null: nullpx

Un día después de su cirugía, esta niña indocumentada es trasladada a un albergue migratorio por la Patrulla Fronteriza

Los agentes explicaron a los abogados de Rosa María Hernández, de 10 años, que podría permanecer recluida unas tres semanas mientras se completa su recuperación. Mientras tanto, las autoridades evaluarán si la pequeña podrá permanecer en el país.
26 Oct 2017 – 9:22 PM EDT

Una niña indocumentada de 10 años que sufre parálisis cerebral fue trasladada por agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) del hospital Driscoll de Corpus Christi en Texas, donde fue sometida a una operación de emergencia, a un albergue migratorio para menores en San Antonio, corroboró Univision Noticias.

La menor Rosa María Hernández, residente de Laredo, Texas, había sido llevada al hospital la madrugada del martes para someterla a una intervención por cálculos en la vesícula. Iba acompañada de una prima que es ciudadana estadounidense. En el camino cruzaron un punto de chequeo de la Patrulla Fronteriza, donde los agentes le solicitaron documentación. Al ver que la menor no es residente legal de EEUU, le informaron que tras la operación la niña tenía que regresar a México.

"Dos individuos, una joven y su prima adulta, llegaron a la inspección inicial en el punto de control de la patrulla fronteriza en la autopista 59, al este de Laredo, Texas. Una inspección de inmigración de ambos individuos reveló que la joven está ilegalmente en EEUU. Se determinó también que su prima adulta es ciudadana estadounidense", indicó el comunicado al que tuvo acceso Univision Noticias.

"Debido a la condición médica de la joven, agentes de la Patrula Fronteriza las escoltaron a un hospital de Corpus Christi donde (la joven) podía recibir atención médica apropiada. Debido a las leyes de inmigración de EEUU, una vez se resuelve el asunto médico es procesada. El Consulado de México fue advertido de la situación por la Patrulla Fronteriza de Laredo", agrega el mensaje.

En efecto, para cumplir con la deportación, los funcionarios le informaron a la familiar que custodiarían a la niña hasta su recuperación.

Leticia González, quien representa a la menor, explicó que temen que su condición médica pueda empeorar con el traslado. Los abogados negociaron con representantes del hospital para que en el alta médica de la niña estuviera contemplada su atención clínica y el contacto con sus familiares mientras dure la reclusión en el albergue. Según conoció Univision, la petición motivó que la Patrulla Fronteriza ubicara un centro para la menor que cumpliera con las peticiones.

La madre de la niña, Felipa La Cruz, quien es indocumentada y se encuentra en Laredo, aseguró que la condición médica de su hija la forzó a traerla a Estados Unidos cuando apenas tenía tres meses de edad. Le preocupa que tras la operación a la que fue sometida, la pequeña necesite terapias a las que no podría acceder si es deportada.

Según dijeron abogados de la menor a Univision Noticias, la estancia de Hernández en el albergue podría prolongarse por tres semanas, mientras las autoridades investigan si puede regresar con su familia, que se encuentra en Laredo y allí esperar la decisión sobre la posibilidad de permanecer en el país.

Muros fronterizos: La vieja idea que hoy separa a muchos países y que no inventó Donald Trump (FOTOS)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés