null: nullpx

Gobernadores del PRI en México terminan su gestión a la par que son investigados por desvío de recursos

Los políticos que administrarán los gobierno de Chihuahua, Quintana Roo y Veracruz en México comenzaron a hacer sus balances y concluyeron que la situación en esos lugares es peor de la que esperaban.
27 Sep 2016 – 3:05 PM EDT

Tres políticos mexicanos que pertenecen al oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) llegan al final de su gubernatura a la par que son investigados por autoridades federales por su presunta responsabilidad en actos de corrupción, lavado de dinero, despojo y enriquecimiento ilícito.

Se trata de César Duarte Jáquez de Chihuahua, Roberto Borge Angulo de Quintana Roo y Javier Duarte de Ochoa de Veracruz. Los tres promovieron acciones legislativas de último momento para 'blindar' su salida sin ser investigados, pero el presidente Enrique Peña Nieto impugnó esos recursos legales ante un tribunal federal. Ahora la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) y el fisco mexicano están tras ellos.

Su partido, que los apoyó al inicio de su gubernatura, también les ha dado un revés iniciando con el gobernador Javier Duarte, a quien la comisión de justicia del PRI le arrebató sus derechos políticos como militante.

Chihuahua


A César Duarte, quien es el gobernador del norteño estado de Chiahuahua, se le acusa desde 2014 de lavar dinero y de enriquecimiento ilícito. En 2012, el político y su esposa obtuvieron un fideicomiso (contrato 744743) en Banorte por 65 millones de pesos mexicanos (3.2 millones de dólares) que invirtieron en la Unión de Crédito Progreso, el cual se convirtió en Banco Progreso, donde tiempo después el gobierno estatal hizo 342 depósitos, equivalente a 80,000 millones de pesos (4,000 millones de dólares).

El pasado 12 de septiembre, César Duarte acudió a la PGR para declarar el origen del dinero que se envió al Banco Progreso a través de transferencias que hicieron sus colaboradores quienes eran accionistas de esa institución financiera. Los documentos fueron dados a conocer por el portal Animal Político.

César Duarte entregará el cargo a Javier Corral Jurado el próximo 4 de octubre. Dejará a Chihuahua con una deuda de 42,000 millones de pesos (2,100 millones de dólares), según reportes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Su mandato culmina con una ola violenta que en agosto cobró la vida 136 personas, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo Nacional.

En entrevista con Univision Noticias, Gustavo Madero Muñoz, encargado en el equipo de Javier Corral del proceso de transición, explicó que la nueva administración deberá afrontar problemas de violencia en las calles de Ciudad Juárez y en los penales, como consecuencia de la lucha entre los cárteles de la droga y de la “deteriorada policía” que deja la gestión de César Duarte Jáquez.

Quintana Roo


El Sistema de Administración Tributaria (SAT) investiga al exgobernador Roberto Borge Angulo y a otros 20 exfuncionarios del gobierno de Quintana Roo por operaciones que terminaron con el despojo de bienes de empresas y extranjeros (casas, departamentos, hoteles, condominios y cuentas bancarias).

A Borge se le acusa de estar al frente de una red de fraude y despojo que operó desde las oficinas de arbitraje laboral. El 'modus operandi' de los funcionarios, detalló la revista Expansión, consistía en la fabricación de laudos de supuestos trabajadores donde nunca se le notificaba al patrón, lo que no le daba oportunidad de defenderse legalmente.

Tras el fallo el supuesto empleado se quedaba con los bienes, pero la investigación de Expansión evidenció que algunos involucrados que trabajaron en el gobierno fueron quienes adquirieron esas propiedades.

Decenas de empresas y personas de origen extranjero fueron víctimas de despojo. Incluso las embajadas de Francia, Italia, Portugal y de los Países Bajos se pronunciaron y pidieron al gobierno de México investigar cada caso.

Roberto Borge Angulo le dejó el cargo de gobernador a Carlos Joaquín González el pasado 25 de septiembre. Quintana Roo presenta una deuda pública de 22,000 millones de pesos (1,100 millones de dólares), la deuda per cápita más grande del país.

