El voto de las mujeres negras que cambió las elecciones en Alabama

El apoyo de la comunidad afroamericana fue clave para que el demócrata Doug Jones lograra un escaño en el Senado en representación del estado de Alabama.
13 Dic 2017 – 5:09 PM EST

BIRMINGHAM, Alabama.- LaShundra Pinkard andaba de compras el martes en la mañana cuando escuchó a un cliente conversando con un cajero de Walmart; hablaban sobre la elección especial de ese día, entre el republicano Roy Moore y el demócrata Doug Jones.

El cliente era un joven negro de treinta-y-tantos años. Explicaba que no tenía planes de votar ya que, aunque lo había hecho en el pasado, su voto nada había cambiado.

Fue entonces que Pinkard, de 38 años y residente de Trussville (en las afueras de Birmingham), decidió unirse al intercambio. Había pasado los últimos meses haciendo campaña para Jones, realizando llamadas, golpeando puertas y participando en conversaciones casuales como esta. Se había enfocado en acercarse a la comunidad negra y escuchar sus expectativas y frustaciones. Al final conversó con el hombre por 45 minutos.

“Terminé teniendo una larga conversación con él sobre la importancia de votar”, contó Pinkard, que trabaja en una firma de consultoría. “No era un asunto de Jones versus Moore. Solo le di información sobre la importancia de votar. ¿Y sabes qué? Ese joven acudió a las urnas y votó”.

El apoyo de electores negros fue una de las claves en el inesperado desenlace de la contienda especial del martes, en la que el demócrata Jones salió victorioso en una batalla cuesta arriba contra su rival republicano, quien había sido acusado de acosar sexualmente a jóvenes adolescentes. Jones es el primer demócrata en resultar electo como senador de Alabama en los últimos 25 años.

Encuestas señalan que la histórica victoria de Jones fue resultado del voto de las mujeres negras que le apoyaron, pues el 98% de ellas votaron por él, según encuestas a boca de urna realizadas por CNN. (En comparación, Jones recibió el apoyo de 92% de los hombres negros, 32% de las mujeres blancas y 23% de los hombres blancos.)

El voto negro fue vital en una contienda decidida por cerca de 20,000 votos (o el 1.5%), en un estado donde las mujeres negras conforman el 17% de los electores y los hombres negros son el 11%.

“Nosotras, como mujeres afroamericanas, tenemos muy claros nuestros valores”, aseguró Pinkard. “Mostramos nuestro orgullo como mujeres de familia, como madres, como integrantes de la comunidad. Nos damos cita (a las urnas) porque entendemos qué es lo importante”.

La votación en Alabama por género y raza
El sorpresivo triunfo del demócrata Doug Jones se debió en gran medida a la movilización de los votantes negros, quienes participaron casi en niveles similares a los de la reelección de Barack Obama en 2014.
El voto write-in parece haberle quitado apoyo al republicano Roy Moore.
Hombres
Mujeres
FUENTE: Edison Research

Historia en la comunidad negra

Aunque gran parte de la atención sobre la campaña se enfocó en el republicano Moore y las acusaciones en su contra, los votantes negros del estado sintieron afinidad por la plataforma del demócrata Jones y por su historia con la comunidad afroamericana.

Como fiscal de distrito en el norte de Alabama, por ejemplo, Jones logró acusar en el año 2000 a dos supremacistas blancos que planificaron en 1963 un atentado con una bomba en una iglesia en Birmingham, que causó la muerte de cuatro niñas negras.

Ese atentado contra la Iglesia Bautista de la Calle 16 sirvió como un importante catalizador del movimiento para la igualdad racial en Estados Unidos y ayudó a empujar la eventual aprobación de la ley federal de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe la discriminación racial. Pero pasaron largos años antes de que los miembros del Ku Klux Klan que perpetraron el ataque llegaran a enfrentar consecuencias.

Jones logró condenar a los dos atacantes en 2001 y 2002, entablando en el proceso una amistad estrecha con los familiares de las víctimas.

Una de ellas es Lisa McNair, de 53 años, la hermana de la menor de las niñas fallecidas. McNair estuvo presente en la fiesta de victoria de Jones en Birmingham.

“Los negros estamos cansados del racismo aquí", dijo este martes. "No somos los mismos de los años 60. Hemos conseguido victorias importantes, especialmente con la elección del presidente Barack Obama. Nos sentimos empoderados. También vemos que si no lo estamos, personas como presidente actual resultan electas. Debemos mantenernos comprometidos".

También le dio crédito a su campaña, a pesar de la falta de una infraestructura sólida en Alabama. "Quienes trabajaron con Doug lo hicieron de forma increíble. Llegaron a todas las áreas. Trabajaron ridículamente duro. Llegaron a casa esquina del estado", dijo.

Moore molestó a mucho votantes negros pocos días antes de la elección cuando le preguntaron cuál período de la historia estadounidense era genial (great), una referencia al slogan de Trump "Make America Great Again". Moore contestó: "Creo que era genial cuando las familias estaban unidas –y aunque teníamos la esclavitud– ellos se cuidaban entre ellos. Nuestras familias eran sólidas, nuestro país tenía un rumbo". Un comentario que muchos interpretaron como una defensa.

'Todos estaban entusiasmados'

Líderes afroamericanos aseguran que Jones atrajo votos de su comunidad haciendo campaña a favor de asuntos que les afectan, como el acceso a servicios de salud, trabajos y educación.

“Cuando Doug vino a visitar a la comunidad afroamericana, visitó nuestras iglesias, nuestros restaurantes”, aseguró Audri Scott Williams, una activista negra que se postulará al Congreso en 2018. “Todo el mundo sabía quién era Doug Jones y todos estaban muy entusiasmados”.

El demócrata visitó iglesias afroamericanas durante varios domingos antes de la elección especial. En la ciudad de Selma –histórica por una serie de marchas que lideraron desde allí varios líderes nacionales de los derechos civiles en la década de los 60– Jones visitó iglesias junto a la congresista afroamericana Terri Sewell.

El lunes antes de la elección, el candidato se dio cita en Martha’s, un famoso restaurante en Montgomery que frecuentan los afroamericanos.

Este martes, los votantes negros llegaron ininterrumpidamente a las urnas del precinto de Legion Field en Birmingham. Allí una trabajadora afroamericana llamada Twana Dunagan, de 56 años, aseguró que el entusiasmo que veía entre los votantes le acordaba a la elección del presidente Barack Obama en 2008.

“Creo que esta elección será muy buena para Doug Jones”, predijo Dunagan varias horas antes de que cerrara la votación, al ver cómo desfilaban los votantes negros a las urnas.

Medio siglo después de que líderes como Martin Luther King Jr. marcharan en las calles de Alabama para luchar por su derecho al voto, el estado continúa marcado por una innegable desigualdad racial.

Los votantes negros del estado apenas obtuvieron el derecho pleno al sufragio a fines de la década de los 60, gracias a una ley federal que prohibió las barreras al voto como exámenes de alfabetismo e impuestos de urnas.


“Alguien pagó un gran precio para que yo pudiera venir a votar”, aseguró Linda Ellington, una mujer afroamericana de 50 años que trabaja en una iglesia en la ciudad de Birmingham y fue a las urnas este martes.

“Hubo gente (durante la lucha por derechos civiles) a quienes les atacaron con mangueras de presión. Hubo gente a quienes les atacaron tirándole encima a perros. Es tan importante votar y no lo tomo por sentado”, agregó.

En fotos: Así transcurrió la elección para senador por Alabama que ganó el demócrata Doug Jones

Loading
Cargando galería
Publicidad