null: nullpx

El 52% de los procesos de la justicia federal corresponden a casos de inmigración

La cifra de procesos por delitos migratorios en 2016 fue un 6.9% inferior a la del año fiscal 2015, cuando los casos ventilados en los tribunales federales alcanzaron los 74,791.
29 Nov 2016 – 11:03 AM EST

Los delitos migratorios representaron el 52% de procesos de la justicia federal estadounidense durante el año fiscal 2016, el dato más bajo desde que el presidente Barack Obama llegó a la Casa Blanca en 2009.

Los casos alcanzaron 69,636. De ellos, 35,367 (50,7%) corresponden a ingresos indocumentados, 28,930 (41.5%) a reingresos no autorizados y 3,794 (5.4%) por tráfico de personas, reporta el centro Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de la Universidad de Siracuse, Nueva York.

El año fiscal estadounidense arranca el 1 de octubre y finaliza el 30 de septiembre del año siguiente.

El más activo

El reporte agrega que la agencia federal más activa en estos procesos fue la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP), que lideró el 86,9% de los casos.

El CBP (Patrulla Fronteriza de Estados Unidos), opera bajo el mando del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Si bien la permanencia indocumentada en Estados Unidos se trata de una falta de carácter civil, el ingreso sin papeles después del 1 de enero de 2014 se convirtió en una prioridad de deportación.

Una ley aprobada por el Congreso en el 2010 sanciona con tres años fuera si la permanencia indocumentada pasa de 180 días, y c on 10 años si la estadía irregular pasa de los 365 días.

El reingreso no autorizado después de una deportación se convierte en un delito criminal y el indocumentado pierde sus derechos de permanencia en Estados Unidos.


Otros delitos

Los procesos por delitos no migratorios, tales como narcotráfico o crímenes por armas, representaron un 48% del total con 63,405 casos, añade el reporte.

El TRAC agrega que la cifra de procesos por delitos migratorios en 2016 fue un 6,9% inferior a la del año fiscal 2015, cuando los casos ventilados en los tribunales federales alcanzaron los 74,791. En 2013 ese número rozó los 100.000 casos.

Aunque los procesos migratorios en 2016 fueron los más bajos de la era Obama, también fueron un 85,6 % superiores a los registrados hace una década con el expresidente George W. Bush (37.529) y multiplican por ocho los de 1996 (7,543), durante el gobierno del demócrata Bill Clinton.

En lo que va del gobierno de Obama la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ha deportado a unos 2.7 millones de indocumentados. La agencia reconoce que el 41% de ellos no tenía antecedentes criminales.

Lea también:

Más contenido de tu interés