null: nullpx
Logo image
Inmigrantes indocumentados

Gobernador de Texas envía migrantes a Nueva York en autobús: cómo puede afectar sus procesos migratorios en curso

Greg Abbott, un defensor de la política de 'tolerancia cero' de Donald Trump, anunció este viernes la llegada de un primer autobús con inmigrantes a la ciudad de Nueva York, estrategia que implementó en abril como parte de su política migratoria. Los migrantes fueron dejados en la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria.
Publicado 5 Ago 2022 – 02:30 PM EDT | Actualizado 5 Ago 2022 – 10:29 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció este viernes la llegada de un primer autobús con inmigrantes a la ciudad de Nueva York, una estrategia que implementó en abril como parte de su política migratoria y que hasta ahora se limitaba a Washington DC.

Los migrantes fueron dejados en la Terminal de Autobuses de la Autoridad Portuaria, ubicada en el corazón del centro de esa ciudad, dijo el gobernador.

Abbott, un republicano que defiende la política migratoria de 'tolerancia cero' del expresidente Donald Trump, precisó que, “además de Washington DC, la ciudad de Nueva York ahora será un lugar de entrega para la estrategia de transporte en autobús como parte de la respuesta a las políticas de fronteras abiertas de la administración (de Joe) Biden que abruman a las comunidades de Texas”.

“Debido a la continua negativa del presidente Biden a reconocer la crisis causada por sus políticas de fronteras abiertas, el estado de Texas ha tenido que tomar medidas sin precedentes para mantener seguras a nuestras comunidades", dijo el gobernador republicano.

Guerra de posturas

Lo que no explica Abbott es que algunos de los inmigrantes que envía fuera de Texas son extranjeros que fueron hallados por las autoridades federales de inmigración en la frontera, no fueron clasificados bajo el Título 42 por la pandemia o el Título 8 de la Ley de Inmigración y demostraron temor creíble si son deportados o devueltos a México, y están siendo procesados.

Estos no ciudadanos, como los define el gobierno, van a un juicio de deportación como lo dicta el debido proceso. En esta instancia tienen derecho a pedir asilo y un juez de inmigración es quien decide su futuro en Estados Unidos.

Abogados consultados por Univision Noticias reiteraron que, cuando un inmigrante es puesto en libertad mientras prosigue su caso de inmigración, registra una dirección donde recibe los citatorios de la corte. Al ser sacado del estado sin conocimiento sobre las responsabilidades ante los tribunales de inmigración, corre el riesgo de no cumplir con las Notificaciones de Comparecencia (NTA en inglés) y recibir una orden de deportación en ausencia.

Las razones que esgrime Abbott

Al explicar por qué el envío de inmigrantes que previamente fueron procesados por el gobierno federal y están a la espera de presentarse ante un juez de inmigración, Abbott dijo: “Además de Washington DC, la ciudad de Nueva York es el destino ideal para estos migrantes, quienes pueden recibir la abundancia de servicios y viviendas de la ciudad de los que el alcalde Eric Adams se ha jactado dentro de la ciudad santuario”.

“Espero que cumpla su promesa de dando la bienvenida a todos los migrantes con los brazos abiertos para que nuestras ciudades fronterizas invadidas y abrumadas puedan encontrar alivio", precisó.

Las razones de Abbott, sin embargo, son cuestionadas por abogados de inmigración. “A simple vista hay violaciones de derechos civiles de estas personas que previamente fueron puestas en libertad condicional por el gobierno federal mientras avanzan sus procesos migratorios”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

“De alguna manera se mira como un secuestro. Algo similar hizo el gobierno de Donald Trump cuando separó familias forzosamente en la frontera levantándoles cargos criminales cuando venían en busca de asilo, un recurso legal disponible”, agregó.

"Me pregunto qué autoridad tiene un estado, en este caso Texas, de detener y trasladar a otras jurisdicciones a gente que el gobierno federal de Estados Unidos los libera bajo palabra y con permiso para poder pelear en libertad su caso de inmigración dentro de Estados Unidos”, añadió.

Qué tienen que hacer

Organizaciones y abogados consultados por Univision Noticias advierten que los pasos a seguir por los inmigrantes liberados en la frontera y aquellos que están siendo trasladados por Texas a otros estados tras ser liberados “son clave para defender sus derechos de permanencia”.

“Hay que revisar la documentación que les entregó el gobierno federal cuando fueron procesados y luego puestos en libertad, verificar bajo qué programa de detención alternativo (ATD) fueron liberados y chequear la jurisdicción para presentarse a sus audiencias o citas dentro del caso de inmigración que les abrieron”, explicó Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Deben verificar la dirección que dieron a las autoridades y si coincide con la jurisdicción asignada al caso. Y si se cambian o mudan de dirección, deben pedir la transferencia del proceso a la agencia de inmigración más cerca del lugar donde vive”.

Barrón agregó que “esperamos que en el camino la persona encuentre abogados que puedan asesorarlo para que tenga la oportunidad básica de defenderse y ejercer sus derechos de permanencia”.

A la pregunta de si el traslado desde Texas a Washington DC o Nueva York es legal, Barrón dijo que “se trata de un abuso de autoridad de parte de Texas que hace de esto una campaña política”. Y advirtió que “esta movilización prácticamente los coloca en la mira de ICE. Si la gente no se presenta a sus citas, sea porque extraviaron los documentos, porque se quedaron en otro estado distinto al que reportaron a las autoridades federales y nadie les explicó que deben notificar los cambios de dirección y que no asistir a una cita es grave, pueden recibir una orden de deportación en ausencia y perder sus derechos de permanencia en Estados Unidos”.

“Lamentablemente, pase lo que pase es responsabilidad del inmigrante saber lo que tiene que hacer. Así lo dice la ley”, precisó.

Qué dice el gobierno

En abril, tras el envío de los primeros autobuses a Washington DC, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS en inglés), bajo cuyo mando opera la Patrulla Fronteriza, agencia que halla a los inmigrantes en la frontera, deporta o los procesa, dijo a Univision Noticias por medio de un correo electrónico que “las personas encontradas que no están sujetas a deportación bajo el Título 42, se colocan en procedimientos de cumplimiento de inmigración de acuerdo con la ley”.

“Como parte del proceso, algunos no ciudadanos son colocados en procesos de deportación acelerada, mientras que a otros se les puede emitir un aviso para comparecer (NTA) en los procedimientos de inmigración y son puestos bajo el Programa Alternativas a la Detención (ATD)”, agrega.

El departamento dijo, además, que “a través de su Centro de Coordinación de la Frontera Suroeste ejecuta planes cuidadosamente diseñados para administrar el procesamiento y el transporte de los no ciudadanos que llegan a la frontera. El interés de cualquier estado individual en ayudar en la ejecución de nuestros planes debe coordinarse cuidadosamente con nosotros”.

El DHS también dijo que CBP “continúa haciendo cumplir nuestras leyes, incluido el procesamiento seguro, eficiente y humano de las personas que se encuentran en la frontera suroeste”. “Mientras esperan el resultado de sus procedimientos de inmigración, a los no ciudadanos se les permite viajar ‘voluntariamente’ a otro lugar”, indicó.

De manera irónica y en referencia a cómo los inmigrantes trasladados se enfrentarán a la vida en Nueva York mientras de desarrollan sus procesos migratorios, algunos de los cuales pueden demorar meses o más de un año, Abbott dijo en el comunicado que “como una de las pocas ciudades de Estados Unidos con leyes de derecho a la vivienda, la ciudad de Nueva York debe proporcionar refugio de emergencia para todas las personas sin hogar”.

Te puede interesar:

Cargando Video...
Así buscan ayudar a cientos de inmigrantes que llegan a Washington DC en autobuses procedentes de Texas
Comparte

Más contenido de tu interés