Por qué se usaron gases en la frontera (y por qué seguramente se seguirán usando)

Tras los incidentes del domingo en la frontera entre México y EEUU, cuando migrantes intentaron cruzar por la fuerza la valla divisoria, aún se discute si fue o no una medida adecuada habiendo mujeres y niños entre la muchedumbre.
27 Nov 2018 – 6:08 PM EST

Entre los cientos de migrantes que corrían en la frontera entre México y EEUU, rodeados de una nube de polvo y gas lacrimógeno, la imagen de niñas y madres que huían del agente químico llamó poderosamente la atención.

Es precisamente por esas imágenes que se sigue debatiendo si la respuesta de los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) fue adecuada para disuadir a los migrantes de cruzar por la fuerza la frontera hacia tierra estadounidense. El debate es aún mayor porque se sabe que miles de personas en otras caravanas van camino a EEUU.

Mientras que el propio presidente Donald Trump defiende el uso de los gases y también las autoridades de CBP, varias voces del Partido Demócrata criticaron esta acción y el gobierno mexicano pidió una investigación sobre su uso.

Muchos se preguntaron si CBP puede usar gases en la frontera y en qué casos. La propia Patrulla Fronteriza deja claro que sí contemplan el uso de la fuerza si la situación lo amerita. El manual de CBP indica que los oficiales tienen la autoridad de usar progresivamente la fuerza desde la menos letal hasta la letal.

En San Ysidro, California, los oficiales usaron precisamente el gas lacrimógeno como una "fuerza menos letal".


"Cualquier uso de una fuerza menos letal debe ser objetivamente razonable y necesario para llevar a cabo las tareas de aplicación de la ley del agente autorizado", refiere, y añade que se pueden "usar armas o dispositivos menos letales en situaciones donde las técnicas de las manos vacías no son suficientes para controlar a los sujetos desordenados o violentos".

Al parecer, ese fue el caso que justificó el uso de los gases este domingo.

Por qué usó gases CBP

CBP explicó su visión de los hechos del domingo a Univision Noticias.

“Más de 1,000 personas que formaban parte de la llamada caravana intentaron cruzar ilegalmente hacia EEUU rompiendo secciones de la cerca y utilizando carriles para vehículos cerca del puerto de entrada de San Ysidro", indicó un portavoz autorizado de CBP.

El vocero añadió que este grupo "ignoró a las agencias de aplicación de la ley en México y atacó a los oficiales y agentes federales de Estados Unidos asignados para responder a la situación en San Diego".


Las autoridades dicen que EEUU "se ha estado preparando durante semanas para eventos como el del domingo" luego de haber visto la violencia en la frontera sur de México semanas atrás, cuando migrantes centroamericanos cruzaron el río y el puente internacional en Guatemala en medio de enfrentamientos con las autoridades mexicanas.

"Ahora CBP considerará utilizar todos los recursos aprobados y disponibles para proteger a los viajeros, miembros de caravanas y a nuestros agentes y oficiales", señaló.

No es la primera vez

CBP informó vía correo electrónico a Univision Noticias que ha usado en numerosas oportunidades el gas CS, llamado comunmente gas lacrimógeno, cuyo componente activo es el clorobenzilideno malononitrilo. Más precisamente desde 2010.

Si bien no detallaron si hubo personas afectadas por el uso de estos gases, dijeron que entre 2012 y 2018 se usó varias veces, como se muestra a continuación:


"Además de CS, CBP usa regularmente Pava capsaicina, comúnmente conocido como spray pimienta", indicaron. Estos son los números que CBP envió a Univision Noticias:


Defender el territorio

Más allá del manual de CBP sobre el uso de la fuerza, un experto estadounidense en seguridad fronteriza consultado por Univision Noticias dijo que CBP tiene "derecho" a detener las intrusiones en territorio de Estados Unidos.

El único tema que podría ser objeto de conflicto es si los disparos del gas lacrimógeno fueron a suelo mexicano, algo complicado de determinar por irregularidades en la línea fronteriza y porque no queda claro de qué lado cayeron las cápsulas del gas.


El experto señala, de todos modos, que es clave saber si las autoridades mexicanas estaban informadas del posible uso de gases o si hubo comunicación previa a los incidentes.

La Policía Federal de México y el Ayuntamiento de Tijuana no respondieron a las solicitudes de información realizadas por Univision Noticias.

Desde la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) enviaron una nota diplomática a la embajada de EEUU este lunes que, a su vez, será remitida al Departamento de Estado de EEUU. En la nota solicitaron al gobierno estadounidense una investigación de los incidentes y el uso de la fuerza por parte de CBP y manifestaron "preocupación".

SRE dijo vía telefónica a Univision Noticias que la carta diplomática es una suerte de "protesta oficial", pero que no forzaría a EEUU a realizar ninguna acción.

Gases permitidos pero cuestionados

Este químico conocido como gas lacrimógeno es un agente químico irritante para los ojos y las vías respiratorias. Desde los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informan que una leve exposición genera enrojecimiento e irritación temporal.

Detallan que la exposición prolongada o a una gran dosis de gas "especialmente en un entorno cerrado", puede causar efectos graves, como ceguera, fallas respiratorias, algo muy poco probable en tras lo ocurrido el domingo. Las autoridades mexicanas no informaron de personas hospitalizadas tras los incidentes.

Pero más allá de todo, el uso de estos gases el domingo fue condenado por varios demócratas y agrupaciones de defensa de inmigrantes.


El presidente dijo que fue en respuesta a la "tremenda violencia" durante la confrontación con las autoridades, en referencia a varios de los migrantes que lanzaron piedras contra las autoridades de EEUU. Mientras, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, dijo en un comunicado que "el uso aceptado de la fuerza no letal impidió más daños a los agentes y una carrera masiva e ilegal a través de la frontera".

Kelsey Davenport, directora de política de no proliferación de la Asociación de Control de Armas de Washington, dijo a The Washington Post que estas armas para control de disturbios son legales para el uso tanto de la policía como de las autoridades federales en Estados Unidos y en muchos otros países.

Sin embargo, fueron prohibidas en combates en 1993 por la Convención de Armas Químicas, que cuenta con la firma de EEUU. Una de las razones de esa prohibición es que una vez que los químicos son lanzados no pueden ser controlados y pueden afectar a personas que no son objetivos, por ejemplo, civiles e incluso soldados del propio Ejército si los vientos cambian.

Por eso, más allá de la justificación del uso de gases del domingo, muchos cuestionan que estos dispositivos fueron lanzados en una muchedumbre donde había madres y niños que entraron en contacto con el gas lacrimógeno y eso es lo que genera más dudas sobre si es lo más correcto. Mucho más sabiendo que la oleada de migrantes hacia la frontera sur de EEUU no parece que vaya a detenerse pronto.

En fotos: Autoridades de EEUU lanzan gas lacrimógeno a migrantes en la frontera entre San Diego y Tijuana

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónEEUUPolíticaDonald Trump

Más contenido de tu interés