La economía de EEUU creció a un ritmo de 3.3% en el tercer trimestre, el mejor dato en tres años

La cifra del crecimiento económico entre julio y septiembre fue revisada al alza, luego de que se reportara un crecimiento de 3.0%. Se debió sobre todo a un aumento de las inversiones de empresas en inventarios y equipos.

La economía estadounidense creció a un ritmo anual de 3.3% entre julio y septiembre de 2017, lo que supone el mayor crecimiento económico en un trimestre fiscal en los últimos tres años, según informó este miércoles el Gobierno.

La cifra del tercer trimestre de 2017 - que fue revisada luego de que inicialmente se reportara un crecimiento de 3.0%- se debió sobre todo a un aumento de las inversiones de empresas en inventarios y equipos, lo que contrarrestó una moderación del gasto del consumidor. La economía estadounidense no había crecido a un ritmo tan alto desde al menos el tercer trimestre de 2014.

El crecimiento económico superó no solo las estimaciones de los analistas para el tercer trimestre, que rondaba un 3.2%, sino también el 3.1% de crecimiento que se registró en el segundo trimestre de 2017.

La recuperación económica desde la recesión de 2007-2009 está ahora en su octavo año y muestra pocas señales de fatiga. La economía está siendo impulsada por una mejoría del mercado laboral, que en su mayor parte ha mantenido el sólido desempeño que comenzó durante el primer mandato del expresidente Barack Obama.

El crecimiento del gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la economía de Estados Unidos, fue revisado a la baja, a una tasa de un 2.3%, en vez del ritmo de 2.4% reportado previamente. El gasto del consumidor había aumentado a una tasa robusta de un 3.3% en el segundo trimestre.

La desaceleración del gasto del consumidor probablemente refleja el impacto de los huracanes Harvey e Irma, que azotaron Texas y Florida en el tercer trimestre. El gasto también se ha visto contenido por el lento incremento de los salarios, que está forzando a los hogares a recurrir a sus ahorros para financiar compras.

El presidente Donald Trump llegó en enero a la Casa Blanca con la promesa de lograr un crecimiento anual superior al 3% aupado por un ambicioso plan que supondría la mayor reforma fiscal del país en varias décadas y recortaría los impuestos a las empresas y a muchos estadounidenses.

El plan ya ha sido aprobado en la Cámara de Representantes, pero está siendo discutido actualmente en el Senado, donde enfrenta obstáculos y tiene aún una salida incierta.

RELACIONADOS:EEUUDonald TrumpBarack Obama