Economía

¿Por qué es importante para EEUU que el Reino Unido siga en la Unión Europea?

La salida del bloque preocupa porque podría generar un revés financiero, un efecto dominó de otros países que quieran tomar la misma decisión y una inestabilidad económica que afectaría a la isla e incluso a la coalición de países europeos.
21 Jun 2016 – 4:04 PM EDT

Reino Unido decide este jueves con un referendo su permanencia en la Unión Europea (UE). Quienes apoyan la estancia en el bloque consideran que la economía del país se ha fortalecido con esta alianza y que una eventual salida representará un alto costo. Quienes se inclinan por la salida argumentan que la isla recuperará su crecimiento, ralentizado en 2016, y controlará más fácilmente los efectos de la crisis migratoria en Europa. Pero las preferencias están fragmentadas incluso entre partidarios.

Los últimos sondeos publicados el lunes por la noche muestran un resultado reñido y que pudiera favorecer a cualquiera de las dos opciones.

El del Daily Telegraph daba a los partidarios de seguir en la Unión Europea 49% de apoyo, frente a un cercano 47% que defiende el llamado Brexit, la salida del país de la Unión Europea. Mientras, otra encuesta realizada por The Times mostró 44% de apoyo a la salida, frente a 42% que quiere quedarse en el bloque.

Además, el asesinato a tiros y puñaladas de la parlamentaria laborista Jo Cox ha generado una moderación de los discursos en la recta final de la campaña y el voto a favor de la permanencia retomó con poca ventaja la delantera que holgadamente había mostrado dos semanas antes de la consulta.

Pero ¿qué ha dicho quién?

Para el primer ministro, David Cameron, la salida del Reino Unido es considerada "un salto a la oscuridad". Cree que podría devolver a Europa a los tiempos de guerras.

Dentro del mismo Partido Conservador de Cameron hay opiniones adversas. El exalcalde de Londres Boris Johnson, una figura de influencia en Reino Unido, se inclina por la separación dadas las diferencias culturales en Europa. Él equipara la idea de esta coalición con la hegemonía que imaginó el nazismo. "La Unión Europea es un intento de hacer lo mismo (que Hitler) por distintos métodos", dijo en mayo.

También vota por la salida del bloque el ministro de Justicia, Michael Gove, para quien el llamado Brexit "será el inicio de algo potencialmente más emocionante: la liberación democrática de todo un continente", declaró en abril al diario Telegraph.

Desde afuera también han resonado opiniones.

La más fuerte, la del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuyos argumentos han sido catalogados como "hipócritas" e "irrelevantes" por los partidarios de la salida.

"Reino Unido destaca cuando ayuda a liderar una Unión Europea fuerte (...) No creo que la Unión Europea modere la influencia británica en el mundo, la magnifica", declaró durante su visita en abril. Para Obama, la salida de los británicos podría restarles impacto en el mercado mundial e incluso retrasar acuerdos comerciales con Estados Unidos. También para Obama, colocaría a los británicos en una posición "más precaria" para combatir las amenazas terroristas.

También en Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed) decidió mantener intactas sus tasas de interees en parte por el impacto que podría tener una eventual ruptura de Reino Unido con la UE. El Brexit "es una decisión que podría tener consecuencias para las condiciones económicas y financieras de los mercados mundiales", dijo hace una semana Janet Yellen, presidenta de la Fed. "Si ocurre, podría tener consecuencias para las perspectivas económicas de Estados Unidos", agregó.

En el mismo tono alarmista del primer ministro Cameron, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, ha advertido que si Londres se retira del bloque, "los desertores no serán recibidos con los brazos abiertos" en Bruselas.

La canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente de China, Xi Jinping, también aspiran que gane el "no" y que Reino Unido permanezca dentro del bloque.

Por su parte, el virtual nominado presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, se anotó entre los que, de poder votar, se iría por el "sí". El multimillonario ve a la Unión Europea como un organismo "burocrático".

¿Por qué preocupa a EEUU?

1) Porque podría significar un revés financiero
La mayoría de los bancos de Wall Street operan en Londres, que es a su vez un vínculo de Estados Unidos con el resto de Europa. Así que muchas instituciones financieras deberán reconsiderar una reubicación de sus operaciones hacia otros países de la Unión Europea. Fuentes consultadas por la agencia AFP sostienen que los bancos analizan la posibilidad de abrir oficinas en Amsterdam, Dublin, Frankfurt y París.

2) Por la inestabilidad económica que se avecina
Varios informes de las principales calificadoras de crédito y bancos de inversión han anticipado que, de aprobarse el referendo a favor de la salida, el país vivirá meses de recesión que podrían afectar negativamente la entrada de capital, las exportaciones e incluso, aseguran, podría debilitar "las perspectivas de crecimiento de Reino Unido".
El magnate húngaro George Soros, que se enriqueció en 1992 apostando contra la moneda británica, anticipa que "la libra caerá de forma vertiginosa", al menos 15%, estimó.
Pero este lunes, las bolsas europeas –inestables en las últimas semanas– y la libra subieron, tras la remontada en la campaña de quienes optan por la permanencia en la Unión Europea.

3) Porque podría generar un efecto dominó
Si ganara el "sí" al Brexit, se teme que otros países miembros consideren también la decisión de salir.

4) Porque Reino Unido es un interlocutor de EEUU con Europa
Ambos países han mantenido lazos de cooperación históricos en temas militares y de seguridad. Londres ha sido un partidario de peso en la alianza que ha liderado Estados Unidos contra la organización terrorista conocida como Estado Islámico (EI, también conocido como ISIS) e incluso en la polémica intervención militar en Irak, ordenada en 2003 por el entonces presidente George W. Bush. También Estados Unidos es el principal país no europeo con inversiones en Reino Unido.

Publicidad