual en las Fuerzas Armadas se dio en septiembre de 2011 cuando el Congreso, a instancias de una resolución judicial, canceló la política "Don't ask, don't tell" (No preguntes, no cuentes), implementada bajo el Gobierno del demócrata Bill Clinton (1993-2001).

Este norma prohibía a quienes "mostrasen propensión o intenciones de perpetrar actos homosexuales" servir en las Fuerzas Armadas estadounidenses, lo que según sus críticos dio lugar a una cultura de delación entre compañeros y miedo a ser descubiertos.


En fotos: Irak lanza una gran operación militar por aire y tierra contra ISIS para recuperar Mosul

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés