null: nullpx

Padre de Kate Steinle pide que dejen de usar la muerte de su hija en el debate migratorio

El padre de una mujer que presuntamente murió por un disparo de un indocumentado se quejó de que los republicanos usaran el nombre de su hija para una ley: “No sé quién le dio nombre a la Ley de Kate. Ciertamente no fuimos nosotros”.
11 Jul 2017 – 06:59 PM EDT

La estadounidense Kate Steinle, de 32 años, caminaba junto a su padre en un muelle de San Francisco en julio de 2015 cuando le alcanzó una bala, presuntamente disparada por un inmigrante.

Horas más tarde, Steinle murió en un hospital, y las autoridades pronto descubrieron que el acusado de su muerte, el mexicano Juan Francisco López Sánchez, era un indocumentado que había sido deportado ya cinco veces.

Desde entonces, el nombre de Kate Steinle pasó al centro de la controversia sobre los castigos a los indocumentados en Estados Unidos y a las ciudades y localidades que los protegen. Su caso inspiró la llamada Ley de Kate, una medida aprobada por la Cámara de Representantes el mes pasado para aumentar las penas para quienes regresan ilegalmente a Estados Unidos tras ser deportados.

Pero el padre de Kate, Jim Steinle, dice que está cansado de que se use el nombre de su hija en el debate sobre la inmigración ilegal.


"No sé quién le dio nombre a la Ley de Kate. Ciertamente no fuimos nosotros", dijo el padre a un columnista del diario San Francisco Chronicle recientemente.

Steinle aseguró en esa entrevista que apoya la Ley de Kate, pero preferiría que ambos lados de la conversación nacional sobre la inmigración ilegal dejen de usar la tragedia de su hija para promover ciertas posturas o políticas.

El columnista que lo entrevistó, John Díaz, explicó que los padres de la víctima no se oponen a las ciudades santuario y que preferirán en el futuro no dar más entrevistas sobre el caso de su hija.

"Ellos (los padres) quieren espacio para su luto, para reflexionar y honrar su vida en otras maneras", escribió Díaz en la pieza, publicada el pasado viernes.

La familia Steinle presentó en 2016 cargos contra el alguacil de San Francisco, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y el Buró de Manejo de Tierras (BLS), a quienes responsabilizaron por la muerte de la estadounidense.

El pasado enero, un juez decidió que ICE y el alguacil no eran legalmente responsables por la muerte. Sin embargo, permitió que la demanda continúe contra el BLS, pues la pistola que presuntamente utilizó López Sánchez fue robada del automóvil de un agente de ese buró federal.

'Habla de Kate como si la conociera'

La administración del presidente Donald Trump ha utilizado el caso de Steinle en numerosas ocasiones para denunciar a los indocumentados y defender sus duras políticas migratorias.

Es algo que la familia de la víctima ha denunciado: en julio de 2015, dos semanas luego de la muerte de Steinle, su hermano apareció en CNN pidiendo que Trump, entonces uno de muchos candidatos republicanos a la presidencia, dejara de "sensacionalizar" la muerte en sus discursos. "Donald Trump habla de Kate Steinle como si la conociera", dijo entonces Brad Steinle en entrevista con el periodista Anderson Cooper.

En el Congreso, los republicanos que impulsaron la Ley de Kate igualmente mencionaron el caso en repetidas ocasiones antes de aprobarla con 257 votos a favor y 167 en contra.

Ese mismo día, los miembros de la cámara baja dieron luz verde a otro proyecto migratorio, conocido como No Santuario para Criminales, que codificaría en ley los castigos propuestos por Trump contra las ciudades y condados santuario.

Por otro lado, la orden ejecutiva del presidente que inspiró esta última medida enfrenta una segunda audiencia en una corte en San Francisco este miércoles. La medida del presidente fue bloqueada temporalmente por esa corte en abril mientras se decide si los castigos que propone violan la Constitución.


En fotos: La vida en el centro de detención de inmigrantes más grande de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés