publicidad
Niños migrantes indocumentados en un centro de detención de ICE.

Los “niños marcados” inundan la frontera sur de Estados Unidos

Los “niños marcados” inundan la frontera sur de Estados Unidos

En lo que va del año fiscal la Patrulla Fronteriza ha detenido en Texas a más de 27,000 niños indocumentados y la mayoría de ellos trae escrito en sus ropas o zapatos un número de teléfono o datos que faciliten su identidad o nacionalidad.

Niños migrantes indocumentados en un centro de detención d...
Niños migrantes indocumentados en un centro de detención de ICE.

Con apenas dos años de edad la “niña marcada” subió a la balsa donde venían otros migrantes y cruzó el Río Bravo, en la localidad de Granjeño, ubicada 10 millas al sur de McCallen, Texas, para abrazar a su madre. Fue durante la última semana de abril.

“Unos testigos que venían junto a ella le dijeron a las autoridades federales que la pequeña venía con una persona. Pero que antes que arrancara la balsa la dejó con las otras personas”, contó a Univision Noticias Ena Ursula Peña, cónsul de El Salvador en McAllen. “Algunas veces vienen con gente, con familiares o amigos pero la mayoría de los pequeños migrantes que buscan asilo llegan solos”.

publicidad

Tras el cruce el grupo de indocumentados avanzó hacia el norte cuando fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza del Valle del Río Grande. Versiones de prensa señalaron que la niña había sido abandonada por un “coyote”, y que en la camiseta anotó tres datos para facilitar su identidad: un teléfono en Estados Unidos, el número de una partida de nacimiento de El Salvador y su nombre.

“Cuando los detuvieron nadie del grupo dijo que la niña venía con ellos”, indicó Peña. “Dijeron que no sabían. Solo entregaron a la niña marcada a las autoridades. Pero eso pasa con todos los que vienen, los marcan en sus ropas para que las autoridades llamen a sus parientes y los vayan a buscar”.

Infografia

AUMENTO DE LOS MENORES

DETENIDOS EN LA FRONTERA MEXICANA

Sectores de control fronterizo

en la frontera entre Estados Unidos y México

EEUU

2

1

3

6

5

4

8

Tijuana

7

Nogales

Frontera

1,954 millas

(3,145 km)

9

Laredo

MÉXICO

Niños migrantes detenidos en la frontera

(de octubre a noviembre de los años

fiscales 2015 y 2016)

Año

2015

Año

2016

Incremento

(%)

1

130

205

58%

San Diego

2

El Centro

62

177

185%

3

Yuma

52

547

952%

4

Tucson

855

1,285

50%

5

163

571

250%

El Paso

6

Big Bend

37

321

768%

7

Del Río

214

494

131%

8

Laredo

397

523

32%

Río Grande

9

3,219

6,465

101%

FUENTE: U.S. CUSTOMS AND BORDER PROTECTION

UNIVISION

AUMENTO DE LOS MENORES DETENIDOS EN LA FRONTERA MEXICANA

Sectores de control fronterizo en la frontera entre Estados Unidos y México

EEUU

Yuma

El Centro

Tucson

El Paso

Big Bend

San Diego

6,465

Tijuana

Del Río

Laredo

El Paso

Nogales

Frontera

1,954 millas

(3,145 km)

MÉXICO

Río Grande

Valley

Laredo

3,219

Niños migrantes detenidos en la frontera

(de octubre a noviembre de los años fiscales 2015 y 2016)

1,285

855

AÑO

2015

AÑO

2016

571

523

547

494

397

321

214

205

177

163

130

62

52

37

San Diego

El Centro

Yuma

Tucson

El Paso

Big Bend

Del Río

Laredo

Río Grande

58%

185%

952%

50%

250%

768%

131%

32%

101%

Crecimiento de

las detenciones (%)

Algunos esperan un par de horas pero otros aguardan semanas, meses. “Lo que sucede es que ahora se trató de una niñita de 2 años. Lo que llama la atención su corta edad. Cada vez son más chiquitos los que hacen el viaje para llegar hasta la frontera”, señala la cónsul.

