Inmigrantes indocumentados

Corte da 11 días al gobierno de Trump para permitir el aborto de la menor indocumentada en Texas

Activistas critican que la decisión judicial es un peligro debido al avanzado estado de gestación -15 semanas- y a que el gobierno federal ha adoptado como política impedir a toda costa los abortos de menores indocumentadas.
20 Oct 2017 – 5:50 PM EDT

Una Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, en Washington, decidió este viernes condicionar el aborto de una joven indocumentada de 17 años a que el gobierno encuentre a una persona que sirva de tutor y la acompañe, lo que retrasa el procedimiento ordenado por una jueza federal esta misma semana.

Jane Doe, como se refieren a la joven en los documentos de la corte, se encuentra recluida en un albergue de Brownsville, en Texas. Su caso ha despertado indignación por una nueva política del gobierno de Donald Trump de impedir el aborto en Estados Unidos a los indocumentados menores de edad que lleguen sin acompañante.

Activistas han criticado la decisión de este viernes alertando que es un peligro debido al avanzado estado de gestación -15 semanas- y a que el gobierno de Trump ha adoptado como política impedir a toda costa los abortos de menores indocumentadas.


La corte de apelaciones reconoció que la menor indocumentada está protegida por el derecho al aborto, reconocido en EEUU desde 1973, pero bloqueó la aplicación inmediata del procedimiento, ordenado el miércoles por un juez inferior.

En su decisión, la corte llega a un compromiso concediendo a la Oficina de Reasignación de Refugiados (ORR por sus siglas inglesas) su pedido de encontrar un tutor para la menor antes del aborto. Para ello la corte de apelaciones dio de plazo hasta el 31 de octubre a las 5:00 pm.

La abogada del gobierno, Catherine H. Dorsey, alegó en su apelación su interés en "promover la vida del feto" y que el derecho de la adolescente no estaba siendo quebrantado porque ella podría libremente abandonar el país y realizarse el aborto fuera o encontrar un tutor con el que vivir en Estados Unidos.

“Cada día que tiene que quedarse embarazada es una eternidad para Jane. Las acciones ilegales de ORR ya la han forzado al segundo trimestre. Si ORR hubiera seguido sus propios políticas, ella podría haber realizado un procedimiento sencillo de 10 minutos o un aborto con medicamentos", dijo Susan Hays, la directora legal de Jane’s Due Process, un grupo de Texas que protege a menores de edad.

"Con espanto nos enteramos que este corte la denegó socorro de emergencia,” agregó Hays.


Una decisión "cruel" y "peligrosa"

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) cuestionó la decisión a través de sus redes y la catalogó como "peligrosa", pues lleva al límite la posibilidad de que Doe pueda abortar en el plazo que permite Texas, de 20 semanas. Se cree que Jane Doe tiene unas 15 semanas de embarazo.

La joven Doe nunca ha tenido dudas sobre su decisión de abortar, según ACLU. Pero la ley de Texas exige a los menores tener consentimiento de sus padres para realizarse el procedimiento o, en su defecto, el permiso de un juez. Por eso Doe fue a la corte y los jueces la pusieron a cargo de un guardián y un abogado que pudieran velar por sus intereses.

El gobierno ordenó al centro donde se encuentra la adolescente que no permitiera su traslado a un centro de salud para que el aborto se realizara. Según ACLU, el gobierno decidió esencialmente "retenerla como rehén" y obligarla a mantener un embarazo en contra de su voluntad.

La organización de defensa de los derechos civiles, que representa a la joven, asegura que Jane Doe no es la única indocumentada menor de edad no acompañada cuyo derecho al aborto ha sido obstruido por el gobierno federal.

En un caso, una joven fue enviada a una sala de emergencias después de haber tomado una píldora para abortar con el fin de mantener al feto con vida. En otro caso, un oficial de inmigración visitó a la joven para disuadirla de su decisión de abortar.

La jueza federal de distrito Tanya S. Chutkan, en Washington, había ordenado este miércoles al gobierno de Donald Trump que permitiera a la adolescente practicarse el aborto.

Chutkan se dijo "asombrada" por la posición de los abogados del fiscal Jeff Sessions, quienes sugirieron que la menor no gozaba del derecho de acceder a un aborto a menos de que se tratara de una emergencia médica.

Doe obtuvo este jueves la primera de dos citas necesarias para el aborto que estaba programado para este viernes, pero el gobierno consiguió que la Corte de Apelaciones detuviera el procedimiento con su decisión.

Planned Parenthood, el principal proveedor de servicios de salud reproductiva en Estados Unidos, también condenó la orden de la corte al asegurar que retrasará "intencionalmente el derecho constitucional de Jane Doe a realizarse un aborto seguro". La catalogó como "cruel".

ACLU culpa de las obstrucciones al aborto a E. Scott Lloyd, un oficial del gobierno Trump que en marzo asumió el cargo de la ORR. Scott Lloyd trabajó previamente para los Knights of Columbus, una organización católica anti-aborto.

Este viernes, una muchedumbre de activistas se apostó en la calle frente al Departamento de Salud en Washington con pancartas con mensajes como "yo soy Jane Doe", en apoyo a la joven indocumentada y como protesta al empeño del gobierno de frenar la voluntad de abortar de la menor indocumentada.

En fotos: los 6 países de América Latina que prohíben el aborto sin excepciones

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés