null: nullpx
Elecciones

Francia vota en unas elecciones marcadas por la incertidumbre, entre fuertes medidas de seguridad

La elecciones están marcadas por la polarización en torno a los candidatos y el ataque de esta semana en el corazón de París que le costó la vida a un policía. El socioliberal Emmanuel Macron, la ultraderechista Marine Le Pen, el conservador François Fillon y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon parten con opciones de clasificarse para la segunda ronda del próximo 7 de mayo.
23 Abr 2017 – 4:01 AM EDT

Los franceses acuden este domingo a las urnas para participar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, en las que no hay un candidato favorito claro -después de una campaña polarizada marcada por el Brexit y la amenaza terrorista en Europa-, y que se celebran bajo fuertes medidas de seguridad después del atentado esta semana en París, en el que murió un gendarme.

Los primeros colegios electorales de la Francia metropolitana abrieron este domingo a las 08:00 hora local y cerrarán a las 19:00 horas en la mayor parte de las ciudades, aunque se extenderá una hora más en la de mayor tamaño

Una de las incógnitas en estas elecciones es la tasa de participación, que según los primeros datos del ministerio del interios frances proporcionados a mediodía supera ligeramente la del 2012.

En el avance de datos proporcionado por el ministerio indicó que la participación es del 28,54%, cuando todavía falta media jornada.

En 2012 a esa misma hora había votado el 28,29 %, en unos comicios que acabaron con una alta participación de casi el 80 %.

Once candidatos

El socioliberal Emmanuel Macron, la ultraderechista Marine Le Pen, el conservador François Fillon y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon parten con opciones de clasificarse para la segunda ronda del próximo 7 de mayo, entre los 11 candidatos que concurren en esta primera vuelta.


La jornada electoral se desarrollará en medio de importantes medidas de seguridad, tras el atentado que el pasado jueves en el que murió un policía en los Campos Elíseos de París, dos días después de que las autoridades impidieran otro ataque contra la campaña electoral con la detención de dos personas en Marsella.

Estas elecciones se viven también con otra particular puesto que son las primeras que se celebran bajo estado de emergencia que el gobierno decretó en 2015 tras los atentados en París y Saint Denis, lo que ha llevado al gobierno a incrementar las medidas de seguridad y desplegr unos 50,000 agentes de policía y gendarmería y 7,000 militares, en esta jornada electoral.

Francia ha sido golpeada duramente por el terrorismo recientemente por lo que además también se incrementará el control en la entrada de los colegios electorales. Por motivos de seguridad solo podrán acceder quienes estén inscritos en las listas para votar, así que este año no se verán las tradicionales imágenes de ciudadanos que depositan su papeleta acompañados de sus familias.


Niza al día siguiente: fotos de un paraíso convertido en escena de crimen

Loading
Cargando galería

Segunda vuelta

En una campaña marcada por los polos opuestos, las encuestas publicadas en las últimas semanas se espera que el duelo final sea entre Macron y Le Pen en la segunda vuelta.

Pero en unos comicios en los que nada es previsible, justo en los días previos a la jornada de reflexión decretada por ley, su ventaja sobre Fillon y Mélenchon se fue reduciendo hasta un punto que los expertos explican que están dentro del margen de error que suelen tener los sondeos, por lo que de nuevo el resultado es incierto.

Los resultados definitivos los dará a conocer el Ministerio del Interior a las 17:00 horas.


Le Pen, líder del Frente Nacional (FN), de 48 años, espera beneficiarse de la ola populista que propulsó la victoria de Donald Trump en Estados Unidos y el voto a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Con un programa centrado en el "patriotismo" y la "preferencia nacional", Le Pen defiende la salida del euro y de la Unión Europea, una promesa que de cumplirse podría propinar un golpe fatal a un bloque ya debilitado por el Brexit.

En cambio, Macron, exministro de Economía del presidente François Hollande (2014-2016), ha hecho campaña con un programa abiertamente europeísta y liberal que podría reactivar el motor europeo.

Este exbanquero, prácticamente desconocido hace apenas tres años y que nunca se ha sometido al sufragio universal, podría convertirse con 39 años en el presidente más joven de la historia de Francia.

Con información de las agencias EFE y AFP.


RELACIONADOS:EleccionesFrancia

Más contenido de tu interés