Elecciones en México

Las claves de la elección que revolucionará la Ciudad de México

La mayor capital de América Latina va a las urnas este domingo para elegir a los asambleístas que redactarán su primera Constitución.
3 Jun 2016 – 11:08 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO (México).- Este 5 de junio, más de 7.3 millones habitantes de la Ciudad de México acuden a las urnas para votar por los candidatos que los representarán en la Asamblea que creará por primera vez una Constitución.

Se trata de una votación histórica que dotará de más facultades a la mayor capital latinoamericana, la convertirá en la entidad federativa número 32 de México y que ha llegado a ser descrita como un proceso revolucionario.

“Para que volvamos a tener la oportunidad de elaborar una Constitución tendría que haber una revolución, de ese tamaño es el evento”, afirmó el candidato independiente Ismael Figueroa Flores, que es el líder del sindicato de bomberos.

Univision Noticias consultó a diversos expertos y candidatos sobre esta votación de la que saldrá la primera Constitución de Ciudad de México:

1. ¿Para qué sirve?

La Asamblea Constituyente que salga de las elecciones se encargará de revisar, modificar y votar el proyecto de la Constitución.

La iniciativa fue aprobada en abril del año pasado por el Senado como Reforma Política para el entonces todavía Distrito Federal, por la que además se otorgaban mayores facultades y autonomía administrativa a la capital.



“Por primera vez, tendremos una Constitución: tenemos la federal, cada entidad federativa tiene la suya y ahora la nuestra, que no puede ir en contra de lo que rige en la federal pero puede incluir derechos o ampliarlos, así como libertades y obligaciones para todos nosotros”, destaca la abogada y candidata independiente Natalia Eugenia Callejas Guerrero.

Por su parte, el académico del departamento de Derecho de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Miguel Pérez López, considera que la idea responde a una vieja propuesta académica y política que tiene como objetivo fortalecer la democratización en la capital y que sus habitantes se sientan plenamente representados.

“No se trata de crear un estado, se trata de crear una entidad federativa dotada de autonomía en donde ya no se dependa tanto de los poderes federales, sobre todo del Congreso de la Unión, pero también respetando a la Ciudad de México como la capital del país y la sede de los poderes federales”, señaló en entrevista con Univision Noticias.

2. ¿Quién la hará?

La Asamblea Constituyente estará conformada por 100 diputados: 60 serán electos el domingo y los 40 restantes serán designados de este modo: 14 senadores; 14 diputados federales; seis nombrados por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y otros seis por el presidente Enrique Peña Nieto.

Los 40 diputados designados deberán seguir en sus funciones como diputados federales o senadores. Ninguno de los 100 recibirá remuneración económica.

En el caso de los elegidos en las urnas, serán designados de acuerdo al porcentaje de votos que tenga cada partido para, según la versión oficial, favorecer una mayor representación de todas las ideologías políticas y un mejor debate a la hora de promulgar y redactar las leyes. La única condición es que el partido en cuestión tenga mínimo el 3% de los votos totales de la elección.

También hay candidatos independientes.

3. ¿Cómo se vota?

El ciudadano recibirá una sola boleta con los logotipos de los partidos políticos y los nombres de los candidatos independientes.
En caso de votar por un partido político, deberá cruzar el de su preferencia, mientras que para votar a los candidatos independientes, además, se deberá llenar el cuadro con el número de la planilla correspondiente y escribir el nombre del aspirante para evitar la anulación del voto.

Elegidos los asambleístas, una Junta Instaladora redactará un reglamento interno para conducir los trabajos de comisiones y en el Pleno, algo que deberá quedar listo 10 días después de la instalación de la Asamblea.

4. ¿Qué candidatos han propuesto los partidos?

Cada agrupación política presentó una lista de 60 candidatos, así como los temas a los que darán prioridad sus representantes en la Asamblea Constituyente. Estas son las principales fuerzas políticas:

El oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI, centro) presentó una lista encabezada por exfuncionarios y miembros de organizaciones sindicales.


Entre sus principales propuestas se encuentra promover la participación ciudadana, ofrecer empleos bien remunerados, defender el derecho al agua potable y la inclusión social.

Por su parte, el Partido Acción Nacional (PAN, derecha) propone el reconocimiento del derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte, regulación de manifestaciones, justicia efectiva y más autonomía para los gobiernos locales.

Los candidatos propuestos por el PAN son políticos y exfuncionarios de todos los rangos, encabezados por el exministro de Interior Santiago Creel Miranda.

En el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) destacaron la postulación de la periodista Katia D’Artigues; la activista por los derechos, LolKin Castañeda; y la de una de las fundadoras del partido, Ifigenia Martínez, entre una larga lista de exfuncionarios.


Como tema central promueven la despenalización de la marihuana para uso médico y recreativo, la revocación del mandato al segundo año de gobierno, acceso a la tecnología y apoyo a madres trabajadoras, además de la defensa a los derechos humanos.

Por el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA, izquierda), destacan los actores Damián Alcázar, Bruno Bichir y Héctor Bonilla. En su lista aparecen también académicos y exfuncionarios públicos.



La primera promesa de MORENA es garantizar una ciudad soberana. Además, proponen revocar el mandato a los “malos gobernantes”, crear una fiscalía anticorrupción, dar prioridad a la transparencia, programas sociales, equidad, educación, derechos laborales, transporte y justicia.

5. ¿Y los independientes?

Los candidatos independientes tuvieron que presentar al menos 73,792 firmas, el equivalente al 1% de la lista nominal de electores y crear una asociación civil. Los aspirantes no debían pertenecer a ningún partido político, ni haber sido candidatos en las elecciones pasadas.

Un total de 21 personas lograron completar esos requisitos e inscribirse. Los perfiles de estos personajes varían desde servidores públicos, exfuncionarios, empresarios y académicos. Pero la mayoría lamenta la dificultad del proceso y la falta de oportunidades en comparación a los partidos.

“Esta primera parte de inscripción de registros de apoyo a ciudadano implicaba una campaña sin participación del erario público y mostraba una de las características antidemocráticas de la reforma”, afirma el candidato independiente Sergio Abraham Méndez Moissen.

Este profesor de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) propone que todo funcionario público sea revocable y tenga el salario de un trabajador promedio, prohibir las subcontrataciones y que el salario se ajuste de acuerdo a la inflación para cubrir el costo de la canasta básica.

Por su parte, el periodista Gerardo Cleto López Becerra, que también logró postularse como independiente, criticó en declaraciones a Univision Noticias que “los propios partidos políticos han hecho reglas del juego desequilibradas, inequitativas", lo que a su juicio quita impacto a candidaturas como la suya.

López Becerra aspira a una Constitución con no más de 25 artículos que promueva un gobierno moderno, en contacto con la ciudadanía y que no olvide a la población migrante como los estudiantes que se fueron y ya no regresaron o los trabajadores que se fueron a EEUU.

De acuerdo con el académico Miguel Pérez, las candidaturas independientes representan un experimento democrático en la capital del país y corren el riesgo de que el resultado sea fallido si es que ninguno de ellos logra colocarse en alguno de los puestos de la Asamblea.

Para que alguno de estos candidatos logre un lugar en el Constituyente necesitarán por lo menos 18,674 votos, poco más de la cuarta parte de lo que se les pidió por el registro, para ganarse un lugar dentro de la Asamblea.


Más contenido de tu interés