null: nullpx
Inmigración Infantil

Imparable oleada de migrantes: arrestos en lo que va del año superan todas las detenciones en el 2015

Sigue creciendo el número de menores no acompañados y familias de migrantes centroamericanos indocumentados que huyen de sus países y buscan asilo en Estados Unidos.
22 Jun 2016 – 03:00 PM EDT

La oleada de migrantes centroamericanos no se frena en la frontera sur de Estados Unidos. A pesar de los esfuerzos del gobierno por detenerla -aumentando el número de redadas de aquellos que tienen orden de deportación-, los arrestos en los primeros ocho meses del año fiscal sobrepasan los números de todo el año 2015.

La Patrulla Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés) reveló que el número de detenciones de menores no acompañados entre el 1 de octubre de 2015 y el 31 de mayo e mayo fue de 38,566. En todo el año fiscal pasado la cifra alcanzó los 39,970.

El número de unidades familiares, en el mismo período (octubre a mayo) fue de 44,524, frente a las 39,838 detenciones en los 12 meses del año fiscal 2015.

La CBP dijo que “sigue monitoreando de cerca” la situación humanitaria en América Central, que generó la oleada advertida por primera vez en 2013.

La agencia aseguró que el número de aprehensiones, tanto de niños como de familias, “son consistentes con los patrones estacionales” e insistió en que a pesar de un repunte en mayo, “se mantienen muy por debajo de los máximos históricos vistos en 2014”, cuando fueron arrestados 68,541 menores no acompañados y 68,445 unidades familiares.


Esperan récord

En enero el jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos Jeh Johnson advirtió, durante una comparecencia en el Congreso, que la proyección para el cierre del año fiscal 20916 (30 de septiembre) era de 75,000 detenciones, unas 7,000 más que las registradas en el 2014.

Johnson visitó recientemente los países de América Central de donde proviene la oleada de migrantes, y reiteró que las puertas de Estados Unidos “no están abiertas a la inmigración ilegal”.

Los nacionales de El Salvador, Honduras y Guatemala constituyen la mayoría de los menores no acompañados detenidos en la frontera cuando intentaban ingresar indocumentados.

La violencia y la pobreza constituyen la principal causa de la migración, advierten investigadores del fenómeno. “En El Salvador la tasa diaria de asesinatos ya alcanza los 23 en una nación de 6.000,000 millones de habitantes”, reiteró a Univision Noticias Elizabeth Kennedy, profesora e investigadora de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de California en Santa Bárbara, California. “Y en Honduras la criminalidad cada día empeora”, agregó.

Kennedy anticipó la crisis en el 2013 pero las advertencias no fueron tenidas en cuenta por el gobierno federal estadounidense.


Día en corte

La Ley William Wilberforce de Reautorización para la Protección de Víctimas del Tráfico de Personas (TVPRA, por su siglas en inglés), aprobada por el Congreso en 2008, no permite que menores migrantes que viajen solos sean deportados de inmediato como ocurre con los mexicanos cuando son detenidos por la Patrulla Fronteriza. Deben ser entregados al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) para ser procesados y que un juez de inmigración decida sus futuros en Estados Unidos.

Del total de menores detenidos por la CBP en la frontera desde el 2014, más del 75% son centroamericanos. De ellos, cerca del 95% fueron liberados con una orden para presentarse ante las cortes de inmigración.

La CBP dijo que seguirá trabajando “para deportar a los migrantes detenidos en la frontera que han tenido la oportunidad de presentar sus solicitudes de asilo u otra forma de ayuda humanitaria, y recibieron una orden de deportación”.

“Desde el comienzo de este año fiscal (1 de octubre de 2015) hemos repatriado a más de 50,000 ciudadanos de la región”, apuntó la agencia.


Casi 32,000 órdenes emitidas

A finales de mayo Univision Noticias reportó que entre el 18 de julio de 2014 y el 26 de abril de 2016, las cortes de inmigración emitieron 31,994 órdenes de deportación relacionadas con menores migrantes solos y acompañados detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México.

En base a datos entregados por la Oficina Ejecutiva de Asuntos de Inmigración del Departamento de Justicia y que fueron solicitados por Univision Noticias, en esos 22 meses la Oficina Ejecutiva de Examen de casos de Inmigración (EOIR, por sus siglas en inglés) recibió 108,115 casos, de ellos completó 51,723 (equivalente al 47.8%) y dejó pendientes de resolver 59,239 (52.2%).

El 20 de noviembre del 2014 el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) publicó un memorando para dar a conocer las nuevas prioridades de deportación. La lista incluye a los migrantes centroamericanos que entraron al país después del 1 de enero de 2014, no tienen causa de asilo y recibieron una orden de deportación.

Las organizaciones nacionales que defienden los derechos de los inmigrantes advierten que las casi 32,000 órdenes de deportación emitidas por el EOIR son el principal blanco de las redadas de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) que iniciaron el primer fin de semana de enero.

Ayuda mínima

Los consulados centroamericanos en la frontera indican que están brindando atención a las familias y menores liberados por las autoridades, y les brindan información para que continúen con sus casos y peticiones de asilo.

Entre los memores que siguen llegando al país hay muchos guatemaltecos que “vienen acompañados de sus padres o viajan en compañía de un tutor”, dijo a Univision Noticias Rosa María Mora, cónsul de Guatemala en Phoenix, Arizona. “En este caso esa persona debe demostrar que tiene bajo su cargo al niño con documentación extendida por las autoridades migratorias guatemaltecas”.

“Por lo general si no son el padre o la madre es un hermano mayor de edad. Si lo traen nosotros revisamos la documentación y procedemos a entregarle una tarjeta consular guatemalteca. Para ello solo necesitamos el certificado de nacimiento del menor. Y para gestionar el pasaporte les explicamos los requisitos. Deben solicitarlo los padres. Si no están aquí en el Consulado ellos pueden presentarse a la cancillería en la capital (de Guatemala) o en los departamentos de Huehuetenango, Quetzaltenango o Jutiapa. Ellos entonces nos envían vía electrónica la autorización y nosotros entonces emitimos el pasaporte”, explicó la funcionaria.

La documentación permite demostrar una identidad creíble ante las autoridades estadounidenses pero no necesariamente garantiza ganar un caso de asilo y permanecer en Estados Unidos, advierten los consulados.

Peligra el debido proceso

La semana pasada la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigla en inglés) reiteró que las redadas, arrestos y deportaciones de migrantes centroamericanos, principalmente menores, violan el debido proceso.

"Hasta el momento la respuesta de la Administración Obama a la situación de los refugiados provenientes de América Central ha sido pésima”, concluyó un informe de AILA titulado “Due Process Denied: Central Americans Seeking Asylum and Legal Protection in the United States” (Debido Proceso Denegado: Centroamericanos Solicitantes de asilo y la protección legal en Estados Unidos).

El estudio incluyó recomendaciones para que el gobierno lleve a cabo reformas al sistema que “garantizarían una justa y equitativa consideración para esta población vulnerable” de acuerdo con la ley vigente.

“Las autoridades de inmigración están deteniendo y colocando indebidamente en proceso de deportación acelerada a mujeres con sus niños, a niños no acompañados y familias enteras que huyen para escapar de una epidemia de violencia en sus países", dijo Víctor Nieblas, presidente de AILA.

Nieblas dijo que las detenciones y deportaciones afectan tanto a menores no acompañados como mujeres con niños, adultos solteros y familias enteras que llegan al país en busca de refugio.

Lea también:

Publicidad