null: nullpx

Niña indocumentada es trasladada de urgencia a un hospital y ahora la Patrulla Fronteriza custodia su habitación

Los funcionarios dijeron a la familia de la menor Rosa María Hernández, que sufre parálisis cerebral, que la niña debe volver a México una vez que se recupere de la intervención de vesícula.
24 Oct 2017 – 7:47 PM EDT

Una niña indocumentada de 10 años que sufre parálisis cerebral quedó bajo la custodia de agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) en el hospital Driscoll de Corpus Christi, Texas, al que había sido trasladada para una operación de piedras en la vesícula.

A las dos de la madrugada de este martes, Rosa María Hernández, residente de Laredo, fue llevada al hospital para la intervención, acompañada de una prima que es ciudadana estadounidense. Al pasar por el puerto de revisión, los agentes le solicitaron documentación. Al ver que la menor no es residente legal de EEUU, los agentes le informaron que tras la operación la niña tenía que regresar a México.

"Los viajeros que se presentan (...) en nuestros puntos de control, son inspeccionados de manera expedita y completa", dice el comunicado de CBP.

"En este caso, dos individuos, una joven y su prima adulta, llegaron a la inspección inicial en el punto de control de la patrulla fronteriza en la Autopista 59, al este de Laredo, Texas. Una inspección de inmigración de ambos individuos reveló que la joven está ilegalmente en Estados Unidos. Se determinó también que su prima adulta es ciudadana estadounidense".

"Debido a la condición médica de la joven, agentes de la Patrula Fronteriza las escoltaron a un hospital de Corpus Christi donde (la joven) podía recibir atención médica apropiada. Debido a las leyes de inmigración de EEUU, una vez se resuelve el asunto médico luego es procesada. El Consulado de México fue advertido de la situación por la Patrulla Fronteriza de Laredo", indicó el comunicado al que tuvo acceso Univision Noticias.

En efecto, para cumplir con la deportación, los funcionarios le informaron a la familiar que custodiarían a la niña en el hospital hasta que termine su recuperación.

Rosa María Hernández fue operada en la madrugada y según detalló la familia y Univision Noticias confirmó con CBP, dos agentes seguían custodiando a la menor en el hospital (*)


La prima de la niña relató que los agentes le dijeron que había dos opciones: regresar a la menor voluntariamente a México o enviarla por varias semanas a un centro de detención para menores.

El consulado de México fue informado del caso y ya está en contacto con la familia, que ya cuenta con un abogado para defender a la niña.

La madre de la menor, Felipa de la Cruz, dijo a Univision Noticias que la niña vive en EEUU desde que tiene tres meses y desde sus tres años asiste a la escuela en este país. Una de las mayores angustias de la mujer es que tras la operación la pequeña necesitará terapias que ella no podría brindarle en caso de ser deportada a México.

"Aquí está toda su vida. Ella necesitará muchas terapias y pues allá yo no podré dárselas", dijo llorando la mujer.

* En una primera versión de esta nota se indicó que ICE custodiaba la habitación de la niña indocumentada cuando en realidad eran agentes de la Patrulla Fronteriza, que son los que tienen jurisdicción en esa zona.

En fotos: Las primeras horas de libertad de Rómulo Avélica, símbolo de la lucha contra ICE

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés