Las mujeres contratacan: lo que comenzó como una marcha, hoy es la fuerza política más importante del país

La de hace un año no fue una protesta aislada, sino la creación de un movimiento comunitario que este fin de semana ha vuelto a demostrar su poder. El sábado las mujeres protagonizaron nuevamente protestas multitudinarias y este domingo realizan un evento que promueve su elección en cargos públicos. ¿Qué cambió en un año? Lo analizamos.
Publicado 21 Ene 2018 – 9:49 AM EST | Actualizado 23 Ene 2018 – 1:03 PM EST

LAS VEGAS, Nevada.- La indignación no las derrumbó, las movilizó. En el primer día de gobierno de Donald Trump, millones de mujeres tomaron las calles vistiendo gorros rosas para enviar un mensaje claro y contundente: estaban listan para oponer toda la resistencia necesaria a las acciones de su administración. Este fin de semana han vuelto a salir masivamente, no solo en Estados Unidos sino en otras partes del mundo.

Las acciones demuestran que la Marcha de las Mujeres se ha transformado en algo mucho más poderoso que una simple manifestación. Hoy es posible asegurar que se trata de un movimiento que está trabajando para lograr un cambio.

El primer aniversario, que se conmemora este domingo 21 con un evento en Las Vegas bautizado como "Power to the polls", es también una celebración: este año más mujeres que nunca en la historia se han postulado y han ganado cargos de elección popular en el país. Han alzado sus voces con el acoso sexual y los abusos de toda índole. Han pedido trato y pago igualitario, que DACA siga viguente, que se respeten sus derechos reproductivos. Se han plantado en contra de la discriminación y se han activado en defensa de los inmigrantes y otras minorías.

Para la cineasta Paola Mendoza, directora artística de la Marcha de las Mujeres, el año comenzó con un llamado a la acción directa y a "resistir", pero también representó un cambio cultural. "No creo que haya sido una casualidad que el año empezara con la protesta más grande de la historia del mundo moderno y terminara con la manifestación más grande de internet con la campaña #Metoo. 2017 comenzó y terminó con noticias lideradas por mujeres".

Ahora las organizadoras quieren mantener el impulso y no perder el foco. Este fin de semana marca el comienzo de un nuevo esfuerzo para elegir a más mujeres y candidatos progresistas en puestos públicos e incentivar a un número récord de votantes a participar en las próximas elecciones de medio término el próximo mes de noviembre.

Líderes de la resistencia

El 21 de enero de 2017 un total de cinco millones de personas, mujeres y hombres también, salieron a las calles del mundo para protagonizar lo que se convertiría en la protesta más masiva de la historia mundial. La manifestación central en Washington DC congregó a tres veces más personas que la toma de posesión de Trump y no quedó allí. En palabras de Cindi Leive, exeditora de la revista Glamour y autora de una compilación publicada a un año de la marcha: " Fue solo la cerilla que encendió la enorme llama de la que hoy somos testigos".

"Una de las cosas que las organizadoras de la marcha supieron hacer bien fue negarse a convertir esta protesta en un asunto de una sola causa", expresó Leive el pasado viernes en el programa de MSNBC, Morning Joe. "Había mucha gente que insistía en que debía centrarse en los derechos reproductivos o el pago igualitario, pero ellas lo ampliaron para que también incluyera causas de justicia social y ambiental, entre muchas otras", explicó.

“Todo lo que esperábamos que pasara, en términos de la agenda de Trump, pasó", dijo en conversación con Univision Noticias Jessica González-Rojas, directora ejecutiva del National Latina Institute for Reproductive Health. "Lo que hizo esa marcha fue preparar a una comunidad para que estuviera lista para enfrentarlo". Y es que, según ella, "La Marcha de las Mujeres comprobó que nuestras luchas están interconectadas y eso ha sido muy poderoso".

Pocos días después, cuando Trump firmó una orden ejecutiva que prohibía los viajes de personas provenientes de siete países con mayoría musulmana, decenas de miles de manifestantes acudieron de forma espontánea a los aeropuertos de EEUU para protestar en contra de la decisión. Abogados, mujeres sobre todo, ofrecieron su tiempo y servicio para proteger en las cortes a todos aquellos viajeros que resultaron afectados. "Nadie organizó esas protestas en los aeropuertos. Eso solo ocurrió", explicó Mendoza.

En el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, las organizadoras de la Marcha de las Mujeres lideraron la convocatoria de la protesta "Un día sin mujeres", haciendo un llamado para que no acudieran a sus trabajos, evitaran hacer compras y se vistieran de rojo para mostrar solidaridad.

Y durante los meses siguientes, mientras el Congreso debatía la reforma sanitaria y los republicanos buscaban hundir el Affordable Care Act (conocido como Obamacare) y los servicios de salud reproductiva que trajo consigo, las mujeres dirigieron protestas en todo el país, algunas de ellas incluso vestidas como si fueran criadas de The Handmaid’s Tale, la historia distópica de la escritora Margaret Atwood en la que las mujeres son despojadas de sus derechos y libertades reproductivas y su única función es procrear.

Las mujeres no solo son electas, también eligen candidatos

Desde noviembre de 2016, 26,000 mujeres han contactado a la organización Emily's List para comunicar que quieren postularse a cargos políticos. Un número muy llamativo especialmente si se compara con las 920 mujeres que participaron en el ciclo de elecciones de 2015 y 2016.

Pero no solo eso. En Virginia, las mujeres jugaron un rol crucial en las elecciones de gobernador. El demócrata Ralph Northam ganó a las mujeres por 22 puntos, más de los 17 puntos de ventaja que consiguió Hillary Clinton el año pasado. El 91% de las afroamericanas votó por Northam, mientras que solo el 32% de las mujeres blancas lo hizo.

Las mujeres también ayudaron a que el demócrata Doug Jones consiguiera una victoria en Alabama que no había elegido a un senador demócrata desde 1994. Un impresionante 98% de las afroamericanas votó por Jones, mientras que la mayoría de las blancas apoyó a Moore, quien fue acusado de abusar sexualmente a adolescentes hace una década.


Ahora el objetivo de las organizadoras de la Marcha de las Mujeres es pasar de las protestas a las urnas. El evento "Power to the Polls" marca el inicio del nuevo foco del movimiento: transformar la molestia y la indignación en victorias progresistas durante las elecciones de medio término en 2018. La campaña se enfocará en registrar a nuevos votantes y movilizar a los ya existentes, sobre todo en aquellos estados péndulo.

#MeToo / "Se acabó el tiempo"

2017 finalizó con un reconocimiento sin precedentes de los acosos y abusos sexuales... una vez más liderado por mujeres.

Tras las sorprendentes acusaciones en contra del productor de Hollywood Harvey Weinstein documentadas por The New York Times y New Yorker a principios de octubre, la actriz Alyssa Milano urgió a los usuarios de redes sociales que habían experimentado abusos que compartieran sus historias usando la etiqueta #MeToo.

Rápidamente se volvió viral y propició una conversación nacional e internacional sobre el acoso sexual. Eso creó un ambiente en el que finalmente los culpables sufren consecuencias. Durante semanas pareció que la lista de hombres que estaban siendo expuestos crecía diariamente: desde el Capitolio, hasta Hollywood o Silicon Valley.

Tarana Burke, una sobreviviente de abuso sexual comenzó con el movimiento 'Me Too' en 2006, fue reconocida por la revista Time este diciembre por haber roto el silencio y junto a otras mujeres fue nombrada persona del año 2017. Los esfuerzos de ese movimiento también han impactado áreas en donde las mujeres no solían tener voz.

El año terminó con el lanzamiento de Time's Up (Se acabó el tiempo), una coalición de 300 mujeres de Hollywood –actrices, directoras, productoras, escritoras, agentes y ejecutivas del entretenimiento, quienes también crearon un fondo de defensa legal de 13 millones de dólares para todas aquellas mujeres y hombres que hayan experimentado acoso sexual o abuso laboral.

En los Globos de Oro celebrados el 7 de enero de este año, el negro opacó el usual brillo de los premios en protesta por los abusos sexuales sistemáticos en Hollywood y otros lugares. Y varias estrellas llevaron a activistas feministas de acompañantes. Burke, quien es la directora ejecutiva de la organización sin fines de lucro Girls for Gender Equit y, acudió del brazo de la actriz Michelle Williams.

En fotos: La Marcha de las Mujeres llega a las principales ciudades de EEUU impulsada por el movimiento #MeToo

Loading
Cargando galería