Un juez certificó que este hombre nació en EEUU, ahora otros funcionarios le piden que lo demuestre con una foto

Nebeth Carbajal nació en Florida hace 38 años. Pero cuando presentó los documentos de inmigración en nombre de su padre mexicano, el consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez le dio dos semanas para demostrar que realmente había nacido en el país.
2 Oct 2018 – 11:57 AM EDT

Su certificado de nacimiento de Estados Unidos declara que Nebeth Carbajal nació en Florida el 6 de diciembre de 1979. Pero ahora, 38 años después, el gobierno de Donald Trump duda de su ciudadanía.

Cuando presentó una petición este año para llevar a su padre a EEUU, los funcionarios consulares en Ciudad Juárez le pidieron que probara dónde, cuándo y cómo nació, incluida la evidencia fotográfica.

Padre de cuatro niños nacidos en Estados Unidos, Carbajal es uno de un número creciente de personas cuyos registros oficiales muestran que nacieron en EEUU, pero que los funcionarios les cuestionan su ciudadanía. En otros casos, el gobierno ha acusado a los hispanos a lo largo de la frontera de poseer certificados de nacimiento fraudulentos.

El diario The Washington Post informó el mes pasado que "los solicitantes de pasaportes con certificados de nacimiento estadounidenses están siendo encarcelados en centros de detención e ingresados en procedimientos de deportación". En algunos casos están atrapados en México, sus pasaportes repentinamente revocados cuando intentaron ingresar nuevamente a Estados Unidos.


El gobierno alega que desde la década de 1950 hasta la década de 1990, algunas parteras y médicos a lo largo de la frontera entre Texas y México proporcionaron certificados de nacimiento de Estados Unidos a bebés que en realidad nacieron en México. En una serie de casos judiciales federales en la década de 1990, varias parteras admitieron haber proporcionado documentos fraudulentos.

En el caso de Carbajal, nació a casi 1,500 millas de la frontera con México, asistido por su tía Hortensia en la casa donde vivían sus padres en Florida.

Su nacimiento nunca se registró en ese momento y sus padres se mudaron a México cuando tenía 14 meses. Pasó los siguientes 15 años viviendo en México hasta que regresó a buscar trabajo en 1995, cruzando la frontera ilegalmente. "Sabía que tenía el derecho de nacimiento, simplemente no tenía el documento", dijo. "Éramos pobres y, cuando era más joven, nunca tuvimos el dinero para contratar a un abogado que realizara el proceso".

Se instaló cerca de Austin, Texas, se casó con su esposa mexicana, Patricia, y comenzó una familia. Sus cuatro hijos, Alondra, 12, Jesica, 11, Emanuel, 6 y Nebeth 3, todos nacieron en Estados Unidos.


En 2011, Carbajal se puso en contacto con un abogado de inmigración en Tallahassee, Florida, para explicarle su situación. La abogada, Elizabeth Ricci, nunca había visto un caso como el de Carbajal y se dio cuenta que un llamado 'certificado de nacimiento retrasado' sería difícil de obtener. "Me dijeron que necesitaba una orden judicial. Raramente se hacen", dijo.

Comenzaron a reunir los documentos que necesitaría para demostrar su ciudadanía, incluido su certificado de bautismo de la Iglesia Católica de San Felipe en Belle Glade, el matrimonio de sus padres y sus certificados de nacimiento, sus documentos educativos del pueblo de Bejucos en México. Eso incluyó un documento oficial de "inexistencia" en México, que confirmó que no hay registro de que haya nacido en México.

Eventualmente, un juez en el Condado de Palm Beach emitió una orden en septiembre de 2012 al Departamento de Estadísticas Vitales de Florida para emitir el certificado de nacimiento. Un poco más de un mes después Carbajal recibió su certificado de nacimiento oficial. Poco después, el Departamento de Estado le otorgó un pasaporte de EEUU.


Ricci no volvió a saber de Carbajal hasta el mes pasado cuando recibió un mensaje de él. Acababa de salir de una entrevista con funcionarios consulares de Estados Undos en Ciudad Juárez con su padre y su esposa. Estaba en las etapas finales de una petición de inmigración, conocida como formulario I-130, para que su padre de 60 años, Placencio Carbajal, se reúna con él en Estados Unidos. Al mismo tiempo, su esposa también buscaba convertirse en residente legal.

Envió a Ricci un documento consular oficial, del 10 de septiembre, que le dio dos semanas para suministrar copias de una larga lista de documentos, incluyendo "fotos del nacimiento del peticionario", así como también "recibos de pagos por asistencia médica durante o después del nacimiento", entre otros.

"Dije que esto es una tontería", dijo Ricci. "Ahora tenemos otra agencia del gobierno cuestionando al resto del gobierno".


Carbajal, quien pinta casas en Austin, pudo regresar a Estados Unidos - sin su padre - para reunir los documentos. Su esposa también se quedó en México con sus dos hijos más pequeños. Ricci presentó los documentos el 17 de septiembre y está esperando una respuesta. "Se podría decir que da risa, excepto que es ridículo", dijo Carbajal. "Es frustrante ya que ya pasamos por una investigación completa en el tribunal y ahora quieren más. Parece que pueden ignorar lo que quieran".

En su carta al consulado, Ricci describió la solicitud del documento como "escandalosa" y fue "un insulto" para el Estado de Florida y el juez de Palm Beach que ordenó que se reconociera su nacimiento en EEUU.

"La solicitud de fotos de su nacimiento es ofensiva", escribió. Si bien no hay fotos de su nacimiento, ella notó que incluso si existiera una foto así "no probaría la ubicación".

El Departamento de Estado dijo que estaba prohibido hablar de casos de visas individuales. "Todas las solicitudes de visa se adjudican caso por caso de acuerdo con (...) las leyes aplicables", dijo un funcionario del Departamento de Estado a Univision Noticias en un correo electrónico. "En algunas situaciones, el funcionario consular no tiene suficiente información necesaria para procesar una solicitud de visa hasta la conclusión, o puede faltar cierta documentación de respaldo".


Algunos expertos dicen que el gobierno de Trump parece haber adoptado nuevas pautas más rigurosas, especialmente en casos que involucran a mexicanos. "Se le ha dicho a los funcionarios consulares de todo el mundo que refuercen todo", dijo John Feeley, exembajador de Estados Unidos que prestó servicios en México y ahora es analista de Univision. "Entiendo por qué el cónsul está haciendo estas preguntas debido a la tardía certificación de su nacimiento, pero ¿por qué están reabriendo un caso de pasaporte que ya fue resuelto?", agregó.

Feeley también cuestionó por qué el funcionario consular dudó del pasaporte de Carbajal, pero aun así dejó que lo usara para volver a ingresar a Estados Unidos. "Al permitir que Carbajal retenga y use su pasaporte para regresar a EEUU el cónsul aceptó implícitamente que era una prueba válida de ciudadanía e identificación que se presentaría en la frontera para solicitar el reingreso a EEUU. Por lo tanto, la pregunta que debe responderse es ¿por qué no se acepta el mismo documento para solicitar legalmente la visa de inmigrante de su padre?".

Ricci está familiarizada con los procedimientos consulares ya que trabajó anteriormente en la Embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México. En su carta al consulado, ella escribió que estaba decepcionada por la "falta de profesionalismo".

Para el futuro solicitó "un mayor nivel de competencia y decencia".

Las casas de la frontera: cómo es la vida al costado del muro entre EEUU y México (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés