Influenza

¿Está muriendo más gente de gripe esta temporada?

El reporte más reciente de las autoridades sanitarias asegura que hasta el momento han fallecido 53 niños por complicaciones causadas por la influenza. De entrada, parece un número extremadamente alto y preocupante, pero para poder evaluarlo de forma correcta hay que compararlo con años anteriores.

La temporada de gripe azota con intensidad a Estados Unidos y aún no termina: los expertos predicen que se extenderá. Los titulares advierten incesantemente sobre sus peligros y encontrarnos de cerca con alguien que presente síntomas nos recuerda que podríamos ser la próxima víctima del virus, que este año está golpeando con fuerza y cuyas complicaciones han matado incluso a personas jóvenes y saludables que no pertenecen a los grupos de riesgo.

¿Realmente se está muriendo más gente que en años anteriores o esta es simplemente una percepción? Los científicos coinciden al informar que todavía es muy temprano para responder a esa pregunta porque la temporada no ha terminado (podría prolongarse muchas semanas más): lo que se tiene hasta el momento es solo data preliminar. Y aunque la cifra de 53 niños muertos genere preocupación, aún no es posible determinar si superará a los 110 pequeños que murieron la temporada pasada (2016/2017) o a los 148 que murieron en 2014/2015, un período que se consideró especialmente severo.

La principal agencia sanitaria del país, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), asegura que no sabe a ciencia cierta cuánta gente muere de gripe cada año por distintas razones. La primera: los estados no tienen la obligación de reportar los casos de gripe o muertes por complicaciones en personas mayores de 18 años. La segunda es que la influenza estacional no siempre es incluida en los certificados de defunción de personas que mueren por complicaciones relacionadas con el virus, y la tercera: muchas de las muertes relacionadas con la gripe ocurren una o dos semanas después de la infección inicial.

Sin embargo, hay varios indicadores que ya advierten que el escenario es poco favorable.


  • Se trata de una cepa más peligrosa, contagiosa y resistente a la vacuna

Aunque el virus de la influenza es único, existen distintos subtipos. Este año hay varias cepas circulando, pero la más predominante es la H3N2, que también caracterizó a la temporada 2014/2015 y que está asociada a más complicaciones. También es menos compatible con la vacuna de este año que otras cepas como la H1N1 o los virus tipo B que también andan rodando, explica a Univision Noticias la especialista en enfermedades infecciosas Aileen Marty

Según los CDC, este año la vacuna contra los virus H3N2 tendría una efectividad de solamente el 32% en Estados Unidos.

Sin embargo, todos los médicos coinciden en que hay que vacunarse ya que hay otras cepas del virus circulando para las cuales la vacuna podría ser más efectiva y que el obtenerla reduce el riesgo de padecer complicaciones.

“Sea o no una temporada mala debes vacunarte porque aunque no sea completamente compatible, puede proporcionar algo de protección. 30% es mejor que nada”, aclara Patricia Rodríguez, directora médica de Salud Comunitaria en Children’s Health en Dallas, en entrevista con Univision.

El cuánta gente se ha vacunado también incide en la severidad de una temporada de gripe.

"Este año el índice de vacunación no está tan bien como podría estar: ronda el 50%. Si fuera más alto, habría menos probabilidades de que el virus se replicara, aun cuando la protección no es total", señala Rodríguez.

Para ella, el hecho de que las temporadas anteriores hubieran sido más leves, hizo que mucha gente no se vacunara. "Se nos olvida que hay años como éste en los que hay más casos y que el virus de la influenza puede llegar a ser mortal", agrega.


  • No se veía tanta cantidad de gente yendo al médico u hospitales por síntomas de influenza desde la pandemia H1N1

En la epidemia de 2009 el 7.7% de todas las consultas fueron por influenza. Según el reporte más reciente de los CDC, durante la semana que terminó el 27 de enero, se llegó al 7.1%, medio punto porcentual más que la semana previa.

"Estamos viendo una cantidad inimaginable de pacientes con gripe este año", cuenta a Univision Noticias la doctora Vishalakshmi Batchu, una internista que ejerce en Texas. A diario a su consulta van de cinco a siete personas con síntomas de influenza. En diciembre, llegó a diagnosticar entre 10 y 12 por día, algo sin precedentes.

El hecho de que tanta gente vaya al médico y no se quede simplemente en casa revela dos cosas en el criterio de la especialista en enfermedades infecciosas, Aileen Marty: la primera que se sienten bastante mal, lo que habla de la severidad de sus síntomas; la segunda, que reconocen los peligros de la influenza y la ventaja del tratamiento.

“Creo que hoy en día la población se ha dado cuenta de que la medicación antiviral funciona mejor cuando se usa desde antes y por eso saben que deben ir al médico”, dice a Univision Noticias.


