Inmigración

México detiene a niños no acompañados que buscan llegar a EEUU para pedir asilo

Según un reporte de la web Buzzfeed, en algunos casos los niños están siendo puestos bajo custodia de los servicios de protección al menor, lo que solo les permite pedir asilo en México o entrar en un proceso de deportación hacia sus países de origen.
14 Feb 2019 – 7:39 PM EST

Las autoridades mexicanas están deteniendo a niños migrantes no acompañados que buscan llegar a la frontera con Estados Unidos junto a abogados y para pedir asilo, reporta la web Buzzfeed. En algunos casos, son puestos bajo custodia de servicios de protección al menor, lo que los limita a dos escenarios: ser deportados a sus países de origen o pedir asilo, pero en México.

Los arrestos a menores comenzaron en noviembre cerca de los puertos de entrada de San Ysidro y Otay Mesa, en la frontera con California, según dijo a la web Nicole Ramos, directora de Al Otro Lado, una organización que provee servicios legales a inmigrantes.

La decisión de detener a los niños no acompañados es la manera como las autoridades mexicanas los frenan antes de que puedan pisar Estados Unidos. Con la llegada de las últimas caravanas migrantes a Tijuana, los solicitantes de asilo están teniendo que anotarse en listas no oficiales —ocurre desde agosto— mientras las autoridades estadounidenses les permiten solicitar asilo. Con esto limitan el número de personas que cruzan la frontera y los hacen esperar del lado mexicano, en Tijuana, una de las ciudades más peligrosas del mundo y que cerró 2018 con más de dos mil homicidios.


Desde diciembre, organizaciones de derechos humanos como Human Rights Watch denunciaban que los menores no acompañados estaban siendo rechazados por las autoridades migratorias a su llegada a la frontera con Estados Unidos. Criticaban que los exponían "al peligro de regresar a los países de los que huyen", como Guatemala, Honduras y El Salvador, afectados por la pobreza y la violencia que generan las pandillas.

Human Rights Watch ya aseguraba entonces que la práctica de "medir" a los solicitantes de asilo surgió durante el gobierno anterior, el del demócrata Barack Obama, básicamente para restringir el número de inmigrantes que piden asilo al día. Sin embargo, con la llegada de Trump estas medidas se han endurecido y ahora la política es regresarlos a México mientras sus casos son procesados.

Ramos, de Al Otro Lado, asegura que nueve niños que ella misma ha acompañado hasta la frontera han sido detenidos desde noviembre: siete de ellos fueron llevados a refugios de jóvenes, mientras que el resto pasó semanas bajo custodia de las agencias de protección de menores. "México no tiene nada que ofrecerle a los niños no acompañados más allá de un orfanato o que sean echados a las calles al cumplir los 18 años. México no puede proteger a estos niños", dijo a Buzzfeed. "El sistema estadounidense para niños no acompañados que buscan protección literalmente les da a estos niños la posibilidad de sobrevivir y convertirse en adultos con sueños y un futuro".

Según datos de la Secretaría de Gobierno de México, durante 2018 un total de 10,417 menores no acompañados se presentaron ante las autoridades migratorias mexicanas: 1,202 eran menores de 11 años. Del total, más de 80% fue deportado a sus países de origen.

Mary Bauer, subdirectora legal del Southern Poverty Law Center, dijo a Buzzfeed que algunos de los niños detenidos por México han sido liberados con la ayuda de abogados y activistas. Ahora, antes de que lleguen al límite entre ambos países les advierten de lo que está ocurriendo cuando se presentan a pedir asilo. Cuenta que han escuchado de casos de niños que han tomado el riesgo y las autoridades estadounidenses les piden esperar un momento, pero luego son detenidos. "Hay menores que han sido deportados", aseguró a la web.

La caravana en los ojos de los niños: la dura travesía de los más pequeños hacia EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad