null: nullpx
Educación

No te mortifiques por las horas que tu hijo pasa frente a sus dispositivos, pero busca un equilibrio entre su vida real y la virtual

Si tus niños deben estar en casa durante el verano para protegerlos de la covid-19, no está mal que pasen tiempo frente con su teléfono, tableta o consola de videojuegos. No obstante, intenta que también se ejerciten y utilicen recursos educativos con los que puedan seguir aprendiendo.
23 Jun 2020 – 05:03 PM EDT
Reacciona
Comparte

Si más de una vez durante la pandemia de covid-19 has tenido que dejar que tu hijo pase horas frente a un dispositivo para poder trabajar, relaja el sentimiento de culpa, préstale más atención a la calidad del contenido que consume e intenta que también se ejercite y aprenda nuevas cosas.

La idea es lograr un equilibrio entre su vida virtual y la real.

“Con la pandemia desapareció el concepto de tiempo permitido frente a las pantallas. Ha sido una época en la que estas sustituyeron a la escuela y hasta son el único medio de socialización para los adolescentes, que tanto lo necesitan. Con la gente aislada en su casa no podemos ponerle reglas al tiempo que pasan los niños frente a los dispositivos”, dijo a Univision Noticias María Álvarez, vicepresidenta de Common Sense Latino, un programa de la organización Common Sense Media que brinda educación y promueve el uso de la tecnología y los medios de manera segura para los niños.

Pero si bien el concepto de las horas frente a la pantalla se ha relajado, Álvarez recordó que sigue vigente la recomendación de la Academia Americana de Pediatría de evitarlas en bebés entre 0 y 24 meses de edad. Y agregó que para los niños entre 2 a 5 años es necesario la práctica de actividades que fomenten el desarrollo del lenguaje y su motricidad fina.

Reglas de oro para los padres

Álvarez recomendó que las familias busquen un balance entre el tiempo virtual (el que pasan en los dispositivos) y el tiempo de la vida real de los niños y adolescentes. “Los padres no deben autoflagelarse, pero deben lograr un equilibrio para no permitir que sus hijos pasen el día entero pegados a un aparato. Es bueno que los niños hagan ejercicio, por ejemplo, caminatas por los alrededores de la casa, algo que no sea muy complicado. Si hay hermanos, procurar que jueguen entre ellos”.

Como la tecnología ha sido una tabla de salvación tanto para los niños como para los padres en estos días, aconsejó como regla de oro asegurarse de que sus hijos duerman bien. Para eso, en las habitaciones no debe haber ningún dispositivo cuando sea la hora de ir a dormir: “Hay que cerciorarse de que en la noche no usen ni sus teléfonos, porque los niños y los adolescentes deben dormir las horas que necesitan, entre ocho y diez. Las investigaciones dicen que una hora antes de irse a la cama deben desconectarse de todo, para que su cerebro entienda que es hora de relajarse, de descansar y así tener el descanso reparador que necesitan cada día”.

Uso creativo de la tecnología

Álvarez señaló también que los padres deben procurar que el contenido que consumen sus hijos sea de calidad. “Hay una gran diferencia entre un niño que pasa horas jugando juegos de video que no dejan nada, como Angry Birds, a uno que pasa una hora practicando matemáticas en Khan Academy o uno que juega con juegos como Minecraft o los de Toca Boca, que son interactivos”.

También dijo que los padres pueden enseñarle a sus hijos el poder de las redes sociales para explorar sus intereses. “Los más grandecitos pueden comenzar un canal de Youtube de un tema que les interese o juntarse con amigos en Zoom para hablar de un videojuego y compartir lo que aprendieron, los trucos que descubrieron, etc. También pueden apoyar las causas que respaldan… Se trata de usar la tecnología de manera creativa”.

Información a tu alcance

Durante las vacaciones, Álvarez recomendó a los padres que traten de que sus hijos lean al menos media hora al día y que practiquen sus habilidades en matemáticas. En Wide Open School en español y www.escuela-abierta.org pueden encontrar recursos para que los niños hagan un uso productivo de la tecnología. En ambos sitios también hay actividades semanales para que ellos, e incluso la familia entera, aprendan, lean y se mantengan sanos física y mentalmente.

Para los padres que no son muy conocedores de la tecnología, en este link de Youtube tendrán acceso a una serie de tutoriales desarrollados por el equipo de Common Sense Media para aprender a usar recursos como Zoom, Google Translate, Class Dojo y Google Classroom, entre otras herramientas.

Para recibir en tu teléfono celular consejos sobre el uso de los medios, la tecnología y de los recursos educativos disponibles en Wide Open School envía un mensaje de texto con la palabra FAMILIA al número 21555. La información es ideal para los padres de niños entre 3 y 8 años de edad.

Reacciona
Comparte
Publicidad