Según la Patrulla Fronteriza, la “niña marcada” fue abandonada por un traficante de personas. “Los contrabandistas son delincuentes sin corazón que no tienen ninguna consideración por la vida de las personas, sin importar la edad”, dijo Manuel Padilla, jefe de la Patrulla Fronteriza en el Valle del Río Grande.

El consulado no está seguro de que la pequeña haya sido contrabandeada. Estima que solo fue dejada ahí con los datos mínimos necesarios para conocer su nacionalidad, contactar a familiares y probar su identidad.

publicidad

Sólo con una partida de nacimiento

Los “niños marcados” no son un fenómeno nuevo. “Los migrantes centroamericanos que cruzan sin autorización la frontera por lo general traen con ellos, en una bolsa de plástico o escritos en sus ropas, su partida de nacimiento”, dijo a Univision Noticias la abogada Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego.

“Lo que sí es nuevo es que las autoridades se estén topando con niños de tan corta edad que ya vengan preparados con su partida de nacimiento, o con los números de las actas para que sepan quiénes son”.

Velásquez explicó que “en aquellos casos donde los niños no traen documentos ni marcas que los identifiquen sino solo sus testimonios, los consulados tienen que determinar si son o no sus connacionales. Y sus apariencias y forma de expresión a veces son determinantes. Los menores no mexicanos no pueden ser retornados a México. Deben seguir con ellos el debido proceso y que un juez tome una decisión”.

Interview with the mother of a Salvadoran child left at the border Univision

Ese es el camino que ahora está recorriendo la “niña marcada” originaria de El Salvador. “La Patrulla Fronteriza nos llamó”, dijo Peña. “Nosotros verificamos los datos que ella traía en su camiseta. Se trataba de un número de teléfono y el de la partida de nacimiento”.

“Verificamos la información para certificar que sea legítima, legal. Pedimos documentos a la mamá y vimos que el nombre de ella aparece en el acta de nacimiento. La mamá de la niña vive en Estados Unidos”, añadió.

La menor fue entregada al Departamento de Salud y remitida a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR). “Estamos acompañando a la madre en el proceso por si necesita abogado. Ella no esta detenida. No podemos dar datos sobre su identidad porque los casos de asilo con confidenciales”, dijo la cónsul.

publicidad

En 2008 el Congreso aprobó la ley de Protección de Víctimas de Tráfico de Personas (TVPRA, por su sigla en inglés) que no permite que menores migrantes que viajen solos sean deportados de inmediato como ocurre con los mexicanos o canadienses cuando son detenidos por la Patrulla Fronteriza. La legislación señala que los niños deben ser entregados al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS, por su sigla en inglés) para ser procesados.

La oleada

La crisis de niños migrantes solos detenidos en la frontera estalló el 2 de junio del 2014 cuando el presidente Barack Obama dijo que en lo que iba del año fiscal la Patrulla Fronteriza había arrestado a más de 46,000 menores, la mayoría centroamericanos (73%).

Entre esos detenidos se hallaban los hijos del inmigrante hondureño Baudilio Caballero, quienes fueron hallados por las autoridades federales en una carretera rural de Texas tres horas después de haber cruzado la frontera.

“Me llamaron para preguntarme mi nombre y mi dirección, y si yo era el padre de los niños”, contó Caballero a Univision Noticias. “Ahí supe que estaban detenidos”.

Undocumented minor found at the Texas border rescued thanks to writings on a t-shirt Univision

La llamada fue hecha por un agente de la Patrulla Fronteriza durante el proceso de verificación de identidades. Caballero vive en el sur de Florida y tampoco tiene papeles de estadía legal. “Después hablé unos minutos, muy pocos, con mis hijos”.

