Elecciones México 2018

López Obrador prepara terreno para una renovada relación con Estados Unidos cuando asuma la presidencia de México

Cinco meses antes de ser presidente de México, López Obrador y su equipo podrán fijar su postura sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, seguridad fronteriza, combate al tráfico de drogas y crimen transnacional, en un intento por iniciar una nueva etapa con el gobierno de Estados Unidos.
13 Jul 2018 – 1:21 AM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- Este viernes el ganador de las elecciones presidenciales de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunirá en la capital del país con una comitiva del gobierno estadounidense del más alto nivel —que incluye a los secretarios de Estado, del Tesoro y de Seguridad Nacional y el consejero y yerno de Donald Trump, Jared Kushner— para tratar temas como la renegociación del Tratado de Libre Comercio (NAFTA, por sus siglas en inglés), la seguridad fronteriza, el combate al narcotráfico y al crimen organizado.

La agenda no incluye el asunto del muro fronterizo que Estados Unidos pretende construir a lo largo de su frontera común con México.


La delegación estará encabezada por el secretario de Estado, Mike Pompeo, a quien le acompañan el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el principal consejero de la Casa Blanca y yerno de Donald Trump, Jared Kushner.

Ahora López Obrador tratará de mandar las señales para abrir un diálogo renovado con el presidente Donald Trump y que los desencuentros que se han tenido en la administración de Peña Nieto se minimicen. Así parece estar sucediendo luego de que la semana pasada sostuvieron una llamada telefónica a la que calificaron como “gran conversación” en la que hablaron sobre proyectos de desarrollo para generar empleos en México y las negociaciones del NAFTA.

"Tuvimos una gran conversación, como de una media hora de duración, hablamos sobre seguridad fronteriza, hablamos sobre comercio, hablamos sobre TLCAN y sobre un acuerdo por separado, solo entre México y Estados Unidos", dijo Trump en un tuit.


Dos años de roces entre Trump y Peña Nieto

Este encuentro con López Obrador se da luego de una larga serie de roces que ha mantenido la administración de Enrique Peña Nieto con Donald Trump desde 2016 cuando, antes de ser presidente, calificó a los inmigrantes mexicanos como violadores y criminales.

Sin embargo, esta tensión, lejos de minimizarse, fue creciendo debido a que Trump ha enviado una serie de amenazas que van desde bloquear las remesas que se envían a México hasta realizar deportaciones masivas y retornar a migrantes a sus países de origen.

El último roce sucedió a finales de mayo, cuando Estados Unidos anunció la imposición de aranceles del 25% al acero y al aluminio, y como respuesta, México aplicó tarifas comerciales al cerdo, las uvas, las manzanas y el acero plano.

Las accione que tomó el gobierno mexicano fueron una de las pocas que fueron respaldadas por expertos y políticos mexicanos, que se encontraban en plena campaña electoral y que durante los últimos meses habían emitido declaraciones contra Peña Nieto por no actuar firme contra “las faltas de respeto” del gobierno vecino.


AMLO: “México no va a ser piñata de ningún gobierno extranjero”

Uno de esos políticos fue precisamente Andrés Manuel López Obrador. Fue el primero de los cuatro candidatos presidenciales en mostrar una postura ante las amenazas del presidente estadounidense y anticipó acciones si Trump tomaba medidas como desplegar a la Guardia Nacional en la frontera sur.

“Si el señor Donald Trump hace eso y militariza la frontera, nosotros, en los 3,185 kilómetros de frontera que tenemos con Estados Unidos, vamos a hacer una movilización. Una cadena humana, todos vestidos de blanco pidiendo la paz y el progreso. Nosotros queremos entendernos con el gobierno de EEUU, pero queremos respeto mutuo. México no va a ser piñata de ningún gobierno extranjero”, dijo tras un mitin en un poblado del norteño estado de Coahuila en abril pasado.

Esta no es la primera vez que López Obrador emite una postura ante los comentarios de Trump, pues en febrero de 2017 inició una gira por varias ciudades de Estados Unidos para mostrar su apoyo a los inmigrantes, ante las políticas del presidente Donald Trump, a quien llamó “el grandulón irresponsable”.


No obstante, en sus propuestas de campaña fue más moderado, pues aseguró que buscaría mantener vigente el Tratado de Libre Comercio siempre y cuando “no se convierta en una fatalidad para los mexicanos”. Además, incluyó propuestas como convertir los consulados de México en procuradurías de la defensa de los migrantes, apoyo legal en tribunales y señaló que buscaría alianzas con autoridades norteamericanas que estén a favor de una reforma migratoria en Estados Unidos.

Para los mexicanos deportados, propuso la instalación de oficinas de atención y apoyo legal en puntos fronterizos de México; y planteó, además, realizar un monitoreo de los migrantes con perfil criminológico alto, para evitar su reinserción o absorción por la delincuencia organizada.

En su campaña, AMLO fue el único que ha hablado de un protocolo para la búsqueda de migrantes en tránsito desaparecidos y reforzar el marco legal para castigar el tráfico de personas.

En fotos: Entre cumbres y protestas, la historia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA)

Loading
Cargando galería
Publicidad