Gripe versus resfriado
Los síntomas se parecen, pero hay diferencias que te ayudarán a distinguir si se trata de la influenza.
Señales y síntomasGripeResfriado
ApariciónAbruptaGradual
FiebreHabitualmente dura 3 o 4 días (aunque puede no haberla)Rara vez
DoloresHabituales y severosMuy leves
EscalofríosMuy comunesPoco comunes
Fatiga/ debilidadUsual y severaA veces
Congestión nasalA vecesComún
Dolor de gargantaA vecesComún
Dolor en el pecho/tosComún/ puede ser severaDe leve a moderado/ tos seca
Dolor de cabezaComúnRara vez
Vómitos y diarreaA veces (es más frecuente en niños)No
FUENTE: Centros para el Control de Enfermedades | UNIVISION
  • La mayor cantidad de personas hospitalizadas por gripe en casi una década

Hasta el momento, las hospitalizaciones por gripe sobrepasan a las temporadas anteriores. Para la semana que terminó el 27 de enero, 51.4 de cada 100,000 personas fueron ingresadas por influenza, la cifra más alta que se ha visto desde 2010.
El número es incluso superior al de temporadas que se consideraron particularmente severas como la de 2014-2015, cuando ese índice fue de 43.5 por cada 100,000.

En estados como California la cantidad de pacientes internados se ha cuadriplicado en comparación con ese período en el que a nivel nacional hubo más de 700,000 hospitalizaciones en total.

Paradójicamente, aunque no todos los pequeños reciben la importante vacuna, al consultorio de pediatras como Patricia Rodríguez, directora Médica de Salud Comunitaria en Children’s Health en Dallas, llegan los padres alarmados por los casos que leen en las noticias. “Se escucha demasiado. Hacen la cita asustados apenas su hijo tiene fiebre y empiezan a creer que a su hijo les pasará lo mismo. De cierto modo se magnifica”, dice.


  • Aunque las muertes por influenza aún no alcanzan cifras históricas, no se descarta la posibilidad

Las muertes por influenza y neumonía en adultos han ido escalando hasta llegar a 9.7% del total de decesos registrados en la última semana. Tomando en cuenta que la temporada todavía no termina, no se descarta que pudiera llegar al 10.8% de 2014/2015 cuando hubo un total de 56,000 fatalidades por esta causa, o incluso al 11.1% de 2012/2013. Pero también podría ocurrir que la cantidad se reduzca y los totales no se ubiquen fuera de lo considerado normal.
Para Marty, tantas muertes y hospitalizaciones son consecuencia natural de la gran cantidad de personas que han contraído el virus. “Al evaluar un virus uno tiene que considerar dos cosas: su capacidad de hacer daño (potencia) y qué tan contagioso es. Los que están circulando este año son muy contagiosos, por eso hay muchos más casos. Y cuando hay más gente afectada, en ese grupo habrá un porcentaje que tendrá problemas graves”, explica.

“Es el año más agitado que hemos visto en cuanto a consultas y hospitalizaciones, incluso tan o más agitado que el de la pandemia 2009/2010”, dice a Univision Noticias Mary Anne Jackson, miembro del Comité de Enfermedades Infecciosas de la Academia Estadounidense de Pediatría quien ejerce en el hospital Children's Mercy de Kansas City.


  • Mucha gripe en todas partes y a la vez, ayudada por la ola de frío

Por primera vez casi todos los estados han tenido alta actividad del virus simultáneamente y durante varias semanas. "Esta temporada ha sido una particularmente retadora. Este es un patrón inusual en Estados Unidos", dijo Daniel Jernigan, director de la división de influenza de los CDC en una conferencia telefónica la semana pasada.

La doctora Batchu cree que esto es consecuencia de la ola de frío. “El clima frío hace que el virus se propague más fácilmente, por eso es que habitualmente la actividad más alta se presenta en los meses más fríos y va variando en las distintas regiones del país. Este año ha habido mucho frío en todas partes”.

El que la intensidad del virus sea tan alta simultáneamente en todos los estados ha puesto en evidencia que existen fallas importantes que atender en el sistema de salud pública: la alta cantidad de gente hospitalizada ha generado una escasez de bolsas de solución salina, lo que las autoridades atribuyen al impacto del huracán María que afectó el suministro. También se han reportado escasez de antivirales y hasta de remedios naturales como el extracto de edelberry.


  • Semanas de alta intensidad que no se reduce

“Esta temporada es un triste recordatorio de por qué la influenza es uno de los mayores retos de salud pública. Desafortunadamente, nuestra data más reciente indica que la actividad sigue siendo alta en casi todo el país y que sigue aumentando”, dijo Anne Schuchat, de los CDC al presentar el último informe de los CDC cuando se esperaba escuchar que la temporada estuviese comenzando a dar tregua.

La temporada de la gripe en EEUU no sólo empezó más temprano, sino que no termina de alcanzar el tan esperado 'pico', que es cuando se comienza a notar un descenso en la actividad, aunque sí hubo una ligera mejora en el oeste del país.

“Los números siguen avanzando y no sabemos a dónde va a parar este brote”, admite Marty.

Esa –dónde va a parar este brote– es la gran pregunta que todos se hacen.


  • Un virus subestimado, pero letal

Muchas personas confunden la influenza con el resfriado común y eso las lleva a bajar la guardia. Se equivocan. La historia demuestra lo peligrosa que puede llegar a ser. Aquí algunas comparaciones.
-Muertes por influenza/neumonía en 2014/2015: 56,000.
-Muertes por VIH en el peor año de la epidemia del SIDA (1995): menos de 51,000.
-Muertes por influenza durante la pandemia de 1918 en EEUU: 675,000.
-Soldados estadounidenses que fallecieron durante la Primera Guerra Mundial: 117,000.
-Muertes por influenza durante la pandemia de 1918 en todo el mundo: entre 50 y 100 millones.