Francisco López Mena, coordinador general del equipo de transición de Carlos Joaquín, detalló que el estado no se encuentra en banca rota, pero existe un déficit grave que “nos deja con un corto margen de maniobra”.

El equipo del gobierno entrante aseguró que hay deudas en las escuelas, en sector infraestructura, seguridad, fiscal, entre otras.

En su Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2014, la Auditoría Superior de la Federación presume que el gobierno de Borge provocó un daño patrimonial asociado a diversos fondos federales, entre los que destacan la aportación al programa Escuelas de Tiempo Completo. De los 184 millones de pesos (poco menos de 10 millones de dólares), el gobierno local no ejerció 84.2 millones ( menos de cinco millones de dólares), aunque tampoco los reintegró a la Tesorería de la Federación, como debió haberse hecho.

En cuanto a la seguridad pública, el gobierno de Quintana Roo no ejerció una quinta parte de su partida, y dejó también sin aclarar el destino esos más de 30 millones de pesos ( 1.5 millones de dólares).

Respecto al rubro Apoyo a Centros y Organizaciones de Educación, de la cantidad que el gobierno federal transmitió al estado no se había transferido el 9% del total, equivalente a 100 millones de pesos mexicanos ( 5 millones de dólares).

Desde mayo la PGR y la Auditoría Superior de la Federación investigan la gestión de Borge por corrupción y desvío de recursos.

Veracruz


En Veracruz el gobernador Javier Duarte de Ochoa es investigado por desvío de recursos, peculado, enriquecimiento ilícito, entre otros delitos. En julio, el gobierno mexicano comenzó a revisar las cuentas y bienes del mandatario estatal y de las personas cercanas a él, incluyendo colaboradores y familia.

La PGR endureció las pesquisas dado que funcionarios del gobierno de Veracruz cometieron irregularidades u omisiones en los interrogatorios.

Las investigaciones se centraron en los bienes de Duarte, pero fue el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares quien difundió información sobre una propiedad del gobernador en el exclusivo Woodlands Country Club, en Houston, Texas. La versión se confirmó cuando la revista interna del residencial en su edición de julio dio la bienvenida a sus nuevos vecinos: los Duarte.

Las autoridades no han informado de algún prestanombres del gobernador, pero a finales de agosto, el periódico Reforma publicó que Javier Duarte es heredero de los bienes de uno de sus amigos, Moisés Mansur Cysneiros, según el documento 31,738, inscrito en el libro 1,178 del Registro Público de la notaría número 44 en Huixquilucan, Estado de México.

Por medio de un mensaje a medios, Mansur Cysneiros confirmó que Duarte era su heredero, pero aclaró que su amigo no lo sabía.

Duarte le dará el poder a Miguel Ángel Yunes el próximo 1 de diciembre. Veracruz es uno de los estados más endeudados de México, con un pendiente económico por 46,000 millones de pesos (2,300 millones de dólares). Este estado figuró como el más violento en agosto, con 229 homicidios. De acuerdo con información oficial, existe una pugna entre grupos criminales, uno de ellos y el predominante es el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).


Ante la ola de delitos Yunes pidió al presidente Enrique Peña Nieto intervenir de manera urgente, pues de lo contrario “la situación empeorará”. Además agregó que los criminales operan en total libertad con la complicidad del actual gobernador.

“La delincuencia opera con total impunidad ante la actitud complaciente de Javier Duarte, quien está dedicado a defenderse y no a defender a los veracruzanos. Es momento de que el gobierno federal tome la decisión de intervenir directamente en Veracruz y quitar el mando de las fuerzas de seguridad a Duarte, quien es el responsable directo de la situación que se vive en Veracruz. Debemos tener siempre presente que la delincuencia organizada llegó a nuestro estado de la mano de Fidel Herrera (exgobernador) y que éste encomendó a Duarte la protección de los grupos delincuenciales”, acusó Yunes Linares.

Lea también:

Más contenido de tu interés