La Bolsa no caía tanto desde hace 2 años (y en parte es culpa de los buenos resultados en el empleo)

Los salarios no crecían tanto en Estados Unidos desde 2009. Y eso, aunque parezca irónico, fue un factor para que el pesimismo se expandiera en la bolsa de Nueva York este viernes.
2 Feb 2018 – 6:05 PM EST

La bolsa de Nueva York no se desplomaba así desde que el Reino Unido votó inesperadamente a favor del 'Brexit' en junio de 2016.

Este viernes los inversionistas se deshicieron compulsivamente de acciones y bonos, lo que llevó al Dow Jones, el indicador que representa las grandes empresas industriales del país, a caer un 2.5% y 666 puntos. Es su peor semana en dos años.

Esa bajada indirectamente también puede afectar populares instrumentos de inversión como los 401(k), los planes de retiro cuyo valor está vinculado a la evolución de los mercados.

El presidente Trump celebró el martes ante el Congreso que la bolsa "rompió récord tras récord" en los últimos meses. ¿Por qué, entonces, un desplome así?


  • Miedo a unas mayores tasas de interés. Parece que los inversionistas ven cada vez más posible que la Reserva Federal siga subiendo las tasas de interés. ¿Y eso es grave? Bueno, sí, aumenta el pesimismo de las empresas: pedir dinero prestado a los bancos les costará más caro y pondrá palos en las ruedas de tantas compañías que se endeudan para invertir. Y desde 2015, las tasas ya han aumentado... cinco veces.
  • Bonos cada vez más caros. En los últimos días los intereses de los bonos de inversión ya habían crecido. Eso tampoco era un buen augurio para los inversores. Los bonos son otra manera que tienen las empresas para buscar dinero y, mientras más crecen sus intereses, más caro para ellas es financiarse. Un factor más que expande el miedo de que la Reserva Federal aumente en breve las tasas.
  • Temor a una crecida de precios. Aunque parezca mentira, no gustó a los mercados financieros que la economía esté expandiéndose, que el empleo esté mejorando y –sobre todo– que los salarios estén incrementándose. Los sueldos aumentaron un 2.9% en los últimos doce meses, la mayor subida desde 2009... ¿Y eso es malo? Eso aumenta el temor de una mayor inflación en Estados Unidos y da una razón más a la Reserva Federal para que suba las tasas de interés con la que los bancos prestan dinero.
  • Decepción por los resultados empresariales. Ni el imperio Google creció como se esperaba ni la perspectiva de Apple para su iPhone es la esperada. Tampoco las grandes empresas petroleras como Exxon Mobil y Chevron ganaron en el último trimestre tanto como se preveía. Y esa bajada generalizada (de la que Amazon, por cierto, resultó ilesa) sumó más pesimismo en la bolsa de Nueva York.

¿Seguirá cayendo la Bolsa? Dicen los expertos financieros que anticipan más volatilidad de las acciones, pero no les soprende esas nuevas subidas y bajadas repentinas. Consideran que las crecidas del año pasado en la bolsa, de las que tanto se felicitaba el presidente Trump, no eran normales ni sostenibles.

"¿Si creo que las acciones seguirán creciendo en la misma dirección (que hasta ahora)? Absolutamente no", dijo la estratega de inversión Kate Warne a The Wall Street Journal.

El analista Patrick O'Hare dijo a la agencia AFP que, después de tantos meses de crecidas, todo el mundo debe aceptar que "las tendencias del mercado ahora cambian de dirección".

En fotos: estas son las compañías más odiadas por los estadounidenses

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:BolsaEmpleoDonald TrumpEEUU