null: nullpx
Política

El gobierno elimina la ciudadanía automática para hijos nacidos en el exterior de algunos militares y funcionarios estadounidenses

Una nueva reglamentación publicada por la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración establece nuevas definiciones al concepto de "residencia" para personal diplomático y militares quienes viven fuera del país a efecto de otorgar ciudadanía automática a sus hijos.
29 Ago 2019 – 10:43 PM EDT

El gobierno del presidente Donald Trump hará desde ahora más complicado para los hijos de algunos miembros de las fuerzas armadas, así como empleados de la administración que viven en el extranjero, convertirse automáticamente en ciudadanos de EEUU.

La nueva regla afecta principalmente a hijos de estadounidenses que adquirieron la ciudadanía por naturalización y que han trabajado para las fuerzas armadas o el gobierno y no han vivido en EEUU por el tiempo requerido.

El anuncio hecho este miércoles es una "actualización" de su "Manual de Políticas" que define la "residencia" en lo que se refiere a la ciudadanía para los hijos de "ciertos empleados del gobierno y miembros de las fuerzas armadas" que se encuentran destacados fuera del territorio estadounidense.

La nueva definificón del concepto "residencia" elimina la ciudadanía automática para los hijos de este grupo que, hasta ahora, se consideraban "residentes en Estados Unidos".

La nueva guía, dijo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigraciòn (USCIS) en su página digital, "rescinde la política de USCIS establecida anteriormente".

No afecta a los que nacen aquí

El cambio de política no afecta a los niños que nacen dentro del territorio de Estados Unidos, aclaró la agencia federal. Pero representa un obstáculo para los matrimonios conformados por ciudadanos estadounidenses y hasta para quienes poseen una vivienda en este país, pero no viven aquí, indicó la USCIS.

El cambio a la interpretación de la nueva política se presenta pocos días después de que el presidente Donald Trump dijo que estaba considerando “seriamente” negar la ciudadanía estadounidense a los hijos de extranjeros que nacen en EEUU, un debate que el mandatario esgrime desde la campaña y que tiene el propósito de cambiar la Enmienda 14 de la Constitución para negar la ciudadanía automática a los hijos de indocumentados nacidos en Estados Unidos.

“Si el ciudadano estadounidense que nunca ha residido en Estados Unidos se casa con otro ciudadano estadounidense que nunca ha vivido en Estados Unidos y da a luz a un niño fuera de Estados Unidos, el niño no adquirirá la ciudadanía” automáticamente , explicó el USCIS en el comunicado.


En ese caso, la pareja podría agilizar el proceso de naturalización de su hijo regresando a Estados Unidos para vivir de manera permanente o durante varios meses del año, aclara la agencia federal.

Anteriormente, dicho trámite podía realizarse en embajadas y consulados antes de que los hijos cumplieran 18 años. Ese proceso era más ágil, comparado con los que se realizan dentro del territorio de Estados Unidos.

"Les complical el proceso", dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. "Los militares y los empleados del gobierno que sirven fuera del país van a tener que hacer otro proceso para obtener la ciudadanía estadounidense de sus hijos nacidos en el exterior. A partir de ahora no aplican bajo la Sección 320, que les da la ciudadanía automática, sino que deben hacerlo bajo la Sección 322 de Acta de Inmigración (INA)".

"Una vez hecho el trámite, la USCIS se los tiene que aprobar. Van a tener que aplicar por el proceso normal, la nueva regla les quitó todo tipo de privilegios sobre este asunto", agrego Guerrero.

Qué dijo Cuccinelli


El director interino del USCIS, Ken Cuccinelli, subrayó en Twitter que la nueva política “No afecta la ciudadanía por derecho de nacimiento” y que tampoco niega por completo la naturalización a los hijos de empleados de gobierno y de soldados.

Citando un ejemplo, el USCIS indicó que ya no considerará que un estadounidense resida en este país solo por ser dueño de una casa aquí, inclusive si estuvo un par de semanas del año visitando a familiares y vacacionando.

"La presencia fisica siempre ha sido un requisito para reclamar la ciudadania de un hijo", advierte Guerrero. "Pero si viempre vivió aquí, en ese caso no se se requiere la presentación de una prueba física".

La USCIS indica además que tampoco se otorgaría dicho beneficio a los hijos adultos de los estadounidenses que se naturalizaron sin haber nacido en Estados Unidos, o que jamás vivieron o visitaron este país, añade.

Este es otro caso que sería negado por el cambio de política: “Siendo niño, un padre ciudadano vino a Estados Unidos durante 3 veranos consecutivos para asistir a un campamento de 2 meses. El padre vivió y fue a la escuela en un país extranjero por el resto del año”.

Las excepciones

Bajo estas circunstancias, en cambio, la ciudadanía sí podría transmitirse a los hijos nacidos en otros países: “Los padres ciudadanos trabajaron en Estados Unidos durante 9 meses en un año durante 8 años, en un período de 9 años. (Los padres regresaron a México para pasar los 3 meses restantes de cada año con su familia, que nunca visitó Estados Unidos)”.

La administración Trump dijo que este nuevo reglamento también afecta a los empleados de gobierno y militares. “El USCIS ya no considera a los hijos de empleados del gobierno de EEUU y a miembros de las Fuerzas Armadas de EEUU que residen en el extranjero como ‘residentes de Estados Unidos’ con el propósito de adquirir la ciudadanía” automática , reiteró la agencia.

Un portavoz del Pentágono dijo a la cadena CNN que espera que esta política tenga un impacto mínimo en los miembros de las Fuerzas Armadas. “El Departamento de Defensa (DOD) ha estado trabajando estrechamente con nuestros colegas en DHS (Departamento de Seguridad Nacional) y USCIS respecto a los cambios recientes en las políticas y entiende que el impacto estimado de este cambio en particular es pequeño", indicó el vocero.

Sin embargo, Eric Rubin, presidente de la Asociación Estadounidense del Servicio Exterior, catalogó este cambio de “profundamente preocupante” y lamentó que lo tengan que padecer quienes sirven a este país en el extranjero.

“Obligar a (los miembros de la asociación) a pasar obstáculos burocráticos sin razón aparente, solo para naturalizar a sus hijos como ciudadanos estadounidenses, perjudica enormemente a las personas que han dedicado sus vidas a servir a su país", expresó a CNN.

"Francamente es difícil de explicar y profundamente preocupante", agregó Rubin.


Momentos emotivos en ceremonias de ciudadanía

Loading
Cargando galería
Publicidad