null: nullpx
Violencia

Brutalidad policial contra afroestadounidenses: de la paliza a Rodney King al "no puedo respirar" de George Floyd

En los años 90, la brutal golpiza de unos policías a Rodney King fue capturada en video y provocó uno de los mayores disturbios raciales de la historia de EEUU. La escena de George Floyd en Minneapolis esta semana suplicando por respirar al policía blanco que lo tenía 'asfixiado' vuelve a renovar la conversación nacional sobre la brutalidad policial y la desigualdad racial.
28 May 2020 – 04:36 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

A principios de los años 90, la escena de una brutal golpiza capturada en video conmocionó a la ciudad de Los Ángeles y causó disturbios mortales: en la grabación se veía a un grupo de policías blancos pateando en el suelo a un hombre negro de nombre Rodney King. La escena de la muerte de George Floyd en Minneapolis este 25 de mayo y las posteriores revueltas en la ciudad, recuerdan a muchos aquella violenta escena en Los Ángeles.

La golpiza a King ocurrió el 3 de marzo de 1991. King manejaba a alta velocidad en una autopista y tras una persecución fue detenido. King tenía antecedentes penales por robo y estaba en libertad condicional en ese momento y, según posteriores informaciones, temía porque esta detención pudiera comprometer su libertad.

Cuando detuvieron el auto, los oficiales ordenaron a King y sus amigos que bajaran del auto y se acostaran boca abajo en el suelo. Mientras que los dos ocupantes del auto dicen haber recibido golpes de la policía, King permaneció en el auto. Pensando que tenía un arma, los oficiales le apuntaron aunque luego notaron que estaba desarmado.

Tras resistirse, King terminó en el suelo, rodeado de oficiales blancos que lo patearon y golpearon al punto de dejarle fracturas de cráneo, daño cerebral y varios huesos rotos.

Los disturbios en Los Ángeles

King sobrevivió a la golpiza. Pero un hombre llamado George Holliday grabó la paliza desde su apartamento y envió el video a KTLA, una estación de noticias local.

Luego de que esa grabación se difundiera, el caso ganó notoriedad nacional e internacional. Los policías finalmente fueron llevados a juicio.

Fueron cuatro oficiales blancos del Departamento de Policía de Los Ángeles los acusados de asalto y uso de fuerza excesiva. El resto de los oficiales que estaban en la escena, según los informes de la época, nunca fueron acusados.

Pero casi un año después de la brutal paliza, el 29 de abril de 1992, estos agentes fueron absueltos, lo que provocó una revuelta considerada como los peores disturbios raciales en la historia de EEUU.


El veredicto condujo a cinco días de protestas en las que murieron al menos 60 personas y más de 2,000 resultaron heridas. Hubo incendios en cientos de edificios en toda la ciudad y miles de arrestos.

En ese entonces habían transcurrido casi 30 años de la firma de la ley de los Derechos Civiles en 1964, que puso fin a una lárga época de segregación en el país. Pero el caso de King y las revueltas posteriores de Los Ángeles desataron una nueva conversación nacional sobre la brutalidad policial y la desigualdad racial que se mostraba aún vigente.

La vigencia: el caso George Floyd

Esta semana, el mortal episodio en Minneapolis a muchos les recordó que esa discusión nacional sobre violencia policial contra los negros sigue aún. La escena esta vez no fue la de una paliza: George Floyd estaba suplicándole al policía que lo tenía 'asfixiado' contra el pavimento. "No puedo respirar", le dijo. Floyd terminó muerto.


Tenía 46 años y al momento de la muerte estaba esposado contra el suelo. La escena fue grabada en video por un transeúnte y las imágenes fueron publicadas en redes sociales poco después del incidente generando indignación y grandes y violentas protestas en Minneapolis el martes y miércoles.

El Departamento de Policía de Minneapolis despidió a los policías e identificó a los oficiales como Derek Chauvin, Thomas Lane, Tou Thao y J. Alexander Kueng.

El informe policial original decía que el Floyd se había resistido al arresto. El Departamento de Policía de Minneapolis dijo en un comunicado que los agentes habían respondido a una llamada sobre un hombre sospechoso de falsificación y que "parecía estar bajo la influencia" de una sustancia.

"Se le ordenó que saliera de su automóvil... se resistió físicamente... Los oficiales pudieron esposar al sospechoso y notaron que parecía estar sufriendo problemas médicos", dice el reporte citado por varios medios.

Pero imágenes de video podrían descartar la afirmación de la policía de que el hombre se resistió a la detención. En el video se muestra a un policía blanco presionando su rodilla contra el cuello del detenido negro durante un arresto. Se escucha a Floyd, esposado, decir: "No puedo respirar" y "Por favor, no puedo respirar". El hombre negro se queda en silencio, inmóvil.

Más tarde, Floyd fue declarado muerto mientras estaba bajo custodia policial después de ser transportado al Centro Médico del Condado de Hennepin.


Otro video grabado desde un automóvil detrás, parece mostrar al policía en un movimiento brusco contra Floyd en su auto, pero es esposado de inmediato con la ayuda de otro policía. La declaración del Departamento de Policía dice que no se usaron armas y que las cámaras corporales de los oficiales estaban grabando por lo que esperan revisar esas imágenes.

El FBI está llevando a cabo una investigación federal de derechos civiles sobre este caso, informaron desde la Oficina de Aprehensión Criminal de Minnesota.

Protestas en Minneapolis

Las revueltas empezaron el martes por la noche y continuaron por segunda jornada este miércoles. Manifestantes se enfrentaron a la policía contra la Policía de Minneapolis.

La policía disparó gases lacrimógenos y barricadas para frenar a los manifestantes, que quemaron una tienda de piezas de repuesto de autos y saquearon otras. En medio de los incendios y actos violentos ocurridos en la noche, un hombre murió por impacto de bala en la zona donde se dieron las manifestaciones dijo la policía.


En otros puntos de la ciudad, como el lugar donde se produjo el arresto de Floyd, manifestantes se reunieron pacíficamente para exigir "justicia" mientras que las protestas se multiplicaron también en otras zonas de Estados Unidos, como Los Ángeles, donde fue manifestantes interfirieron en una autopista.

"Debemos seguir luchando por la justicia", dijo Will Wallace, uno de los manifestantes.

Más allá del despido de los oficiales, la familia de Floyd pide que sean acusados de asesinato. Bridgett Floyd, la hermana de George Floyd, dijo a NBC: "Quiero que estos policías sean acusados de asesinato, porque eso es exactamente lo que hicieron, cometieron un asesinato contra mi hermano".

A lo largo de los años, otras muertes de estadounidenses negros a manos de policías blancos han causado manifestaciones y disturbios. Además de rememorar al caso de King allá por los 90, la muerte de Floyd recuerda también la muerte de Eric Garner en Nueva York en 2014, un negro murió después de ser asfixiado cuando fue detenido por agentes depolicía blancos, bajo la sospecha de vender cigarrillos de contrabando.

El caso de Garner es señalado como uno de los que impulsó el surgimiento del movimiento de protesta contra la brutalidad policial contra afroestadounidenses Black lives Matter (La vida de los negros importa).

Fotos: Segunda noche de protestas en Minneapolis por la muerte de George Floyd en un arresto

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés