null: nullpx
Educación

Diez claves para organizar tu agenda y trabajar con tus hijos en casa

El hogar se ha convertido en el centro de operaciones de muchas familias: allí los niños estudian, juegan y hasta pasan sus vacaciones, mientras sus padres trabajan. Para aquellos que se sienten sobrepasados por esta rutina, reunimos las sugerencias de cinco madres profesionales para ordenar mejor su tiempo.
15 Ago 2020 – 11:40 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Durante los últimos meses la vida de muchos padres se ha visto impactada. Los adultos deben seguir activos en sus puestos de trabajo, los niños deben permanecer en casa y ni siquiera el verano sirvió para tomarse un respiro enviándolos a algún campamento o plan vacacional. Con solo pensar en el nuevo año escolar, muchos se sienten al borde del colapso.

“Las mamás lo tenemos más difícil”, confiesa Adriana Romero, quien trabaja como gerente en una firma de capitales y es cofundadora de Our Little Venice, una agencia que se encarga de ayudar a mujeres inmigrantes a balancear su vida profesional y personal. “Mi esposo hace sus reuniones en Zoom y mi hija nunca está por allí. En cambio, conoce los nombres de todos mis compañeros, mi jefe y hasta de mi CEO. Es a mí a quien pide meriendas y que la acompañe al baño”.

Ilia Francis, ingeniero industrial, madre de dos niños pequeños y socia de Romero en Our Little Venice, dice que ha tenido que flexibilizar su compromiso con la oficina: “Tengo que mantener mi red de contactos activa y esto implica hablar todos los días con clientes potenciales, incluso en una situación como esta. Es prácticamente imposible”.

En esta temporada, las jornadas de trabajo duran más de ocho horas. Caren Carrasco, socia de la firma de marketing Benjamin David, explica que tuvo que relajar esa idea del día de oficina de 9:00 a 5:00, “en mi caso era imposible”. Mientras que para Jessica DeConninck Gonçalves, especialista en el área de tecnología para una empresa de medios, el día no termina nunca y sus hijas pequeñas reclaman más atención: “Mamá y papá están, pero no para ellas. No les puedes explicar eso”.

Otras personas han logrado dar un enfoque diferente a la situación, como Carolina Torres Restrepo, quien se define a sí misma como una “mamá digital” y es la creadora de la red Mujeres Por el Mundo. En su caso, le ha ayudado la perspectiva de ver esta crisis como una oportunidad para pasar más tiempo con sus hijas, mientras organiza su agenda de trabajo.

Cómo hacer home office, cuidar a los niños y salir airosos

A continuación reunimos las ideas que han aportado estas cinco madres profesionales para organizarse mejor en estos días en los que las rutinas se han visto alteradas.

1. Tener una estructura hecha a la medida. Si en algo coinciden las mamás es en la importancia de mantener cierta rutina. Es importante diseñarla y adaptarla a la realidad de cada hogar, e ir ajustándose según sea necesario. Crear horarios, para todos los miembros de la familia, que incorporen tiempo para el trabajo, tareas específicas y momentos personales y en familia.

2. Contemplar la flexibilidad. Sí, es importante la estructura, pero también lo es considerar que estamos ante una situación desconocida. Se debe incluir en la ecuación que a veces no habrá tiempo para algo que se planificó o que los niños no siempre estarán de buen humor. Hay que dejar que las cosas fluyan.
3. Cumplir una meta clave al día. Establecer prioridades ayuda a organizarse mejor y también a manejar la frustración sobre lo que no se hizo. Es muy importante manejar una cosa a la vez, para lograr terminar las tareas. Lo que quede pendiente, márcalo en tu agenda como la prioridad de mañana.

4. Aprovechar las horas de sueño de los niños. Algunas de las mamás consultadas confesaron que tienen la computadora en la mesa de noche y trabajan muy temprano, mientras sus hijos todavía duermen. Otras, emplean la hora de la siesta de los niños para resolver lo más urgente o hasta tomarse ese tiempo para ellas. Las primeras horas de la noche también pueden ser muy productivas.

5. Apoyarse en las herramientas tecnológicas. Es inevitable que los niños pasen más tiempo pegados a la tele, la tableta o cualquier otro dispositivo, viendo videos o utilizando un app de aprendizaje, y hay que tratar de ser más flexibles con esa realidad. La tecnología, además, puede ser una aliada de los padres al usarla como una forma de organizarse con herramientas como Google Calendar o Trello.

6. No dejarse llevar por las redes sociales. Desde hornear pan casero hasta pintar un arcoiris en la ventana, se han puesto de moda expectativas que no combinan con la vida de los padres que trabajan en casa: no te dejes llevar por esta presión. Piensa en tu realidad y atiéndela lo mejor que puedas, con claridad y sin compararte con nadie. Tu agenda es tuya y de nadie más.

7. Permitirse un break. Tomarte unos minutos que te permitan desconectarte un rato, salir a caminar o correr, darte una buena ducha, leer, hacer yoga o practicar lo que te guste es necesario.

8. Disfrutar del tiempo en familia. Cuesta trabajo jugar con los niños o pasar un rato en familia en medio de la rutina laboral, pero hace bien a todos. Un juego libre de 20 minutos, una cena picnic improvisada con emparedados en la sala de tu casa o ver una película en familia el viernes por la noche, son buenas prácticas.

9. No culparse. Esto no ha sido fácil para nadie. Lo que sea que te haga sentir frustrada o fuera de la realidad que conocías hasta hace unos meses, no es tu culpa. Esto también va a pasar, pero está siendo difícil para todos.

10. Buscar ayuda. A medida que se flexibilizan las medidas de distanciamiento, puedes apoyarte en otros. Familiares o amigos de confianza son la primera opción. Si sientes que esto te está causando ansiedad o que no puedes manejarlo, considera buscar ayuda profesional.


Este artículo se publicó en colaboración con Learning Heroes.


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés