null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

La propuesta migratoria de Trump: ¿plan realista o jugada política para 2020?

El presidente presenta este jueves una propuesta que prioriza la migración por méritos frente a los lazos familiares. Sus asesores dicen que es el plan republicano, pero aún debe ganarse el beneplácito de congresistas de su partido que no lo han visto. Por su parte, los demócratas ya han adelantado que no aprobarán ningún proyecto qué no de una solución a los dreamers y los millones de indocumentados que ya están en el país. ¿Es factible que se convierta en ley?
16 May 2019 – 1:29 PM EDT

WASHINGTON, DC. - El presidente Donald Trump aún no había presentado oficialmente su nuevo plan con el que pretende cambiar el perfil de los migrantes que llegan al país y su propuesta ya enfrentaba numerosas críticas por ambos lados del espectro político: mientras algunas voces conservadoras lamentan que no reduce la migración en términos generales, ya que no prevé un recorte del número de tarjetas de residencia anuales, los demócratas aseguran que no aprobarán ningún proyecto que no contemple una solución para los millones de indocumentados que ya están en el país.

La propuesta, que fue esbozada con el liderazgo del yerno y asesor del presidente Jared Kurshner, ha sido defendido por los altos funcionarios de la Casa Blanca como el "plan republicano" que refuerza el tipo de migrantes que quiere el partido: educados, con buen nivel de inglés y seleccionados por un sistema de puntos frente a la ecuación actual que prioriza la migración por vínculos familiares.


En su discurso en la tarde de este jueves en la Casa Blanca, Trump dijo que su plan deja a un lado la política y prioriza la protección de la seguridad y los salarios de los estadounidenses.

Pero no han tardado en salir las voces que critican al presidente de utilizar esta propuesta como una jugada para usar el tema de la migración, contra el que Trump ha presentado una cruzada constante desde la Casa Blanca, de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

Sin solución para los indocumentados en el país

"Un plan que refuerza la separación de familias, que limita el acceso de familias a refugio y otra ayuda humanitaria y que no contempla un camino a la ciudadanía para los beneficiarios de DACA (la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) ni para los otros indocumentados en el país es una artimaña política que no tiene realmente la posibilidad de convertirse en una solución a un problema", aseguró Lisa Koop, directora de Servicios Legales del Sistema Nacional de Justicia Migratoria (NIJC, por sus siglas en inglés).


La propuesta de Trump está basada en la protección de la frontera y de los salarios que reciben los estadounidenses pero no menciona a dreamers ni otros residentes indocumentados en el país. Según la Casa Blanca, eso se debe a que se trata sólo de un "primer paso" para la reforma de un sistema migratorio sobrepasado que no ha visto grandes cambios en décadas.

"Esto ha sido un primer paso. Es para empezar la solución y poder solucionar los problemas de nuestro sistema migratorio", le dijo a Univision Noticias la funcionaria de comunicaciones de la Casa Blanca Mercedes Schlapp. "Nosotros queremos asegurarnos que podemos traer a inmigrantes por un sistema legal que va a beneficiar nuestra economía y (...) a la vez proteger a nuestros trabajadores", añadió.

Además, aseguró que el plan de Trump sí que contempla la reunificación de "la familia nuclear" al referirse a la unión de esposos e hijos, si bien no detalló cómo será.


Por su parte, Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios Migratorios (CIS, por sus siglas en inglés), que aboga por niveles de migración bajos, aplaudió en declaraciones recogidas por la agencia AP los “esfuerzos muy positivos” para controlar la inmigración legal pero aseguró que eso está debilitado por el mantenimiento de niveles de migración actuales muy altos”.

El senador republicano Lindsey Graham, un aliado de Trump, también dijo que el proyecto del presidente busca unir a su partido y no así convertirse en ley: "No creo que esté diseñado para conseguir el apoyo demócrata sino para unir al Partido Republicano en torno a la seguridad fronteriza en una posición de negociación", afirmó Graham el miércoles tras presentar otro plan migratorio para abordar la crisis en la frontera por la llegada de miles de familias centroamericanos que contempla, entre otras cosas, que estos pidan asilo en sus países de origen.


Un difícil camino para su aprobación

Ninguno de esos temas fueron tocados en profundidad por la propuesta de Trump que solo habla de preservar los valores humanitarios a la hora de priorizar los casos de asilo legítimos. Y aunque el plan está enfocado en el tipo de migración que su administración quiere más que en cargar contra la que no quiere como el presidente ha venido haciendo hasta ahora, la propuesta deberá seguir un largo camino antes de su aprobación que incluye convencer a los miembros más críticos del Partido Republicano con la propuesta y la negociación con el liderazgo demócrata que controla la Cámara de Representantes desde enero.

Para aprobar un plan, Trump necesita 218 votos en la Cámara Baja, donde los republicanos solo tienen 198 votos, mientras que en el Senado los republicanos tienen 53 votos y requieren 60 para pasar una ley.


"El plan de Trump es incompleto. Ni los senadores republicanos fueron convencidos de su propuesta de migración que tiene base en los méritos", le dijo a Univision Noticias el congresista demócrata Jesús 'Chuy' García y advirtió que los demócratas no van a aprobar ningún plan que no incluya una solución definitiva para los dreamers, para los beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TSP, por sus siglas en inglés), un programa que Trump ha amenazado con acabar, y para los otros millones de indocumentados que ya están en el país.

"Bajo este plan ni los padres de Melania (Trump) hubieran sido elegibles" para la ciudadanía, ironizó García en referencia a la residencia que consiguieron gracias a su hija, la primera dama. "La reunión de familias es esencial y esta propuesta discrimina en contra de nuestra comunidad", concluyó.

Por su parte, la senadora demócrata por Nevada Catherine Cortez Masto dijo que el plan de Trump "no es serio". "Cualquier acuerdo que no consiga proteger a los DREAMers, priorizar la reunificación familiar y tratar a los solicitantes de asilo con dignidad está muerta desde su nacimiento", afirmó. "Debemos trabajar en una propuesta bipartidista para atender los desafíos de nuestro sistema migratorio".

Estos inmigrantes no hablaban inglés cuando llegaron a EEUU, pero brillaron

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés