null: nullpx

Esta foto de Ivanka Trump hizo que una comediante la insultara por ignorar las separaciones de miles de familias en la frontera

"Haz algo con las prácticas migratorias de tu padre", dijo Samantha Bee antes llamar “zorra” a la hija del presidente en su programa de TV. Donald Trump pidió su cabeza y muchos hacen comparaciones con el escándalo paralelo de los comentarios racistas de Roseanne Barr.
1 Jun 2018 – 2:52 PM EDT

Esta historia comienza con una polémica foto y sigue con un fuerte insulto proferido en televisión. Mientras el país estaba enfrascado en un intenso debate sobre cómo las autoridades federales habían perdido el rastro de 1,500 niños migrantes que llegaron indocumentados a Estados Unidos, Ivanka Trump publicó en su cuenta de Twitter una foto con su hijo mayor Joseph en brazos y con un sencillo mensaje: "Mi amor, domingo en la mañana".

Aunque este gesto no era muy diferente de las imágenes que la hija del presidente Donald Trump suele poner en sus redes sociales, el hecho de que eligiera justamente una foto con su hijo hizo que miles le reprocharan su aparente apatía y su distancia con el dolor generado por las noticias de las masivas separaciones de menores de sus padres en la frontera.


Después de días de mensajes a favor y en contra incendiando las redes sociales, el debate escaló a la televisión nacional la noche del 30 de mayo, cuando la comediante de la cadena TBS Samantha Bee decidió dedicarle un monólogo a la comentada imagen durante su programa Full Frontal, que terminó incluyendo una palabra muy ofensiva que no hizo más que avivar el fuego de todo el asunto.

"Ivanka esa fue una bellísima foto de tu hijo y de ti, pero déjame decirte una cosa de madre a madre, haz algo con las prácticas migratorias de tu padre ¡tú irresponsable perra!".


El agravio fue inmediatamente comentado y la misma Bee se apresuró a publicar en su cuenta de Twitter una excusa con la hija del presidente: "Quiero disculparme sinceramente con Ivanka Trump y con mis televidentes por usar una grosería en mi show de anoche. Fue inapropiado y inexcusable. Crucé la línea, de verdad lo lamento".

En un comunicado, la directiva del canal también reconoció que la comediante se había excedido, pero alabó que reconociera rápidamente su error y ofreciera disculpas.


La disculpa, sin embargo, no fue bien recibida por el presidente Trump quien al día siguiente, muy temprano en la mañana, condenó la decisión de la cadena de no despedir a la comediante. "No van a despedir a la falta de talento Samantha Bee por el horrible lenguaje usado en su programa de bajo raiting? Un doble estándar total, pero eso está bien, nosotros vamos ganando y lo haremos por mucho más tiempo".


La comparación con Roseanne

El doble estándar al que se refirió el presidente hacía mención a otra polémica que surgió a principios de semana con otra actriz, Roseanne Barr, quien es seguidora del presidente Trump y fue despedida por la cadena ABC tras publicar unos mensajes en los que hacía comentarios racistas sobre la exasesora de Barack Obama, Valerie Jarrett, a quien le dijo que era el producto de una mezcla entre "El planeta de los simios" y el grupo islamista Hermanos musulmanes: "Como si ambos tuvieran un bebé".

Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos de Trump por equiparar los dos casos, otras comediantes, presentadoras de programas de sátira política y analistas rápidamente salieron en defensa de Samantha Bee y dejaron claro que la grosería de una mujer hacia otra era incomparable a una actitud racista.

"La equiparación de los improperios de Samantha Bee con el racismo de Roseanne Barr sugiere que una ideología utilizada para subyugar sistemáticamente a las personas de color durante cientos de años es lo mismo que una palabra de cuatro letras que la FCC considera 'indecente'", dejó claro la comediante afroamericana Natasha Rothwell.


"Por favor, no le demanden a @iamsambee que se disculpe. Mientras yo esperaba que no lo hiciera, sé de primera mano lo que es pasar por la trituradora de madera de Trump…Lo que está pasando en este momento es una locura. Todo por una palabra grosera. Los cómics cumplen estándares más altos que el presidente", dijo Kathy Griffin.


La actriz Sally Field fue incluso más lejos sugiriendo incluso que esa no era la palabra adecuada para llamar a Ivanka. "Me gusta mucho Samantha Bee, pero ella está muy equivocada en llamar a Ivanka una perra. Las perras son poderosas, bellas, honestas". Billy Eichner simplemente añadió: "Honestamente creo que Samantha Bee fue generosa". El debate aún sigue.

Viajando con la caravana de migrantes: las fotografías más íntimas de cómo se vivió este recorrido hacia la supervivencia

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:InmigraciónIvanka TrumpTrending

Más contenido de tu interés