null: nullpx
Caucus Iowa

El fracaso del caucus de Iowa para los demócratas: sin resultados y expuestos a la burla de Trump

El caos en el que terminó la primera batalla electoral demócrata, de la que aún no se tienen datos de cómo quedaron los candidatos, podría generar dudas entre muchos sobre la transparencia de todo el proceso de las primarias y abre un flanco que ya explotan los republicanos.
4 Feb 2020 – 01:38 AM EST
Comparte
Cargando Video...

DES MOINES, Iowa .- Las esperadas primarias demócratas empezaron con un traspié que puede manchar el resto del proceso para elegir al candidato que se enfrentará a Donald Trump en noviembre.

Los resultados no se presentaron como había prometido el Partido Demócrata de Iowa por problemas en el nuevo sistema de conteo y la tecnología usada para transmitir los datos desde los precintos, según la explicación oficial. Esos nuevos sistemas buscaban hacer el proceso más transparente y resulta que pueden terminar minando la confianza de algunos en todo el proceso de las primarias.

“Hemos encontrado inconsistencias en el reporte de los tres juegos de resultados. Además de los sistemas técnicos que están siendo usados para tabular los resultados, también estamos usando fotos de los resultados y pruebas en papel para validar que todos los resultados coincidan y aseguran que tenemos confianza en la exactitud de los números que reportamos”, indicó el partido en un comunicado.

En uno de los centros de votación bilingües (español-inglés) en el que estuvo Univision Noticias en Des Moines, se pudo ver cómo los organizadores tenían problemas para comunicarse con los responsables del partido a quienes debían entregar los resultados de ese recinto (donde por cierto se impuso contundentemente el senador Bernie Sanders).

Sin resultados, pero con proyecciones y estimados, los ciudadanos de Iowa y el país todo, se fueron a dormir con la sensación de que el caucus había sido un asunto de cuatro: Sanders, Buttigieg, Warren y Biden, no necesariamente en ese orden.

Ese retraso generó la situación curiosa de que los candidatos, los potenciales ganadores y los aparentes perdedores, salieran a hablar a sus seguidores antes de que se conociera algún dato. Por lo general, los aspirantes esperan poder llevar alguna información para apuntalar el entusiasmo de sus simpatizantes, pero en este caso no hubo con qué hacerlo.

¿Los primeros serán los últimos?

Primero fue la senadora Amy Klobuchar y luego el exvicepresidente Joe Biden quienes dieron sus mensajes triunfales ante sus seguidores, haciendo menos énfasis en lo que hicieron lograron en los caucus de Iowa que en lo que piensan hacer la próxima semana en las primarias de New Hampshire.

En una primera aproximación, podría pensarse que Klobuchar y Biden prefirieron hablar sin que hubiera cifras, porque los resultados no los han favorecido, sobre todo en el caso del exvicepresidente, quien en algunas asambleas realizadas en centros urbanos no quedó como “candidato viable”, es decir, no superó el 15% de los apoyos.

Pero luego salieron a hablar los senadores Elizabeth Warren, Bernie Sanders y por último el alcalde de South Bend, Pete Buttigieg, quienes estaban identificados en la mayoría de las proyecciones hechas por los observadores que asistieron a los caucus como los ganadores de la noche.

Por el tono y la oportunidad, los discursos de los candidatos ya dieron a entender que nadie esperaba resultados la noche del lunes y que era mejor poner rumbo a New Hampshire, donde se realizará la primera elección primaria de la temporada el próximo martes 11.

"Imaginen, tengan un fuerte sentimiento, que en algún momento se anunciarán los resultados", dijo Sanders. "El primer estado del país ha votado y hoy marca el principio del fin para Donald Trump", añadió augurando buenos resultados para su propia campaña en lo que sonó como un discurso ganador.

Las campañas no hablan necesariamente en el vació, ellos tienen una red de testigos en los centros de votación que reportan de manera extraoficial la marcha del proceso. Por ejemplo,la madrugada del martes desde la campaña de Buttigieg comunicaban a Univision Noticias que su candidato tenía "viabilidad en el 83%" de los recintos que habían sido reportados y aseguraban que alcalde marcha "victorioso" hacia New Hampshire.

Cargando Video...
Resultados preliminares del caucus de Iowa ponen a Buttigieg, Sanders y Biden a la cabeza


Buttigieg fue el último en dirigirse a sus seguidores. "Esta noche una esperanza improbable se convirtió en innegable realidad. No conocemos todos los resultados, pero sabemos que para el momento que todo se haya dicho, Iowa habrá sacudido la nación. Todo indica que vamos a New Hampshire victoriosos".

A las 4:00 am, con el alcalde ya en New Hampshire su equipo ofreció a los medios sus datos del proceso, que indican que Buttigieg habría logrado 25% de apoyo general, lo que les hace pensar que podría haber ganado la noche. Pero hasta ahora no hay manera de verificarlo por la falta de resultados oficiales sobre el caucus.

Munición para los republicanos

Mientras los candidatos hablaban, fuentes de algunas de las principales campañas confirmaron a Univision Noticias que estaban en reuniones con el Partido Demócrata de Iowa para conocer las razones que han generado el retraso en la presentación de la información de los caucus.

Fuentes de una de esas campañas, que ofreció la información sin querer nombrar a su candidato para evtar roces con el partido, dijo a Univision Noticias que la llamada con el Partido Demócrata de Iowa en la que iban a recibir explicaciones sobre el retraso de resultados del proceso fue "corta" y que "no aceptaron preguntas". "Suena como un problema técnico o error humano, pero no sabemos", afirmaron a Univision Noticias.

Un tuit del hijo mayor del presidente, Donald Trump Jr., dejó claro que, sea cual sea la explicación, del lado republicano están dispuestos a usar el episodio para sembrar dudas entre la base demócrata, sobre todo la que sigue a Sanders.

El presidente Trump despertó este martes con un tuit en el que critica la falta de resultados del caucus demócrata al asegurar que el proceso fue un "absoluto desastre".

"Nada funciona, justo como condujeron el país", escribió el mandatario, que agregó que solo él puede reclamar "una gran victoria en Iowa" dado que resultó ganador —como se esperaba— en el caucus republicano en ese estado.

En 2016, Trump dijo varias veces lamentar que los demócratas hubieran “maltratado” a Sanders, dando a entender que habían hecho triquiñuelas para garantizar que la exsecretaria de Estado Hillary Clinton lograr la nominación. No necesariamente por acción del verbo incisivo de Trump, pero la sensación entre muchos seguidores de Sanders es que el partido se había puesto en contra del senador por Vermont.

Este lunes, el presidente Trump tuiteó una frase de Steve Doocy, un presentador del programa 'Fox and Friends', sugiriendo que el Comité Nacional Demócrata podría estar intentando amañar las elecciones en contra del senador.

Ante la insistencia de Trump y algunos republicanos la campaña respondió este lunes en una entrevista en el canal MSNBC con Chuck Todd que “no jugará ese juego”.

"No nos está ayudando (…) Lo que está tratando de hacer es llevar a los seguidores de Bernie a apoyarlo en su oposición al establishment demócrata, no jugaremos ese juego" dijo el asesor de Sanders Jeff Weaver.

Independientemente de en qué momento se den los resultados, el daño de imagen para el partido está hecho.

Es irónico que el proceso de selección del nominado empiece con un problema que puede generar dudas de algunos en la limpieza del proceso de selección y de esa manera generar peligrosas divisiones en un partido que necesita presentar un frente unido si quiere sacar a Trump de la Casa Blanca en las elecciones de noviembre.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés