Autoridades y organizaciones muestran rechazo ante posible acuerdo para que migrantes esperen en México su proceso de asilo

Diversas autoridades y activistas en Tijuana consideraron que una decisión así podría desencadenar serios problemas para la ciudad, debido a la polarización de ideas que han despertado actos “xenófobos” contra el grupo de migrantes centroamericanos que busca llegar a EEUU.
25 Nov 2018 – 11:51 PM EST

TIJUANA, México. - Organizaciones civiles, autoridades municipales de Tijuana e integrantes de la Caravana Migrante que actualmente se encuentra en esta ciudad, mostraron su “total rechazo” al posible acuerdo para que los migrantes que se encuentren en proceso de asilo en Estados Unidos esperen su respuesta en México, al considerar que una decisión así podría desencadenar una problemática para la ciudad, debido a la polarización de ideas que han despertado mensajes “xenófobos” como los del alcalde Juan Manuel Gastélum.

César Palencia Chávez, director Municipal de Atención al Migrante en Tijuana, fue claro al decir que aunque no es algo totalmente confirmado, el hecho de pensar que puede ser posible, desencadenaría todo un proceso de caos debido a que como ninguna ciudad está preparada para una situación como la que actualmente se vive en esta frontera, se tendría que hacer un cambio desde los mismos tratados internacionales que rigen situaciones similares entre países.

“Tijuana no está preparado para poder enfrentar una situación así”, manifestó también el funcionario, sobre todo porque se han sentido muy solos en cuanto a la atención a esta problemática en la ciudad, principalmente porque “no vemos al Gobierno Federal haciendo lo propio”.

Por su parte, José María García Lara, coordinador de la Alianza Migrante Tijuana, dijo que como este asunto se trata de procesos internacionales, considera que muchos organismos no van a estar de acuerdo, sin embargo, resaltó que habrá que estar “atentos” a lo que vaya a suceder la semana entrante, cuando tome posesión como presidente Andrés Manuel López Obrador.


Por ahora, dijo, el trámite no puede hacerse de esa manera porque normalmente se realiza desde suelo estadounidense, y si no son aceptados, se les deporta inmediatamente a sus países de origen.

El activista alerta que a largo plazo se convertiría en un gran problema social para Tijuana, porque aunque la ciudad “ha sido muy noble” y ha albergado migrantes de gran parte del mundo, pero el hecho de que lleguen más va a complicar la situación porque hay descontento de cierto sector de la población.

Esa visión también la comparte Enrique Morones, director ejecutivo de Ángeles de la Frontera, quien señala que “en Tijuana las declaraciones del alcalde fueron un desastre y han causado actos de odio. Ahora que les empiecen a permitir que se queden aquí a los migrantes que están pidiendo asilo en otro país será muy complicado”, dijo.

De ahí su “rechazo total” y desacuerdo, porque sabe bien que esta es una acción que quiere hacer Donald Trump y “México lo que debe hacer es ver por sus propios intereses y no por los de Trump, porque este personaje ha sido una amenaza mundial, está lleno de odio y lo más desafortunado es que tenemos un ‘junior Trump’ en Tijuana”, aseguró.


Morones refirió que en el país vecino Trump no puede hacerlo él solo y no puede realizar convenios de esa manera, debido a que se requiere de aprobación del Congreso, el Senado y la parte judicial, además que allá “la ley es muy clara, pues establece que cada persona que va a recibir el asilo debe de estar en este país, en el que recibirá el asilo y no en el país de donde están saliendo”.

“No nos podemos confiar del gobierno de Estados Unidos”, dijo.

Migrantes dicen 'No' a esperar en México durante proceso de asilo

Integrantes de la Caravana Migrante consultados mostraron también su rechazo a esta política migratoria aparentemente ya pactada entre ambos gobiernos, como lo afirmó el diario The Washington Post y que después negó la senadora Olga Sánchez Cordero, futura secretaria de Gobernación de Obrador.

La señora Victoria Gil, originaria de Honduras dijo no saber del acuerdo, por eso no sabe si le parece bien o mal, pero sí tiene claro que ellos lo que quieren es que les den el paso para Estados Unidos porque vienen con niños y además “no podemos estar tanto tiempo esperando, creo que eso sería lo crítico… además que necesitamos que los niños estén más o menos cómodos, que no estén durmiendo así afuera”.

Para Josué Leos, también de Honduras, lo mejor que se puede hacer ante este panorama será mejor esperar a que entre el nuevo presidente (Andrés Manuel) y ver realmente qué acuerdos son los que se darán con él, para ver si también en Estados Unidos les van a dar la oportunidad del asilo.


“Sobre lo que se menciona creo que sabremos si es bueno o malo dependiendo del tiempo que nos den para la respuesta, la verdad es que no podemos esperar mucho tiempo, después de que ya pasamos mucho hasta llegar aquí… a la hora de la hora si somos rechazados y deportados no va a tener ninguna gracia, eso se llama perder tiempo, así que esto debería ser más ágil presionándolos para que nos den el asilo”, dijo.

Finalmente Pedro Farías, de Honduras, dijo que por un lado le parece que sería “una buena idea”, porque estarían en tierra mexicana y compartiendo algunas costumbres con los mexicanos, pero también cree que eso “sería darnos mucha larga también, porque hay gente que necesita la oportunidad de inmediato porque tenemos familia y que está esperando la ayuda de aquel país”.

“Necesitamos que las cosas no vayan a tardar mucho y que haya soluciones, que alguien nos mande un mensaje concreto, sobre todo porque muchos aquí no estamos cómodos por toda la situación de violencia que ha pasado en nuestra contra”, compartió.

En la aduana de EEUU o sobre la valla fronteriza: la caravana de migrantes se hace sentir en la frontera

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés