null: nullpx
Accidentes de transporte

183 pasajeros quedaron atrapados 36 horas en un tren de Amtrak que viajaba hacia Los Ángeles

El tren que partió de Seattle hacia Los Ángeles el domingo por la mañana chocó contra un árbol caído en Oakridge, Oregon, donde no había electricidad debido a una tormenta de nieve y las personas tuvieron que permanecer adentro. Aunque hubo comida durante las más de 35 horas que estuvieron varados, las familias con bebés ya no tenían pañales y las comunicaciones eran limitadas.
26 Feb 2019 – 04:11 PM EST

Un tren de la compañía Amtrak que llevaba varado en Oregon más de 35 horas en mitad de su recorrido hacia Los Ángeles comenzó este martes su regreso a Seattle con 183 pasajeros a bordo después de que el domingo chocó con un árbol caído en la vía cerca de la localidad de Oakridge, en Oregon.

El tren Coast Starlight salió de Seattle a las 9:45 de la mañana hora local del domingo con destino a Los Ángeles, trayecto que se vio interrumpido alrededor de las 6:20 de la tarde lunes cuando chocó con un árbol que había caído por una tormenta de nieve.

El área había recibido de 25 a 38 centímetros de nieve ese día, según el Servicio Nacional de Meteorología, lo que impidió usar un transporte alternativo para rescatar a los pasajeros del tren.

A la nevada se sumaron los cortes de energía generalizados en el área, lo que dificultó todavía más la operación: el tren permaneció un día y medio detenido por completo en el lugar donde chocó con el árbol y las personas tuvieron que quedarse en el interior a la espera del rescate, con comunicaciones limitadas.

"El tren Coast Starlight 11 que salió de Seattle el 2/24 está moviéndose de regreso. Por las condiciones del clima, demoras adicionales se esperan en la ruta", escribió este martes Amtrak en una de sus últimas actualizaciones de la situación a través de Twitter.

La compañía también señaló en un comunicado que los pasajeros recibirán reembolsos y otras compensaciones por lo sufrido durante estos días. Sin embargo, en estos momentos a las casi 200 personas perjudicadas solo les importa bajar de ahí, pues han relatado por medio de sus redes sociales que están "agotados" del "infierno" que han vivido el tiempo en el que estuvieron atrapados en el tren detenido en un paraje lleno de nieve.

"Con los apagones locales y las vías bloqueadas, se decidió que el lugar más seguro para nuestros clientes era permanecer en el tren donde podíamos proveerles comida, calefacción, electricidad y baños", explicó Amtrak sobre la decisión de no bajarlos del tren durante el incidente.

La empresa indicó que ninguna de las personas había resultado herida en la colisión con el árbol. Pero Rebeka Dodson, una de las pasajeras a bordo, comentó en su perfil de Facebook que durante el tiempo que han estado atrapados se han producido "ataques de pánico y niños pequeños desesperados".

Antes de que el tren empezara a moverse de regreso, Dodson había advertido que "esto es un infierno y se está poniendo peor" en vista de que no se movían y las personas adentro ya empezaban a desesperarse.

La pasajera Carly Bigby le dijo a KOIN-TV que las familias con bebés ya no tienen pañales y el servicio de telefonía celular es muy limitado.

En fotografías publicadas por los pasajeros en las redes sociales se puede ver que buena parte del menú de estos días han sido los habituales aperitivos y galletas que sirven en aviones y trenes, así como café, agua y bebidas gaseosas.

Los pasajeros incluyen familias con niños y alumnos de college, incluyendo 20 estudiantes de Japón.

Dodson le dijo a la cadena CNN que aunque dentro del tren se han ayudado a mantener la calma entre unos y otros, algunos están muy preocupados, como los estudiantes que no saben si los profesores van a aceptar su excusa por faltar a clases.

La compañía de trenes aseguró que, aunque regresan ya rumbo a Seattle, remolcados por una locomotora, está previsto que el tren tenga que realizar varias paradas por las condiciones del tiempo en Oregon y el vecino estado de Washington.

Por ello, anticipan que sea un largo viaje hasta que el tren vuelva a su punto de salida.

Amtrak lamentó lo sucedido por las condiciones climatológicas "extremas", pero insistieron en que decidieron dejar a los pasajeros en el tren para garantizar su "seguridad" ante la intensidad de la nevada y los árboles sobre la vía.

Este martes en horas de la tarde el tren llegó a Eugene, Oregon, donde había hecho su última parada antes de quedar varado. La Cruz Roja estaba esperando en la estación para asistir a los pasajeros. Amtrak no ha dicho aún cuándo reanudará su viaje.

"El tren está regresando a Eugene debido al clima y a las obstrucciones en las vías", dijo Olivia Irvin, portavoz de la empresa.

Los 13 miembros de la tripulación manejaron la situación lo mejor que pudieron. Se reportó que uno de ellos hizo pañales a la vieja usanza con servilletas y alfileres de seguridad.

Fotos: Unos se divierten y otros se preocupan con las tormentas de nieve en Seattle

Loading
Cargando galería



Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.