null: nullpx
México

Pompeo dice que el acuerdo migratorio con México se evaluará "diariamente" y reconoce que hay partes que no se han revelado

En una declaración ante los medios, el secretario de Estado defendió los compromisos a los que llegó semana pasada su gobierno con México para controlar la migración, pero dijo que la posibilidad de imponer aranceles continúa sobre la mesa si el país vecino no hace lo suficiente.
10 Jun 2019 – 4:59 PM EDT

Dos días despúes de que el presidente, Donald Trump, sugirió que había cosas negociadas en el acuerdo migratorio con México que no son aún del dominio público, el secretario de Estado, Mike Pompeo, ratificó esa idea, aunque no dio indicios de qué cosas pueden ser esas que no han sido reveladas.

Pompeo, se mostró este lunes satisfecho en una breve declaración ante los medios de los compromisos a los que llegó con México la semana pasada para frenar la migración de familias centroamericanas como parte de la negociación con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para tratar de evitar la amenaza del presidente Trump de imponer aranceles a los productos mexicanos.

"Ambas delegaciones están satisfechas con el resultado de la negociación", afirmó Pompeo antes de matizar que el acuerdo se evaluará diariamente y de recordar que la imposición de aranceles se canceló "indefinidamente" pero sigue sobre la mesa.

"Si llega a darse el caso de que no estemos avanzando lo suficiente, existe el riesgo de que se impongan dichos aranceles", le dijo el secretario de Estado a los periodistas. "Evaluaremos esto literalmente cada día", aseguró y dijo que, aunque el texto del acuerdo habla de hacer una revisión en 90 días probablemente se vea antes si está funcionando. No obstante, no dijo cuál será la medida que se usará para determinar qué se considera un progreso adecuado.

El pasado viernes, después de tres días de intensas negociaciones a contrarreloj, los gobiernos de México y EEUU anunciaron que se había alcanzado un acuerdo de cuatro puntos por el que se cancelaba la imposición de los aranceles a los productos mexicanos.


El acuerdo contemplaba la ampliación del Protocolo de Protección del Migrante (PPM), por el que Estados Unidos envía al país vecino a solicitantes de asilo mientras sus casos avanzan en las cortes estadounidenses, y el envío de 6,000 agentes de la Guardia Nacional de México a la frontera con Guatemala.

Por su parte, la Casa Blanca aceptó el Plan de Desarrollo Integral presentado por México para fomentar el desarrollo en el sur de México y Centroamérica y las delegaciones acordaron que, si las medidas no dieran los resultados esperados, ambas naciones regresarían a la mesa de negociaciones para entregar acciones adicionales y nuevas rutas en un plazo de hasta 90 días.

Lo no revelado

Preguntando por si hay algún acuerdo adicional respecto a lo que se anunció el viernes como sugirió el presidente Trump en Twitter, Pompeo se limitó a decir que no podía ofrecer detalles de todo el acuerdo, cuyo texto completo se desconoce.


"Hay un número de compromisos al que se llegó. No puedo entrar en ellos en detalle aquí, pero ambas partes se comprometieron a ofrecer una serie de resultados", dijo Pompeo al insistir en que aún hay mucho trabajo por delante para implementar el acuerdo.

"Tenemos plena confianza de que México cumplirá sus compromisos. Seguiremos trabajando con México para debatir sobre migración y asilo y, de ser necesario, tomaremos medidas adicionales que el gobierno de México acordó durante estas conversaciones", afirmó el secretario de Estado.

Por otra parte, Pompeo dijo que su gobierno también está trabajando con otros países centroamericanos esta misma semana para frenar la migración desde los países de origen.

Las listas interminables para pedir asilo: son al menos 13,000 y están por toda la frontera (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés