null: nullpx

Inmigrantes dicen haber sido engañados al firmar documentos que los separaron de sus hijos en la frontera

En una presentación judicial, abogados recogieron testimonios de inmigrantes separados de sus niños que dicen haber sido engañados o coaccionados para firmar documentos que aceptaban deportaciones o separaciones.
25 Jul 2018 – 7:54 PM EDT

Son varios los casos de padres inmigrantes que dicen haber sido o forzados o engañados por autoridades estadounidenses al cruzar la frontera con México para que firmaran ciertos formularios aceptando ser deportados sin sus hijos, indicaron abogados en una presentación judicial hecha este miércoles citada por la agencia Reuters.

Una abogada, Sofia Reive, citada por la agencia indicó que se reunió con nueve padres en una lista dada por el gobierno de EEUU de padres que habían renunciado a la reunificación con sus hijos. Y según la abogada, ninguno de ellos "tenían idea de que habían firmado un documento que renunciaba a cualquier derecho a reunirse" con sus hijos.

"Me mostraron un formulario y me dijeron que tenía que firmar para poder reunirme con mi hijo", dijo un solicitante de asilo hondureño identificado solo como H.G.A. en testimonio en el Tribunal de Distrito en San Diego.

"Muchas de estas personas indicaron que se sentían obligadas a renunciar a sus derechos", escribió Aaron Reichlin-Melnick, un abogado del Consejo de Inmigración de Estados Unidos citado por HuffPost.

Estos testimonios fueron presentados ante un tribunal este miércoles como parte de una demanda por la separación de familias inmigrantes por parte de la administración Trump.

El reporte señala que también hay casos de padres analfabetos o hablan solo lenguas indígenas que dijeron que no entendían lo que habían firmado.

Hasta el momento, el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) no se refirieron a esta presentación.

En este caso, los demandantes argumentan que el plan del gobierno para deportar inmediatamente a familias migrantes separadas podría socavar los derechos de personas que firmaron bajo coacción.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó declaraciones de abogados que entrevistaron a inmigrantes para solicitar al juez que no siga deportando a padres reunificados hasta al menos siete días después de que les son devueltos sus hijos.


ACLU pide ese lapso de una semana antes de la deportación al juez de distrito Dana Sabraw, quien ordenó al gobierno reunificar a la mayoría de las familias separadas, para poder aconsejar a los padres inmigrantes sobre sus derechos y darles tiempo para considerar sus opciones.

Después de mantener familias separadas durante semanas o meses padres, en muchos casos con poca comunicación, la presentación de ACLU argumenta que "el gobierno no debería poder argumentar que no puede esperar tan solo siete días".

Un abogado del gobierno indicó que no creen que el tribunal pueda emitir una orden que retrase la deportación al tiempo que han defendido el manejo de las reunificaciones, confrontando la versión de organizaciones que denuncian un verdadero caos. "Tenemos muchas razones para estar orgullosos", dijo citado por Reuters Scott Stewart, abogado del DOJ.

Unos 450 padres inmigrantes separados de sus hijos cuando ingresaron a EEUU ya fueron deportados a sus países mientras que hijos permanecen aún en EEUU, de acuerdo con un reporte citado por la agencia presentado esta semana por el gobierno federal y ACLU.

El juez Sabraw dio la orden de reunir a los cerca de 2,500 niños separados de sus padres antes del jueves 26 de julio. Esta crisis de separaciones familiares fueron producto de la aplicación de las políticas de "cero tolerancia" que el presidente Donald Trump impulsa.

Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés