null: nullpx
Tormentas y Huracanes

Tormenta otoñal causa estragos y deja a más de 500,000 clientes sin electricidad en el noreste del país

Los fuertes vientos del 'ciclón bomba' cubre una zona donde viven más de 63 millones de personas. Más de medio millón de clientes se han quedado sin servicio de energía eléctrica. Las rafagas de viento han superado en algunas zonas las 100 mph.
17 Oct 2019 – 5:13 PM EDT

Más de 500,000 hogares se han quedado sin electricidad según la página PowerOuters.us debido al fenómeno meteorológico conocido como ' ciclón bomba', que ha afectado la mayor parte del noreste de Estados Unidos con fuertes vientos.

Los estados de Nueva York, Connecticut, Massachusetts, Rhode Island y New Hampshire han sido los territorios más afectados por el fenómeno climatológico que se ha caracterizado por fuertes vientos y bajas temperaturas.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) ha informado que el ciclón podría perdurar hasta el fin de semana.

El ciclón bomba provocado vientos tan fuertes como los de una tormenta tropical que hasta la tarde de este jueves se encuentra estacionado al sur de Nueva Inglaterra.

En Massachusetts se registraron ráfagas de viento de más de 100 millas por hora donde más de 200,000 clientes se quedaron sin servicio eléctrico desde la noche del miércoles.

En Provincetown, Massachusetts, ubicado en la punta del Cabo Cod, los vientos superaron las 90 mph, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (NWS). Además de árboles, postes y cables caídos, las escuelas cancelaron clases y 38,000 clientes de la empresa Eversourse se quedaron a oscuras.

El ' ciclón bomba' ha sido comparado con la fuerza de un huracán de categoría 2 según Dave Hennen, meteorólogo de la cadena CNN.

Boston también recibió la furia de los vientos, en algunos casos de hasta 70 mph. Los registros indican que la lluvia superó las 4 pulgadas en tan solo dos horas. Medios locales han reportado que los servicios de trenes como Amtrak han tenido retrasos durante este jueves.

El aeropuerto de La Guardia en Nueva York, los vuelos fueron retrasados por cerca de dos horas y la noche del miércoles el cuarto juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de béisbol entre los Yankees y los Astros fue cancelado.

Un incendio destruyó tres casas debido a los fuertes vientos que propagaron el fuego en el condado de Suffolk, en Nueva York, informó la agencia AP.

Los fuertes vientos han cubierto una zona donde viven más de 63 millones de personas en 14 estados desde los Apalaches en Carolina del Norte hasta el sur del estado de Maine. Cerca de una cuarta parte de esta entidad se mantiene sin energía eléctrica pero la cifra podría aumentar en las próximas horas. Números del Central Maine Power señalan que por lo menos 180,000 clientes no cuentan con los servicios en ese estado.

La compañía de energía ha pedido paciencia a sus clientes a través de su cuenta de Twitter y ha respondido que las cuadrillas están tratando de restablecer el servicio eléctrico de la manera más rápida posible.

Una de las condiciones de un 'ciclón bomba' es la caída de la presión barométrica que llega a por lo menos 24 milibares. La noche del miércoles la presión llego a caer de entre 30 a 35 en algunas regiones afectadas por la tormenta.

En Connecticut y New Hampshire se han reportado más de 40,000 apagones, por lo que decenas de distritos escolares decidieron cancelar clases este jueves. El diario USA Today informó que en Somers, Connecticut, existen más de 20 lugares donde se han reportado árboles y cables caídos.

En Chester, Pennsylvania, tres personas murieron y ocho más han resultado heridas en un accidente automovilístico, según el reporte de la policía del estado que señala que pudo haber sido causado por la tormenta.

El NWS ha mencionado que la lluvia durará lo que resta del día jueves.

En el Aeropuerto Internacional de Logan en Boston han sido cancelados más de 70 vuelos según ha informado el portal FlightAware.com aunque se esperan más retrasos y cancelaciones durante este fin de semana.

Durante la madrugada de este jueves en la cima del Monte Washington en New Hampshire fueron registradas las ráfagas más rápidas de hasta 125 mph.


Una nueva tormenta

El NHC emitió una advertencia de la formación de una nueva tormenta tropical en el suroeste del Golfo de México. La alerta incluye el sureste de Louisiana y las costas desde la frontera de Alabama y Mississippi hasta la zona de Big Bend en Florida.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) ha informado que el actual sistema de baja presión puede alcanzar mayor fuerza este jueves, mientras se dirige al norte a una velocidad de 8 millas por hora (13 km/h) y con vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora.



Estas son algunas recomendaciones sobre cómo debes conducir en tiempos lluviosos

Loading
Cargando galería
Publicidad