Al 30 de septiembre de 2014, cuando finalizó el año fiscal, la Patrulla Fronteriza arrestó a 68,541 niños migrantes y la mayoría venían marcados, como la pequeña salvadoreña de dos años que cruzó a finales de abril el Río Bravo después de atravesar Guatemala y México, un recorrido plagado de miedos y peligros las 24 horas del día.

La Patrulla Fronteriza reporta que en el año fiscal 2015 detuvo a 39,970 niños migrantes, y en el primer semestre del año fiscal 2016 la cifra alcanza los 27,754. En enero, el jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos Jeh Johnson advirtió durante una comparecencia en el Congreso que el gobierno estima que este año arrestará a unos 75,000 niños migrantes.

publicidad

“Ya van 7,914 niños salvadoreños”, dijo Peña, refiriéndose a los que han sido arrestados en el 2016. “Son muchos y los más pequeñitos vienen marcados”.

La ruta del infierno

La mayoría de los niños migrantes sabe que para llegar a las puertas de Estados Unidos hay que cruzar primero el infierno que hay entre el Triángulo Norte, México y la frontera de Texas. Y en el trayecto muchos desaparecen sin dejar huella.

Algunos vienen con lo puesto, “niños migrantes que traen documentos de identidad, partidas de nacimiento, identificación escolar o en algunos casos pasaporte”, dice a Univision Noticias Elizabeth Kennedy, profesora e investigadora de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de California en Santa Bárbara, California. “Antes de emprender la travesía, “algunos hablan con las autoridades, con las ONGs o parientes y esas personas les informan que necesitarán documentos de identidad”.

“Pero también otros que traen documentos son robados o en la ruta los pierden. Es la incertidumbre del camino. Por eso muchos se notan un numero telefónico por si, en dado caso, son separados o una persona en el grupo se desaparece. O por si los matan”, puntualiza.

Unaccompanied minors receive legal support Univision

“Claro, también hay coyotes que dan documentos de identidad falsos a sus grupos. Tal vez no saben los niños que es un crimen federal usar un documento de identidad falso y piensen que les van a servir para cruzar más fácilmente”, dice Kennedy. “Los migrantes que he entrevistado nunca supieron que fuera un crimen y solo los usaron por instrucción del coyote”.

La investigadora añade que “personalmente no sé cómo saben las autoridades de quiénes se tratan, pero sí sé de pocos casos de niños migrantes retornados a otro país y no a su país de origen”.

También dijo que el hecho de que existan “niños marcados” obedece a una necesidad de “querer confirmar una identidad ya sea para cuando lleguen a su destino y solicitar protección, y para asegurar que llamarán a sus parientes”.

publicidad

En marzo Kennedy advirtió a Univision Noticias que la violencia seguía siendo “la principal causa de migración hacia el norte, a Estados Unidos”, y citó que “en El Salvador la tasa diaria de asesinatos ya alcanza los 23 en una nación de 6 millones de habitantes. Y en Honduras la criminalidad cada día empeora”.

Kennedy anticipó la crisis en el 2013 pero las advertencias no fueron tenidas en cuenta por el gobierno federal estadounidense.

Para Human Rights Watch (HRW) los “niños marcados” no es nada nuevo pero se trata de algo “chocante”.

“En base a mi experiencia es común que los niños no acompañados, y migrantes en general, traigan cualquier tipo de documento de identidad que tengan”, dijo a Univision Noticias Clara Long, investigadora principal del programa de Estados Unidos de HRW. “Muchas veces los padres que los mandan encuentran formas de poner números de contacto y otra información importante en sus zapatos, en sus ropas”.

Del caso de la niña salvadoreña abandonada tras cruzar el Río Grande cerca de McAllen, Long dijo que “uno solo puede imaginar la desesperación que anima a los padres mandar un bebé de dos años…”.

Lea también:

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad