null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Familias separadas y el miedo a ser hallado por ICE: Netflix muestra en una serie la situación de los migrantes en la era Trump

'Living undocumented' es la nueva serie promocionada por la empresa de videos por suscripción. En ella muestran a través de ocho historias de migrantes indocumentados, cómo la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos vino con la política de 'tolerancia cero' y con ella, dio un giro a sus vidas que los llevó al límite del miedo.
6 Oct 2019 – 11:57 AM EDT

Netflix ha colocado entre su oferta de series una inusual de nombre 'Living Undocumented' (Vivir indocumentado) para mostrar a través de la historia de ocho familias —mixtas o en las que todos son indocumentados— cómo las políticas radicales instauradas por el presidente Donald Trump, como la 'tolerancia cero', están separando familias, contrbuyendo con la deportación de madres por haber cometido crímenes menores y llevando a los inmigrantes al límite del miedo.

"Quiero que imagines despertarte en la mañana y que tu padre se haya ido. Quiero que imagines irte a casa y trates de decirle a todo el mundo que todo está bien cuando ni siquiera estás segura de eso. Quiero que te imagines intentando dormir cada noche y te des cuenta de que estás despierto por horas porque no puedes dormir. Esa angustia te acabará y tratará de quebrarte. Puedes ver este documental y decir: 'Esto está muy mal'. Al final del día es solo algo que estás viendo en la televisión, lo puedes apagar y volver a tu vida".



Con esa frase comienza el documental de seis episodios, con historias no solo de familias latinoamericanas, sino también de Israel, Laos y África, todas intentando llevar una vida normal aunque con el fantasma de que un día cualquiera de ellos podría ser detenido y deportado, sin importar si sus faltas son menores. Y sus temores no son infundados, se sostienen por el discurso que el propio mandatario ha mantenido desde la campaña de 2015 y que ha permeado hondo en ciudadanos estadounidenses que terminan repitiendo frases con tonos de discriminación y odio, como: "Ellos tienen enfermedades que nosotros ya hemos erradicado" o "no tienen consideración con nuestras leyes, no son de este país".

Entre las historias está la de Luis Díaz, un hondureño que llegó en 2012 a Estados Unidos luego de un viaje de más de un mes en tren, bus y cruzando a pie la frontera. Tenía 15 años en ese momento y venía en busca de oportunidades que ni siquiera podía soñar en su país. Años después, en una parada de tránsito, la policía pidió los documentos de todos cuantos iban en el carro y su pareja, Kenia, terminó detenida pese a estar embarazada. A Luis le tocó entonces cuidar de Noah, el hijo de 3 años de su novia, y dar la batalla para que ella no fuera deportada.

Para él la situación no era fácil tampoco. Cuando la deportación fue inminente, le tocó trasladar a Noah hasta Kansas, donde Kenia estaba detenida en un centro del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Él tuvo que decidir si entregarle el niño directamente en manos a su pareja o si mandarlo con la abogada por temor a que él también resultara detenido por ICE.

"Ellos aún creen en el sistema"

También está el caso de Alejandra Juárez, una mexicana que llegó a Estados Unidos hace más de 20 años huyendo de amenazas de muerte en su país. Con la llegada de Trump a la presidencia, su caso entró en el foco de migración solo porque ella tenía registro de un crimen menor. Ya no importaba que fuera esposa de un militar o que sus hijas fueran estadounidenses. Cuando su oficial de deportación le puso un ultimátum a su salida del país ella le pidió una extensión que le permitiera al menos celebrar en familia el cumpleaños de su hija menor, de 9 años.

La serie es promocionada en momentos en que Trump ha arreciado la batalla contra la inmigración indocumentada y ha puesto freno y trabas a procesos legales en Estados Unidos, como el del asilo, alegando que los inmigrantes de Centramérica, por ejemplo, se están aprovechando de los vacíos del sistema para venir en masa. La consecuencia: muchos se desesperan y desisten de sus casos.

Los directores de esta serie, Anna Chai y Aaron Saidman, dijeron a la agencia AP que buscan mostrar la realidad a trav´es de la voz de los propios migrantes: "Luego de construir la confianza, se mostraron dispuestos a compartir sus historias", dijo Chai, también hija de inmigrantes.

Saidman dijo que aunque tratan de no transmitir sus ideas políticas en la serie, esperan que quienes la vean entiendan la gravedad del problema y empujen a las autoridades electas a hacer las reformas necesarias en el sistema de inmigración de Estados Unidos.

"Estoy muy conmovido por lo optimistas que son los migrantes", aseguró Saidman a AP. "Ellos aún creen en el sistema. Como estadounidense, esto ha renovado mi fe en el sueño americano".

📸 "Uno se decepciona": la frustración de los migrantes en México sin abogado y con casos de asilo en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés