null: nullpx

Un exalguacil se quedó con 1.5 millones destinados a comida para indocumentados de ICE, según una investigación

Todd Entrekin, de Alabama, presuntamente habría ahorrado en costos al dar a los detenidos alimentos podridos, con fecha de caducidad vencida o donados, según una investigación periodística. Un resquicio legal le permitía retener el dinero que sobraba del presupuesto destinado a la alimentación de los inmigrantes detenidos.
5 Ene 2019 – 3:39 PM EST

Un exalguacil de Alabama se embolsó más de un millón de dólares que estaban destinados a gastos de alimentación de inmigrantes detenidos en el Centro de Detención del condado de Etowah, según una investigación periodística. El hecho ha movilizado a organizaciones locales para evitar que esta práctica siga ocurriendo.

El exalguacil Todd Entrekin habría aprovechado un resquicio en una ley de la era de la depresión, para retener 1.5 millones de dólares que quedaron como sobrantes en el presupuesto destinado a la alimentación de los inmigrantes detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), indicaron medios locales.

"Tenemos una ley que les permite dejarse personalmente cualquier dinero que no gasten en comida para individuos bajo su cuidado. La cual ha tenido resultados desastrosos", declaró a Efe Frank Knaack, director ejecutivo de Alabama Appleseeds, organización que ha denunciado la práctica en repetidas ocasiones.

Entrekin, presuntamente, habría ahorrado en costos al dar a los detenidos alimentos podridos, con fecha de expiración vencida o donados, lo cual le permitió generar un excedente de 3 millones de dólares, de los cuales podía optar al 50 %, según lo establecido por la ley.

"Lo que vimos en Etowa es solo la punta del iceberg en Alabama, y la Legislatura debe encargarse de este asunto este año para poner fin a esta práctica", indicó Knaack.

La organización trabaja con otras organizaciones locales para evitar que esta práctica continúe y garantizar que los detenidos reciban una alimentación acorde a los estándares establecidos por ley.

"Estamos trabajando de cerca con el Centro Sureño de Derechos Humanos en legislación sobre este tema y el senador estatal (Arthur) Orr para acabar con esta práctica desde la Legislatura", declaró.

A principios del año pasado, el alguacil habría reconocido que se había dejado sin gastar más de 750,000 dólares de los destinados a la alimentación de los detenidos en un período de 3 años.

"La ley dice que es una cuenta personal y esa es la forma en que siempre lo he hecho, porque es la forma en la que establece la ley y como hago negocios", declaró a medios locales en esa ocasión Entrekin, que perdió su reelección en junio pasado.

Mira también:



La política migratoria de 'tolerancia cero' de Trump en 15 fotos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés