EEUU todavía carece de instrumentos que midan los efectos del muro fronterizo en la inmigración

Ante la promesa del presidente Donald Trump de reforzar el muro a lo largo de la frontera sur con México, la Oficina de la Contraloría del Congreso (GAO) advierte que las autoridades deberían encontrar primero un sistema para evaluar su efectividad, algo que no han logrado hasta ahora.
17 Feb 2017 – 5:50 AM EST

A pesar de las inversiones millonarias que ha hecho Estados Unidos en la última década en la valla con la frontera sur y ante el compromiso del presidente Donald Trump de reforzar el aislamiento construyendo un muro, el Gobierno no tiene una manera de medir si es una medida efectiva o no.

Así lo revela un reporte de la Oficina de la Contraloría del Congreso de Estados Unidos (GAO por sus iniciales en inglés), que se encarga de vigilar el gasto del gobierno federal, publicado este jueves en el que considera que advierte de la falta de un sistema que les permita constatar qué tan efectivas son las barreras fronterizas, que serviría para justificar el gasto.

El documento llega tras la promesa del presidente Trump de que prosigue con sus planes de completar el muro fronterizo con México, que actualmente cubre una extensión de 650 millas de las 2,000 millas que separan EEUU de México.

El informe señala que entre 2007 y el 2015 la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) gastó 2,300 millones de dólares en la valla y "necesitará gastar una cantidad sustancial para mantener estas inversiones" (en 2009 se calculó que serían necesarios 3,500 millones de dólares en los próximo 20 años).

Imposible evaluar

No obstante, pese al elevado gasto de dinero público, el CBP "no puede medir la contribución de las cercas a las operaciones de protección fronteriza a lo largo de la frontera suroeste, porque no ha desarrollado medidas para esta evaluación".

Si bien recopilan datos que pueden ayudar a definir los puntos calientes de entrada de indocumentados y dónde haría falta hacer más inversión, no tienen forma de medir sistemáticamente si la valla es un elemento determinante en las operaciones de seguridad fronteriza.

Este problema fue detectado ya en 2009, pero según funcionarios del CBP, los esfuerzos iniciados para medir la aportación de la verja a la seguridad fronteriza se detuvieron en 2013 debido a un enfrentamiento en el Congreso y el presidente Barack Obama por el presupuesto, que por falta de acuerdo llevó a una serie de recortes automáticos en las agencias del Gobierno, una maniobra conocida en inglés como sequestration.

Los testarudos de la frontera: trés décadas desafiando al muro (fotos)

Loading
Cargando galería

Los funcionarios del CBP consultados señalan además que la valla es una parte más de un entramado de seguridad que incluye a los agentes fronterizos, la tecnología empleada en la vigilancia y otros elementos, por lo que aseguran que "desarrollar un sistema de evaluación de un solo elemento de este sistema es un desafío".

El informe considera necesario desarrollar estos sistemas de evaluación para justificar el gasto y pone como ejemplo que se podrían emplear los datos de detenciones que registran los agentes fronterizos para compararlos con los resultados posteriores a la construcción del muro.

En cuanto al gasto que supondrá a las arcas públicas, la GAO calcula que el costo promedio por milla para la valla peatonal será de 6.5 millones de dólares y de 1.8 millones por milla para el bloqueo de acceso de vehículos.

RELACIONADOS:Muro FronterizoEEUU

Más contenido de tu interés