Indocumentados

"Trump nos puede cerrar la puerta, pero vamos a encontrar por dónde entrar": mujer autodeportada al llegar a Guatemala

María Santiago García, una guatemalteca madre de cuatro hijos nacidos en EEUU, llegó a su país de origen tras perder el caso para evitar la repatriación. Su esposo se quedó en Estados Unidos y sus descendientes regresarán, mientras ella dice que seguirá luchando para reencontrarse con su familia.

María Santiago García, una inmigrante guatemalteca y madre de cuatro hijos nacidos en Estados Unidos, llegó este martes a su país de origen después de autodeportarse al perder el caso para evitar la repatriación.

"Son muchos sentimientos encontrados, me da coraje y me da alegría", dijo Santiago García al salir del aeropuerto en Ciudad de Guatemala. "Los latinos no le tenemos miedo (a Donald Trump) y vamos a encontrar la puerta por dónde entrar", añadió.

Después de tres años y medio luchando contra el proceso de deportación, el pasado septiembre Santiago solicitó una suspensión del proceso pero, de acuerdo con el servicio de Inmigración, no entregó un pasaporte válido de su país, que es un requisito necesario para pedir la suspensión del trámite, y su petición fue denegada.

Sin embargo, Santiago sostiene que su solicitud era válida porque su pasaporte "tenía validez de cinco años".

"Hay esperanzas porque Inmigración está mintiendo en muchas cosas y yo tengo pruebas de que ellos mienten", señaló.

En una declaración a Univision, el director de la oficina de Operaciones de Cumplimiento y Retiro de Salt Lake, Robert M Culley, señaló que "María Santiago García ha recibido el debido proceso legal y ha agotado sus peticiones a través de las cortes de migración al igual que con ICE".

Aunque su situación legal en Estados Unidos era aparentemente irregular, sus cuatro hijos mantienen sus derechos por ser ciudadanos estadounidenses.

"Estoy feliz porque voy a conocer a mi abuelo y a mi abuela", dijo su hijo mayor, hablando en español.

Su esposo se quedó en Estados Unidos y sus descendientes regresarán, mientras ella dice que seguirá luchando para reencontrarse con su familia.

Isabel González, una activista que se dedica a brindar asistencia a guatemaltecos regresados desde Estados Unidos afirma que a la semana están recibiendo entre 9 y 10 deportados.

RELACIONADOS:InmigraciónDeportaciones