null: nullpx

"Niños descalzos. En pañales. Asfixiándose con gas lacrimógeno": las redes reaccionan a los incidentes en la frontera

Las fotos de unas niñas semivestidas huyendo de los gases lacrimógenos lanzados por las autoridades estadounidenses en la frontera entre Tijuana y San Ysidro, California, generan una ola de reacciones que van desde la indignación hasta la justificación.
26 Nov 2018 – 2:27 PM EST

La imagen de una niña migrante de la caravana en pañales, llorando y corriendo con una nube de polvo y gases lacrimógenos detrás fue, seguramente, una de las imágenes más duras de los incidentes de este domingo en la frontera entre Tijuana y San Ysidro, California.

En la primera de las dos imágenes, tomadas por el fotógrafo Kim Kyung-Hoon de la agencia Reuters, se ve a una mujer con dos niñas semivestidas corriendo. En la siguiente foto se ve a una de las pequeñas llorando, subiendo una loma.

Las poderosas fotografías muestran el costado más conmovedor de los incidentes de este domingo en los que decenas de migrantes de la caravana intentaron cruzar la frontera a EEUU de modo ilegal y algunos lanzaron piedras. Todo terminó en lanzamiento de gases, detenciones de ambos lados de la valla fronteriza y anuncios de deportaciones a los que hayan violado las normas.

Mientras que los que protagonizaron los disturbios eran en su enorme mayoría hombres adultos, entre los migrantes que estaban allí, había mujeres y niños, que también se vieron afectados por los gases lacrimógenos.

Desde el gobierno de EEUU dijeron que la Patrulla Fronteriza respondió con gases después de que cientos de migrantes pasaran sin permiso la frontera y algunos de ellos lanzaran piedras a oficiales estadounidenses.

Las fotos provocaron consternación en redes sociales y muchos que están en desacuerdo con el enfoque sobre los migrantes que tiene la administración Trump reaccionaron con indignación.

" Estos niños están descalzos. En pañales. Asfixiándose con gas lacrimógeno. Las mujeres y los niños que dejaron sus vidas atrás, buscando la paz y el asilo, se encontraron con violencia y temor. Ese no es mi Estados Unidos. Somos una tierra de refugio. De esperanza. De libertad. Y no vamos a soportar esto", tuiteó el demócrata gobernador electo por California, Gavin Newsom.


"Disparar gas lacrimógeno a los niños no es lo que somos como estadounidenses. La búsqueda de asilo no es un delito. Debemos ser mejores que esto", dijo Tom Perez, presidente del Comité Nacional Demócrata.


"Pedir ser considerado un refugiado y solicitar el estatus no es un delito. No lo fue para familias judías que huían de Alemania. No lo fue para familias atacadas que huían de Ruanda. No lo fue para las comunidades huyendo de la Siria devastada por la guerra. Y no lo es para aquellos que huyen de la violencia en Centroamérica", dijo la congresista electa por Nueva York, Alexandria Ocasio Cortez.


Beto O'Rourke, excandidato demócrata a senador por Texas, hizo referencia en un comunicado a una madre que estaba en la escena con un bebé de cuatro meses: "Debería decirnos algo sobre su país de origen que una madre está dispuesta a viajar 2,000 millas con su hijo de 4 meses para venir aquí. Cómo respondemos cuando ella llega, nos dice algo sobre la nuestra".


"La búsqueda de asilo en la frontera es legal. La violencia de esta administración contra las familias es inconcebible e inhumana", tuiteó la cuenta de la National Women's Law Center, ONG que aboga por derechos de las mujeres


"Tirar gases lacrimógenos a madres, padres e hijos es cruel y una desgracia para todo lo que nuestro país debe representar", indicó el Centro Nacional de Leyes de Inmigración



Otros se manifestaron afines al accionar de las autoridades estadounidenses debido a que varios migrantes intentaron pasar la valla por la fuerza y de modo ilegal, en lugar de ingresar por el puerto de entrada.

El propio presidente Donald Trump tuiteó este domingo: "México debería mover a los migrantes que agitan banderas, muchos de los cuales son fríos criminales, de vuelta a sus países. Háganlo en avión, háganlo en autobús, háganlo de la manera que deseen, pero NO van a ingresar a EEUU. Si es necesario, cerraremos la frontera de forma permanente. Congreso, ¡financia el MURO!"


El excongreista por Illinois, el conservador republicano Joe Walsh, tuiteó: "Si rompes nuestra valla fronteriza, si lanzas piedras a nuestros agentes de Patrulla Fronteriza, si intentas entrar ilegalmente en nuestro país, no eres un migrante pobre que busca asilo. Eres un criminal."


El senador republicano por Carolina del Sur, Lyndsay Graham, tuiteó una serie de mensajes sobre la crisis en la frontera:

"Todas las personas que apoyan el trato justo con los inmigrantes ilegales que ya se encuentran en Estados Unidos deben dejar claro que no se tolerará el comportamiento ilegal que ocurre en el cruce de la frontera sur (...) Es simple: nosotros, como estadounidenses, tenemos el derecho de decidir quién llega a nuestro país, no los inmigrantes que buscan forzar su entrada", señaló.


Tomi Lahren, comentarista de Fox News, dijo: "¿Niños están quedando atrapados en gas lacrimógeno y estos liberales sensibleros culpan a las tropas y la Patrulla Fronteriza? Um, ¿qué hay de los padres que corren por la frontera con sus hijos? No son exactamente los padres del año!"


Rodney Scott, jefe de patrulla para Control Fronterizo de San Diego Sector, explicó que los gases fueron para protección: "Teníamos dos o tres agentes a la vez inicialmente frente a cientos de personas. Desplegaron gases lacrimógeno para protegerse y proteger la frontera".


En fotos: Autoridades de EEUU lanzan gas lacrimógeno a migrantes en la frontera entre San Diego y Tijuana

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés