"Nadie ha sido dejado en las calles": organización recibe a más de 500 inmigrantes liberados en Texas

Con las dificultades de manejar el exceso de gente que ha llegado a los 400 centros de detención que ICE tiene en el sur del país, continúan las liberaciones bajo palabra de inmigrantes que están siendo acogidos por organizaciones de manera provisional.
27 Dic 2018 – 12:52 PM EST

El gobierno del presidente Trump sigue liberando 'bajo palabra' a cientos de inmigrantes en el área de Texas. Después de que se conociera que el pasado martes 100 inmigrantes, que llegaron a la frontera en busca de asilo, habían sido liberados en El Paso, Texas, nuevos registros revelaron que el miércoles en la noche otros 522 inmigrantes habían sido liberados.

La información fue dada por la organización sin ánimo de lucro Annunciation House, que ofrece un hogar provisional a los inmigrantes en 11 de los refugios con los que cuenta y que fue notificada de esta liberación masiva para que ayudara a los inmigrantes para que tuvieran en dónde pasar la noche.

“Nadie ha sido dejado en las calles, se ha planeado una liberación ordenada para llevarlos a hogares específicos que están listos para recibirlos”, dijo Rubén García, el vocero de la organización a CNN.

El congresista federal demócrata Beto O’Rourke, que representa a El Paso en la Cámara de Representantes, pidió en su cuenta de Twitter donaciones para poder ayudar a la labor que está implementando Annunciation House.


Los protocolos de liberación han sido similares en las últimas semanas. Según Dylan Corbett, del Instituto Hope Border, una organización que asiste a inmigrantes en ese estado fronterizo con México Una vez liberados y contactados por activistas y organizaciones locales, los inmigrantes reciben comida y agua mientras esperan que los autobuses que los transportan los lleven con sus patrocinadores. Simultáneamente, prosiguen sus casos de asilo.

“Sabemos que están liberando a muchos. Hablamos seguido con gente de McAllen y ahí nos dicen que los están atendiendo”, dijo a Univision Noticias Rogelio Núñez, director ejecutivo del Proyecto Libertad, en Harlingen, sur de Texas. “Nosotros aquí no tenemos instalaciones para ayudarlos, pero en McAllen Caridades Católicas si cuentan con los recursos necesarios”, agregó.

Núñez dijo además que, a pesar de lo que ha dicho el gobierno, “la gente sigue llegando a la frontera en busca de asilo. El flujo de personas provenientes de Centroamérica y México no ha bajado y los liberan por falta de estadio y dinero”.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), que cuenta con más de 400 centros de detención principalmente en el sur del país, tiene una capacidad máxima de poco más de 42,000 camas diarias y el Congreso no ha aumentado el número, a pesar de los pedidos por parte del gobierno de Donald Trump.


Qué hacer, qué no hacer

Abogados de inmigración consultados por Univision Noticias dijeron que los inmigrantes liberados deben enfrentar un juicio de deportación en el que deberán batallar pos conseguir asilo en Estados Unidos.
“Hay mucha gente entrando y el gobierno pone en libertad a los menores con sus mamás que no representan una amenaza a la seguridad pública y nacional”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“No hay cupo en las cárceles de ICE, por eso los están liberando”, añadió. “Con tanta gente entrando en los últimos meses y semanas, esa es la única solución. Salen bajo palabra para que puedan defender sus casos de asilo en libertad”.

A la pregunta si la libertad significa que tienen ganado sus casos de asilo, Gálvez dijo que “eso es un mito. A estas personas no les han aprobado sus casos de asilo. Les dieron libertad bajo palabra, pero siguen en procedimiento de deportación”.

“Una vez libres, deben cumplir con sus citas a las oficinas de ICE y estar pendientes de su día en corte. Para eso, deben conseguir un abogado para registrar su dirección y asegurarse que van a recibir las notificaciones, tanto del gobierno como del tribunal. Eso es muy importante”, apuntó.

“Y tengan cuidado con los charlatanes”, previno. “Un mal paso o una estafa, les puede significar problemas y perder sus derechos de permanencia en Estados Unidos”.

Gálvez también dijo que “la salida bajo palabra significa que tienen que presentarse cada vez que ICE los cite y también la corte. Si faltan a una cita de ICE, la agencia puede revocar la libertad por incumplimiento. Y si falta a la corte, el juez puede emitirle una orden de deportación en ausencia”.

Los citatorios de ICE son frecuentes. “La agencia busca asegurarse periódicamente que la persona liberada se presentará a la corte cuando sea citada por el tribunal”, dijo Gálvez.

La caravana en los ojos de los niños: la dura travesía de los más pequeños hacia EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés