null: nullpx

Legislador republicano quiere imponer un impuesto a las remesas a México para costear el muro

El representante Mike Rogers aseguró que presentará una propuesta de ley para gravar los envíos de dinero desde EEUU a "países suramericanos, mayormente a México".
8 Feb 2017 – 10:52 PM EST

Un legislador republicano quiere imponer un impuesto de 2% a las remesas enviadas desde Estados Unidos a México y a países en América del Sur, una medida que según él ayudaría a pagar por el muro fronterizo que ha prometido construir el presidente Donald Trump.

"Queremos que los suramericanos, en particular México, ayuden a pagar por la seguridad en la frontera del suroeste", dijo este martes el representante de Alabama Mike Rogers, confundiendo la ubicación de México en el continente americano. "Según mi entendimiento, tenemos más de 30 mil millones de dólares al año enviados como remesas desde este país a naciones suramericanas, mayormente a México".

Aunque no especificó cuándo presentaría su propuesta o si cuenta con el apoyo de sus compañeros en la Cámara de Representantes, el legislador dijo que de ser aprobada "establecería un impuesto de 2% sobre esas remesas, como las de Western Union y MoneyGram" y que funcionaría como "uno de los métodos" para pagar por el muro.

Según el congresista, gravar los envíos de dinero a México —donde las remesas constituyen una importante fuente de ingresos— generaría "cerca de mil millones de dólares al año" que usaría Estados Unidos para construir un muro en la frontera.


En 2016 Estados Unidos envió más de 26,970 millones de dólares en remesas a México, una cifra récord. La semana pasada, el gobierno de México afirmó que tomaría medidas para intentar salvaguardar estas remesas, que también son un motor económico en algunos países en América Central y el Caribe donde representan hasta el 10% del Producto Interno Bruto.

Un proceso que 'tomará tiempo'

Rogers hizo el anuncio durante una audiencia sobre la seguridad fronteriza en el Capitolio, en la que testificó el nuevo secretario de Seguridad Nacional, John Kelly. Rogers le preguntó al general retirado si había escuchado sobre alguna otra sugerencia para cobrarle a México por la construcción del muro.

“No sé de ninguna”, contestó Kelly. “Claramente la Casa Blanca está trabajando en esto y recaería sobre el Departamento de Estado inicialmente trabajar con los países, con México, para llegar a algún tipo de acuerdo, pero no he escuchado nada específico”.

Kelly testificó que ya está trabajando con agentes cerca de la frontera con México para planificar la construcción del muro, que a su juicio debería estar casi completo al cabo de dos años.

“Los hombres y mujeres en la frontera, y esto incluye a funcionarios locales de seguridad y no solo empleados del Departamento de Seguridad Nacional, ellos pueden decirte —y ya me lo han dicho, en el sector sur de Texas— exactamente dónde quieren que construyamos una barrera, un muro, ahora mismo. En un mundo de tiempo y recursos limitados, pueden decirme 'Queremos 20 millas de muro aquí, y si hay más tiempo y dinero, acá hay otro lugar para construir’. Así que ellos saben y vamos a depender de sus recomendaciones”, explicó.

El secretario de Seguridad Nacional agregó que su departamento se enfocará en construir barreras en lugares que utilizan traficantes de drogas o 'coyotes' para cruzar, ya sea por estar cerca a áreas urbanas "donde pueden mezclarse fácilmente" o donde pueden escapar fácilmente si son divisados por las autoridades.

"Tomará tiempo pero hay lugares en los que creo que podemos lidiar con este problema inmediatamente", concluyó.



Vea también:


Los testarudos de la frontera: trés décadas desafiando al muro (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés